“Sueño con un campo de béisbol en Madeira”

“Sueño con un campo de béisbol en Madeira”

0 110

Más de 120 lusovenezolanos participaron en un torneo el pasado domingo en la freguesía de São Martinho, Funchal, para reactivar este deporte en la isla y mantener la conexión con sus raíces

Delia Meneses

La Asociación de Basebol de Madeira se encargó de correr la voz entre los fanáticos y las redes sociales también difundieron la invitación al Torneo Venezuela Portugal. Más allá de un evento deportivo fue un encuentro de decenas de familias lusovenezolanas, que compartieron la música, la alegría y la jocosidad criolla, y que se congregaron gracias al deporte rey venezolano: el béisbol.

El torneo, que se realizó en el campo del Ejército (RG3), en la freguesía de São Martinho y que reunió a unas 120 personas, fue un domingo familiar para “matar saudades” y para empezar a darle forma a un sueño que comparten muchos de los que asistieron al encuentro: tener un campo de béisbol en Madeira.

El primero en verbalizar este anhelo fue Pedro Rodolfo Freitas, fundador de la Asociación de Basebol de Madeira, quien junto a su esposa dio vida a esta organización en el año 2004. Eran buenos tiempos para esta modalidad en la isla, pues entre 2004 y 2009 se realizaron innumerables torneos en el campo de béisbol de Campanario, espacio que hoy se encuentra abandonado. En estos cinco años dorados se volvieron tantos que fue necesario crear equipos, llegaron a conformarse hasta ocho, entre ellos figuran: Funchal, Curral das Freiras, Caciques, Campanario, Calheta, Montecristo.

Un poco por la crisis esta práctica acabó por caer en el olvido. Pero algo está cambiando producto de la fuerza de voluntad de algunos amantes de la pelota: Freitas, Gonzalo Mendez y Carlos Sousa. El torneo del domingo pasado pretende reactivar la disciplina en la isla con el oxígeno que pueden darle los miles de lusovenezolanos que han llegado a Madeira en los últimos años.

En el campo del RG3 se encontraron familias recién llegadas y otras con varios años en la Región. Ese día se formaron de forma espontánea cuatro equipos que participaron en dos partidos de tres innings cada uno. Se repartieron 60 medallas.

El “turno al bate” fue primero para los niños como Valeria Aguiar, que llegó hace tres meses a Madeira y estudia quinto grado. “Nos hacía falta sentir el ambiente venezolano por eso vinimos”. A su lado estaba María Paula Cabrera, 12 años, quien ya está en la isla desde 2015. “Mi papá dijo que quería jugar béibol para ‘matar saudades’ de su tierra natal”.

Johen Cáceres está en Madeira desde septiembre de 2018 proveniente de Ciudad Bolívar. El domingo le daba indicaciones a su hijo Samuel, de 9 años, sobre cómo lanzar la pelota. “Él jugaba en Venezuela y no quiero que se le olvide”.

Los papás de Gabriel estaban más emocionados que él. El pequeño, de seis años, parecía desorientado, no sabía cómo agarrar la pelota o el guante, era su primer encuentro con el deporte rey de Venezuela y no salió bien librado. “Él nació en Madeira pero queremos que mantenga la conexión con sus raíces y sobre todo con esta modalidad que forma parte de nuestra idiosincrasia”.

El evento fue la oportunidad para anunciar la reactivación de la Asociación de Basebol de Madeira, cuyo rostro visible, Freitas, pidió apoyo a las instituciones para conseguir que el béisbol tenga un espacio oficial en la Región Autónoma, un campo para entrenar y organizar torneos. “Queremos trabajar en dos vertientes: conformar los equipos de adultos y participar en la realización de aulas formativas para los niños de las escuelas de la isla”.

Es una aspiración compartida por João Inácio Abreu, profesor de Educación Física de la Escuela Secundaria Jaime Moniz, una de las pocas instituciones educativas donde se practica esta disciplina desde hace quince años. “El béisbol forma parte del programa académico y a los estudiantes les gusta bastante porque lo ven mucho en la televisión y en las películas. A esto se suma la presencia de los venezuelanos que traen la pasión por este deporte. En el liceo Jaime Moniz hay 2.900 alumnos y todos los salones juegan béisbol”.

Abreu destaca que para promover esta modalidad lo más importante es la formación, pues es necesario comenzar por las bases. Por ello, la Asociación de Basebol de Madeira, a través del entrenador Carlos Sousa, dará aulas formativas en el liceo Jaime Moniz. La idea es replicar esta iniciativa en otras escuelas de Madeira, “además de realizar eventos como éste no solo en Funchal sino en los otros municipios de la isla. También es importante preparar entrenadores y árbitros”, comentó Abreu.

Freitas invitó a todos los interesados en aprender y practicar béisbol en la isla a acercarse todos los domingos de 12 a 1 a los entrenamientos que se realizan en el campo de fútbol sintético en São Martinho, al lado del cementerio. También lanza un desafío a las mujeres para que se animen a integrar un equipo de softbol.

Ana Cristina Monteiro, presidenta de Venecom y una de las organizadoras de la actividad, junto a la Junta de Freguesía de São Martinho, precisó que el objetivo es fomentar la integración y el fortalecimiento de la cultura y las costumbres venezolanas en Madeira. “Así como nuestros padres llevaron sus tradiciones a Venezuela para hacer sentir su tierra ahora queremos hacer lo mismo en la isla”.

El material de juego fue cedido por el liceo Jaime Moniz y la Asociación de Basebol de Madeira se encargó de marcar el campo con cal. Para muchos de los presentes, el béisbol era el deporte de su infancia y de su juventud, por lo que la tarde estuvo llena de buenos recuerdos y deseos de que la jornada se repita pronto.

NO COMMENTS

Leave a Reply