Solicitan la creación de línea telefónica gratuita para apoyar a la diáspora

Solicitan la creación de línea telefónica gratuita para apoyar a la diáspora

0 529

Consejeros enviaron una carta a la Secretaria de Estado de las Comunidades, Berta Nunes

Delia Meneses

El Consejo Permanente de las Comunidades Portuguesas envió un conjunto de recomendaciones al Gobierno portugués para que los portugueses en la diáspora que necesitan apoyo social puedan tener, durante la pandemia, con quién comunicarse.

Entre las recomendaciones se encuentra, en primer lugar, la creación de una línea telefónica centralizada y gratuita en Lisboa para apoyar a los portugueses en el extranjero que necesiten información o apoyo social.

La carta, dirigida a la Secretaria de Estado para las Comunidades Portuguesas, Berta Nunes, y firmada por el presidente del Consejo Permanente, Flávio Alves, defiende, “por analogía a los casos de repatriación, la creación de una línea telefónica gratuita de apoyo de emergencia, centralizada en los servicios en Lisboa «, a las comunidades portuguesas «que necesitan información o apoyo social en este momento grave».

“La disponibilidad y amplia difusión por parte de las oficinas consulares de una línea telefónica de emergencia (local), para recibir demandas y solicitudes de portugueses en una situación de vulnerabilidad y que necesiten asistencia médica o social urgente”, es la segunda de las recomendaciones realizadas.

Los consejeros solicitan al Gobierno que proporcione a los consulados los contactos directos de los consejeros del Consejo de Comunidades Portuguesas en esa área, para que puedan compartir y difundir información o acciones conjuntas destinadas a la «asistencia urgente a los más vulnerables».

En la misma carta, el Presidente del Consejo Permanente declara que pidió a los consejeros que verifiquen con sus comunidades un conjunto de situaciones, incluida la posible existencia de personas vulnerables o necesitadas de algún apoyo social en el área consular, y si obtuvieron o no ese apoyo.

También preguntó a los consejeros si tenían conocimiento, además de la línea de retorno, (+351 217 929 755), de otra línea de emergencia puesta a disposición por los consulados en su área para recibir solicitudes de personas en dificultades.

El Consejo concluyó que «debido a la pandemia, la asistencia a las oficinas consulares se redujo o incluso se cerró», lo que consideran «admisible en este período grave», pero algunos proporcionaron correo electrónico o una línea telefónica de emergencia local para atender los casos urgentes.

Sin embargo, hay «portugueses radicados en el extranjero que fueron golpeados mortalmente por el Covid-19» y «hay casos de personas vulnerables que necesitan algún apoyo, incluso personas que están en cama o que no pueden o, por miedo, no quieren salir de casa».

Según la misiva, estas personas ha sido apoyadas por la sociedad civil, por los consejeros, los movimientos asociativos locales o por la creación de grupos en las redes sociales en los que se comparten buenas prácticas e información oficial.

Más allá de esto, «la única difusión masiva en todas las comunidades fue la de la línea telefónica + 351217929755, para repatriar a aquellos que residían en Portugal».

En la carta dirigida a Berta Nunes, los consejeros señalaron algunas fallas en los medios de comunicación social portugueses al informar sobre lo que está sucediendo en las comunidades.

«El importante trabajo de los medios portugueses para visibilizar el impacto del covid-19 (en Portugal y en otros países) debe extenderse a los informes sobre lo que están pasando nuestras comunidades, en diferentes grados y, especialmente, los más vulnerables», señalan .

No hay comentarios

Leave a Reply