«Que regrese la cultura del trabajo y del progreso»

«Que regrese la cultura del trabajo y del progreso»

0 226

Hijos y nietos de inmigrantes europeos se dirigieron a la multitud en la concentración del 2 de febrero

Delia Meneses

La tarima desde la cual habló Juan Guaidó, el pasado 2 de febrero, fue escenario de declaraciones por parte de hijos y nietos de inmigrantes europeos que llegaron a Venezuela en el siglo XX.

Descendientes de italianos, españoles, portugueses, alemanes y holandeses, tuvieron oportunidad de dirigirse a la multitud para explicar sus motivos de apoyar a Guaidó en su puja por lograr una transición política en el país.

Destacaron las oportunidades que tuvieron sus padres al momento de llegar a Venezuela y como, a pesar de las dificultades, inclusive del lenguaje, todos lograron progresar y criar familias enteras, algo que, dicen, no se puede hacer en la Venezuela del chavismo.

“Tengo dos años sin ver a mi hermano y a mis dos sobrinas que emigraron a Porto hace dos años en busca de una vida mejor” dijo Mery de Freitas, luso-descendiente que integró la manifestación de este sábado que colmó la avenida principal de Las Mercedes.

Elsa Ferraz, docente de Biología e investigadora, recordó que su padre, un madeirense que llegó al país en el barco Santa María, murió hace muchos años víctima de la delincuencia. Su madre asumió el negocio familiar, una panadería, para poder criar a sus hijos.

“En este país prosperamos gracias al esfuerzo y al trabajo duro. Hoy, esa cultura del trabajo se ha perdido”, dijo Ferraz, para quien lo más grave en la actualidad es la ausencia de tratamientos para la gran mayoría de los pacientes en los servicios de oncología públicos. “A nivel privado, los pacientes deben comprarlos en el exterior o a través de bachaqueros, a costos súper elevados”.

Para Elisa Vasquez, Venezuela ha sido solidaria con países como España, Portugal e Italia. “Muchos inmigrantes vinieron de esas tierras. Venezuela les pide ayuda urgente. No son momentos de posiciones tibias. Son momentos de apoyar de forma irrestricta a un pueblo que lo necesita”, dijo durante la manifestación en la que se solicitó el apoyo de la Unión Europea.

Guaidó, durante su discurso, no prometió una gran revolución o una gran gesta, apenas dijo que se buscará recuperar la normalidad en la vida cotidiana, que la familia venezolana pueda reencontrarse y que los que han emigrado regresen.

“Cerramos un enero victorioso, con el reconocimiento de casi 60 países. No es el reconocimiento a Guaidó, sino a la lucha democrática del país”, manifestó.

Antes de finalizar, Guaidó tomó de nuevo juramento a los asistentes: “juramos mantenernos en las calles hasta que cese la usurpación, tener un gobierno de transición y elecciones libres”.

“Yo nunca voy a marchas, pero vine a ésta porque es una de las últimas antes de ser libres”, dijo de Freitas.

El nuevo escenario revivió el entusiasmo por manifestar en las calles por parte de los partidarios de la oposición, especialmente a partir del 23 de enero.

Chavistas también marcharon en la capital venezolana

El 2 de febrero los seguidores de Nicolás Maduro también calentaron las calles y se concentraron en la avenida Bolívar para recordar los 20 años de la insurrección militar que protagonizó Hugo Chavez el 4 de febrero.

A las 2:30 p.m. en las tomas cerradas de la televisora del Estado (VTV) la avenida Bolívar lucía llena de gente cuando en realidad el lugar tenía un flujo moderado de partidarios del gobierno. La mayoría eran funcionarios de la administración pública.

Durante el discurso de Nicolás Maduro el chavismo gritaba: “carcel para Guaidó”. A lo que el presidente respondió: “Todo a su tiempo, sabemos lo que tenemos que hacer y cuando hacerlo”.

Para el analista político, Ángel Liendo, en el plano político está clara la estrategia de Maduro: llamar a un adelanto de elecciones para elegir una nueva Asamblea Nacional.

Ningún canal de televisión de señal abierta transmitió las concentraciones opositoras que se realizaron en todos los estados del país.

No hay comentarios

Leave a Reply