Sociedad de Beneficencia de Damas Portuguesas celebró medio siglo de existencia

Sociedad de Beneficencia de Damas Portuguesas celebró medio siglo de existencia

0 185

Un país en crisis, más niños, adultos y personas mayores que necesitan ayudas y medicinas, son algunos de los nuevos retos de la Sociedad de Beneficencia de Portuguesas; institución fundada hace 50 años en Venezuela y que el pasado fin de semana celebró por todo lo alto la hazaña con un almuerzo de caridad en las instalaciones del Salón Nobre del Centro Portugués, en Caracas. Durante la jornada estuvo presente la fundadora de la institución, Susana Meave Teixeira de Sampaio.

«A la beneficencia llegan personas de todas las edades en busca de ayuda. Niños, no tan niños, adultos y viejos «, explicó a Agencia Lusa la actual presidenta de la institución, Fátima Pita, haciendo hincapié en que los niños necesitan principalmente medicamentos y los jóvenes de ayuda económica para estudiar, porque los padres no pueden y ellos necesitan prepararse.

«Los adultos que piden ayuda son porque no tienen trabajo o porque ganan muy poco. Los adultos mayores llegan en busca de un lugar donde pasar el resto de sus vidas y van para el Hogar Padre Joaquim Ferreira «, que fue proyectado por las Damas y fundado hace 15 años, acogiendo en promedio a 70 personas, precisó.

Por otro lado, explicó, hay portugueses que necesitan «ayuda espiritual, una palabra amable», función que también cumplen las damas de la caridad. «Siempre que la gente cuente sus problemas tratamos de darles también esa ayuda espiritual, porque una palabra amiga para ellos significa mucho, más aún en estos tiempos como lo que estamos pasando aquí en Venezuela, donde faltan medicamentos , alimentos y muchas cosas más», dijo.

Preguntada sobre si el agravamiento de la crisis obstaculiza el funcionamiento de la beneficencia, dijo que «hay muchas amigas, amigos, conocidos, que tienen esa fuerza para seguir ayudando». «La beneficencia va a continuar y esperamos que las personas que ahora nos ayudan continúen ayudándonos. Tal vez sean los hijos de esas personas los que nos ayuden, porque aprendieron a dar, porque han visto cómo dan a sus padres «, dijo.

Sin embargo, las «Damas de Beneficencia» tienen otro nuevo desafío: el de mantener la actividad con un número de señoras que se está reduciendo, porque la crisis está apartando a las personas del país. «Estábamos al menos 25 mujeres, pero muchos de ellos debido a la situación en el país, volvieron a sus lugares de origen, principalmente Portugal y Madeira. Actualmente somos 15 señoras trabajando «, subrayó.

Pita insta a los luso-descendientes y portugueses, arraigados en Venezuela, a «unirse a fines benéficos», que son parte de una obra «tan hermosa». «Estamos con los brazos abiertos para recibir a las personas que quieran compartir esta obra tan hermosa que es ayudar a las personas más necesitadas», concluyó.

La Sociedad de Beneficencia de Damas Portuguesas fue fundada en 1969; año en el cual, el 02 de diciembre celebró su primera actividad benéfica a bordo del barco Santa María (que llevaba a portugueses hacia Venezuela) y que, además de las autoridades portuguesas, contó con la presencia del ex presidente de Venezuela, Rafael Caldera. Almuerzos, cenas, bingo, fiestas y festivales son algunas de las actividades que las «Damas de la Caridad», realizan periódicamente para recoger fondos para ayudar a los portugueses necesitados.

No hay comentarios

Leave a Reply