Terminó el plazo para los acreedores de Banif reclamar créditos

Terminó el plazo para los acreedores de Banif reclamar créditos

0 40

El plazo para que los acreedores de Banif puedan reclamar los créditos que tienen sobre el banco en liquidación terminó el pasado jueves, según la decisión del tribunal responsable del proceso de liquidación.

En junio pasado, el Banco de Portugal ordenó la liquidación de Banco Internacional do Funchal (Banif), tras la retirada por parte del Banco Central Europeo (BCE) la autorización para ejercer la actividad, lo que dio lugar a principios de julio que el Tribunal de Primera Instancia decidiera el inicio del procedimiento de liquidación, a nombrar a la comisión liquidadora (constituida por José Manuel Bracinha Vieira, Carla Sofía Rebelo y João Luís Figueira) y a fijar un plazo para la reclamación de créditos.

En lo que se refiere a estos créditos, podían ser reclamados durante 30 días después de la decisión del tribunal (y el tiempo de edicto), plazo que, según dijo a la Lusa fuente vinculada al proceso, terminó el jueves. Los reclamos debían ser presentados o enviados por correo certificado a la Comisión de Liquidación de Banif, con domicilio en la Avenida da Liberdade, 230 a 230 A, Piso 6, 1250-148, Lisboa. Los acreedores debían hacer la solicitud de reclamos de créditos con los respectivos documentos que los comprueben.

En diciembre de 2014, Banif ha sido objeto de una medida de la resolución por la decisión del Gobierno y el Banco de Portugal. En ese momento, varios miles de clientes e inversores del banco se consideraron lesionados.

Entre los afectados son cerca de 3.500 los tenedores de bonos, que surgen en gran parte de las regiones autónomas de Madeira y las Azores, así como también de la comunidad portuguesa en África del Sur, Venezuela y Estados Unidos, una pérdida total de 263 millones de euros.

Además de estos, todavía hay que considerar 4.000 obligacionistas de Rentipar (‘holding’ a través de la cual las hijas del fundador del Banif, Horacio Roque, tenían su participación), que invirtieron 65 millones de euros, y aún 40 mil accionistas, de los cuales 25 mil proceden de Madeira.

Una parte de la actividad del Banif fue adquirida por Santander Totta por 150 millones de euros, y se creó la sociedad-vehículo Oitante, para donde fue transferida la actividad bancaria que el comprador no adquirió.

NO COMMENTS

Leave a Reply