“El Tiempo de las Mandarinas” visibiliza la cruda realidad de la mujer...

“El Tiempo de las Mandarinas” visibiliza la cruda realidad de la mujer venezolana

0 193

El director luso descendiente, Alejandro Dos Santos, trae una nueva propuesta donde el foco principal gira entorno a la violencia de género y la trata de blancas. La obra está basada en el guión original del argentino, Rafael Nofal, que relata las historias de diferentes mujeres que han sido víctimas del maltrato

Oscar Sayago

El dramaturgo, Alejandro Dos Santos, realizó el montaje de esta obra que se presentó en los espacios de Teatrex, la misma está basada en el guión original del argentino, Rafael Nofal.

La pieza teatral relata las diferentes historias de mujeres que han sido víctimas de violencia de género. En propias palabras del director, la obra se centra primordialmente sobre la trata de blancas y la prostitución forzada, además de la violencia contra la mujer.

Esta obra está inspirada en los hechos que se vivieron en Argentina en el 2011, con la desaparición de la joven María Cash, que hasta el sol de hoy, no se tiene ninguna información sobre su paradero.

La obra de teatro, cuenta las historias sin ningún tipo de orden cronológico y de una manera amena para que el público entienda la cruda realidad de cada uno de los personajes.

La asistencia de dirección está a cargo de Glenda Medina y la producción general es por María Fernanda Leal. De igual forma, la pieza teatral cuenta con las actuaciones de Bárbara Acevedo (Las Brujas de Salem, Cucarachas), Kimberly Bravo (Las Brujas de Salem, Las Aventuras de Jack, Lucy en el cielo con diamantes), Glenda Medina (Las Brujas de Salem, Profundo, Pandemonium) y Mary Ann Moleiro (Nuestra Señora de las Nubes, Máscaras, Rebelión en la granja).

El impacto de “El Tiempo de las Mandarinas”

Durante una entrevista al CORREIO, Alejandro Dos Santos nos platico acerca de “El Tiempo de las Mandarinas”, y de cómo esta obra comparte ciertas similitudes con la situación que vive el país. “Quise presentar esta obra en Venezuela porque es un tema que vivimos en una base diaria. Se ha vuelto común ver en prensa o en cualquier medio sobre alguna mujer asesinada o que se le ha infringido sus derechos básicos”.

El joven dramaturgo relata la importancia de esta obra para todo el público, ya que esta pieza en particular toca temas sensibles que la mayoría de los venezolanos tienen que vivir día a día. “Con esta obra queremos hacer eco a aquellas personas que se le ha arrebatado su voz. Uno de los casos que más nos ha impactado fue el de la joven Linda Loaiza, una estudiante de la UNEARTE que fue víctima de diversos maltratos”.

Cabe destacar, que el caso de la joven de 18 años estremeció al país en el 2001, ya que fue víctima del conocido en ese entonces “El monstruo de los Palos Grandes”. Sacando este caso a la luz, el equipo de “El Tiempo de las Mandarinas” quiere crear conciencia sobre el maltrato hacía la mujer, exponiendo en escena 15 historias sobre mujeres que han sido marcadas de por vida.

Además de tocar temas de violencia y maltrato, la obra posee un enfoque único que se inclina a mostrar el lado más bondadoso de la mujer, como también reluce la inocencia y la niñez. Mientras avanza la obra se puede observar que la misma toma un tono más maduro, pero toda la pieza gira entorno de la niñez y de los recuerdos.

“Para esta obra quisimos hacer un énfasis especial en la niña que quiere ser libre, en esa infante que lo único que anhela es jugar, pero por desgracia, termina en este mundo de horror al cual no está preparada”, expresó Dos Santos.

La obra trabaja en medio de lo que sería los espacios públicos, todas las escenas transcurren en medio de un parque. Dos Santos explica que la razón de esto es porque se apuesta por una estética de lo lúdico, donde el parque representa un espacio de encuentro, donde las chicas de las historias se reúnen para conmemorar a las otras víctimas o a sus compañeras desaparecidas.

“La obra se presta para muchas libertades, el autor no fija un orden cronológico, pero al leer la obra se puede ver cierta unión. Se puede seguir con un orden cronológico si se analiza bien o puede tener un orden cíclico. En este caso, preferí contar esta historia sin tener un orden estipulado”, expresó Dos Santos.

El maltrato hacía la mujer persiste en Venezuela

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), definió a la violencia contra la mujer como: “Cualquier acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino, que tenga o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, que incluye las amenazas de tales actos, la coacción, o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se produce en la vida pública como en la privada”.

Según la directora de la ONG Centro de Justicia y Paz (Cepaz), Beatriz Borges, indicó que en 2016, 40% de las mujeres venezolanas fueron víctimas de algún tipo de violencia, lo que demuestra que el país vive este tipo de situaciones desde hace años.

Actualmente, la ONU aportó un nuevo estudio donde se evidencia que una de cada tres mujeres en el mundo, es decir un 35% de la población mundial, ha sufrido violencia física y/o sexual de pareja o violencia sexual por terceros en algún momento de su vida.

Mientras la media global de casos es de 3 por cada 10 mujeres, en Venezuela la proporción está 10% por encima, formando parte de la lista de las 15 naciones con más feminicidios del mundo. “La tasa de femicidios en Venezuela es poco más de 5,5 por cada 100 mil mujeres, es decir 145 femicidios en una población de 14,5 millones de mujeres”, apunta el texto proporcionado por la ONU.

Un dramaturgo que busca expandir sus horizontes

Alejandro Dos Santos es tesista en la Escuela de Artes Escénicas de la Universidad Central de Venezuela (UCV). A lo largo de su carrera, el joven luso se ha formado con diversos profesores de alto renombre, como Angélica Arteaga (Ga80) y Armando Álvarez (Skena).

“El Tiempo de las Mandarinas”, es la primera obra que dirige Dos Santos fuera del ámbito académico, aunque su debut como director lo hizo con el monólogo “El Hombre de la Rata” de Gilberto Pinto. Así mismo, también participó en las obras “Las Brujas de Salem” y “El Lado Oscuro del Corazón”, y a su vez, laboró como asistente de producción en la obra “Granada” en el Ga80.

Actualmente, Dos Santos pertenece al Grupo Teatral Preludio, pero su firma profesional es “Mangle Producciones”. El dramaturgo comenta que, “El Tiempo de las Mandarinas”, ha sido un proyecto que se ha venido materializando gracias a la labor de un grupo de amigos de la universidad.

Por su parte, el dramaturgo relata el porqué es tan difícil ser actor en un país como lo es Venezuela. “Lo principal sería que es un trabajo ingrato en el sentido de lo económico, ya que se tiene que invertir mucho tiempo para los ensayos, reuniones, maquillaje, vestuario, diseño, entre otras cosas. La actual crisis económica que vive Venezuela dificulta el pago de cada uno de los integrantes, y con esto, uno tiene que buscar alternativas para poder seguir haciendo teatro de calidad”.

Para Finalizar, Alejandro Dos Santos dejó un consejo a todas esas personas que quieran incursionar en el mundo del teatro. “Lo primordial es tener una buena educación, tenemos que estar en constante aprendizaje para poder llegar a ser un buen profesional. Por otro lado, hagan caso omiso a lo que dice la gente, si tu trabajas y haces lo que a ti te gusta vas a ver que el éxito va a llegar a ti”.

NO COMMENTS

Leave a Reply