«Queremos que cada freguesia de Madeira tenga un equipo de béisbol»

Un grupo de portugueses y venezolanos con el apoyo de las autoridades de la localidad de São Martinho se organizan para formar a niños y jóvenes en esta modalidad, que sueñan pueda florecer en la isla

0
203

Delia Meneses

José Fernandes nació en la rua do Til, en Funchal, pero emigró a Venezuela cuando tenía 11 años. A los 13 se apasionó por el béisbol al punto de que no le importaba dejar de comer para jugar pelota en las calles de Macarao. «En esa época, allí se practicaba en plena calle y a toda hora», recuerda Fernandes, quien regresó a Madeira en 2018 como tantos otros emigrantes.

Esta «fiebre» por el béisbol no se aplacó con los años, sus habilidades para el deporte rey venezolano hicieron que algunos lo compararan con Joe Fergunson, quien se hizo conocido por tener uno de los brazos de lanzamiento más fuertes de cualquier jardinero de las Grandes Ligas. Fue una pasión que quiso transmitir a su hijo, a quien llevaba religiosamente a las prácticas. En Venezuela, Fernandes, quien se dedicaba al comercio, también fue entrenador.

Cuando regresó a su tierra natal, la isla de Madeira, nunca pensó que esta disciplina se cruzaría nuevamente en su camino, hasta que en abril de 2019, Venecom, las autoridades de São Martinho y la Asociación de Basebol de Madeira organizaron un juego en el campo del Ejército (RG3), que reunió a unas 120 personas. Fue un domingo familiar para «matar saudades» y para empezar a darle forma a un sueño que comparten muchos de los que asistieron al encuentro: tener un campo de béisbol en Madeira.

Ese día Fernandes se sorprendió al percatarse que la disciplina tenía dolientes en la isla. Y no pasó mucho tiempo hasta que conformaron un equipo: el Basebol Club São Martinho, que ha venido practicando cada domingo en el campo de fútbol sintético en São Martinho, al lado del cementerio.

Junto a Fernandes está Antonio Sanz, un venezolano casado con una madeirense que adoptó la isla como su casa. Es gandolero de oficio, pero en su pueblo, Los Valles del Tuy, participaba activamente en los torneos de béisbol que se organizaban en la zona.

El deseo de ambos es que su deporte favorito tenga adeptos y jugadores en Portugal. «Si otros países como Italia, Holanda o Brasil han realizado campeonatos, por qué no hacerlo aquí», se preguntan.

Y en este camino han ido ganando aliados. João Inácio Abreu es profesor de Educación Física en la Escuela Secundaria Jaime Moniz, la institución educativa pionera en la práctica de esta disciplina en Madeira. Allí, sus 2.900 alumnos juegan béisbol desde el año 2000. El apoyo de Abreu ha sido fundamental, al igual que el de José Castanha, el entrenador Carlos Sousa, Duarte Caldeira, presidente de la Junta de Freguesia de São Martinho y Miguel Gouveia, presidente de la Cámara Municipal de Funchal.

«Sin ellos no hubiésemos podido hacer nada», asegura Fernandes quien, junto a Sanz, realizó una formación sobre la reglas del béisbol el pasado miércoles, que estuvo abierta a todos los amantes y practicantes de la modalidad. Se hizo en la junta de freguesia de São Martinho, donde cuentan con una oficina que les sirve de sede, cedida por la municipalidad.

«Nuestro anhelo es que en todas las freguesias de Madeira haya un equipo de béisbol», dice Fernandes. El trabajo se ha venido haciendo en dos vertientes: la conformación de un equipo de adultos y la realización de aulas formativas para los niños de las escuelas de la isla.

Ya realizaron actividades en el liceo Jaime Moniz, en la escuela do Carmo en Cámara de Lobos y en la escuela da Lombada en São Martinho. Además cuentan con el apoyo de la Escuela Básica da Ajuda para tener allí una escuela de béisbol. «Hay que sembrar la semilla en los más pequeños», aseguran los miembros de Basebol Club São Martinho.

La idea es reactivar la disciplina con el oxígeno que pueden darle los más de 10 mil venezolanos que han llegado a Madeira en los últimos años, no solo como una disciplina deportiva sino como una alternativa para reunirse, «matar saudades», preservar las tradiciones e integrar a los madeirenses al campo.

Los interesados en contactar a estos amantes de la pelota calienta para realizar formaciones en alguna institución educativa de la isla pueden hacerlo a través de los números 925927635 y 963517618.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here