Un equipo centenario que llena de orgullo a los luso-venezolanos

Un equipo centenario que llena de orgullo a los luso-venezolanos

0 172

Al menos seis jugadores criollos han pasado por el Club Desportivo Nacional de Madeira. En 2005, su presidente Rui Alves visitó Venezuela y se reunió con las autoridades de la Federación Venezolana de Fútbol

Delia Meneses

La escalada del Club Desportivo Nacional de Madeira a la primera división del fútbol portugués no solo modifica el principal tablero del balompié en el país. El regreso de este equipo centenario también puede ser el catalizador de una nueva dinámica en la Región Autónoma, al devolverle un mérito que, aseguran muchos fanáticos locales, es de los madeirenses que siempre han respaldado a los alvinegros.

El arribo del club a la I Liga reivindica a la isla que ha visto languidecer su economía y que corre el peligro de perder todo su capital turístico por fuerza de la pandemia que sacude a Europa y al mundo entero. Para los luso-venezolanos, este equipo es una fuerza que tiene mucho que decir en el panorama deportivo de Portugal.

El que fue el segundo club de Cristiano Ronaldo también ha sido la casa de al menos seis jugadores venezolanos. El delantero Jhonder Cádiz, al finalizar el préstamo con el Unión de Madeira vistió por tres años los colores del C.D Nacional que se encontraba en la primera división en 2016. En ese momento Cádiz se unió a su compatriota venezolano Jhon Murillo, quien también jugaba con los insulares como préstamo por parte del Benfica.

Víctor García, futbolista venezolano que juega hoy en el Vitória de Guimarães de la Primera Liga Portuguesa, en agosto de 2016 fue cedido al Clube Desportivo Nacional por el Futbol Club de Porto. En 2017, fue el delantero criollo Fernando Aristeguieta el que vistió la camiseta del Nacional de Madeira, luego de que el vinotinto viera acción en en el fútbol francés con el Nantes.

Fue en julio de 2011, cuando el venezolano Mario Rondón anunció su fichaje por el equipo que preside Rui Alves, con el que firmó por 5 temporadas. Para el 19 de abril de 2014, el delantero anotaría 3 de los 5 goles del Nacional contra el FC Paços de Ferreira. Este resultado se convertiría en la mayor goleada como visitante en la historia del club de Madeira. Además certificaban su participación en la UEFA Europa League 2014-15, donde caerían eliminados en Fase Previa por el Dinamo Minsk F.C.

En la temporada 2013-2014, el caraqueño firmó su mejor temporada al anotar 12 goles con el Nacional de Madeira. El luso-descendiente Carlos Manuel Gouveia Gonçalves juega como defensa y su actual equipo es el União Madeira pero entre 2004 y 2005 estuvo en las filas del equipo alvinegro donde también se inició José Peseiro, el recién nombrado entrenador de la Vinotinto.

Una casa del Nacional en Venezuela

El periodista deportivo Antonio da Silva recuerda que en el verano de 1988 el Clube Desportivo Nacional viajó a Venezuela a jugar con el Marítimo en el Estadio Brígido Iriarte, un encuentro al que asistió en compañía de su padre.

Los lazos con el país sudamericano se refuerzan en diciembre de 2005, cuando el presidente del equipo, Rui Alves, marcó presencia en el aniversario del Correio de Venezuela en el Centro Portugués de Caracas y aprovechó su visita para compartir con la comunidad luso-venezolana. Su llegada al país quedó marcada por una anécdota poco feliz: la inseguridad lo sorprendió subiendo la autopista Caracas-La Guaira cuando un motorizado lo dejó sin su reloj.

Durante su estadía se reunió con los representantes de la Federación Venezolana de Fútbol. En ese momento, el Nacional se encontraba liderando la I Liga portuguesa y hasta se hicieron planes para la realización de un torneo en Caracas en el que participarían los alvinegros y otros equipos de Venezuela y Brasil.

La nutrida comunidad portuguesa de Guatire aún recuerda los planes de inaugurar una casa del Club Desportivo Nacional en esa zona. Alves tuvo la oportunidad de visitar el edificio de la empresa «Flash Color», cuyos socios habilitaron un área de 120 metros cuadrados para la sede provisional del equipo en Venezuela, país donde este club aún conserva muchos adeptos.

El empresario Agostinho Ferreira, natural de la freguesía de São Martinho, y fanático de los alvinegros, fue uno de los principales promotores de la idea de establecer la casa del Nacional en el país. La presencia de Alves, quien trajo camisetas del club y una vistosa bandera del CDN, hizo posible el surgimiento de un equipo, integrado por jóvenes entre los 15 y los 17 años, que tuvo su sede en el Centro Cultural Virgen de Fátima de Guatire. Esta escuela permitió el intercambio deportivo con la isla de Madeira.

Regresó al lugar que le pertenecía

En la Asamblea Legislativa de la Región Autónoma de Madeira fue el diputado luso-venezolano Carlos Fernandes, quien en representación de la bancada del PSD, felicitó al Nacional por su regreso a la primera división. «Aunque la subida resultó de una decisión administrativa, el desempeño del equipo dentro del campo no deja dudas con relación al mérito del Nacional de Madeira. El mejor ataque del campeonato, la mejor defensa, sin olvidar que el equipo estuvo 19 jornadas en los lugares de promoción y ocupó ese puesto consecutivamente desde la octava jornada del campeonato», dijo Fernandes en su intervención.

Agregó que el CDN nunca caminó solo a la segunda liga, la fanaticada madeirense siempre estuvo presente como el décimo segundo jugador y la bandera de Madeira nunca faltó en los juegos. El Gobierno de la Región Autónoma resaltó que este regreso al principal escalón del fútbol portugués cobra mayor importancia por el momento crítico que estamos pasando, pero también es un símbolo de la resistencia del club y de su capacidad para enfrentar, con éxito, un desafío que no parecía fácil. «Es en los malos momentos cuando se puede ver la fibra, la capacidad de superación. Nacional demostró nuevamente esta fibra que caracteriza al club», dijo Miguel Albuquerque.

Venezolanos en Madeira

Julio César Martínez

El Nacional ha tenido jugadores venezolanos y me atrevería a decir que la comunidad luso-venezolana, con ascendencia madeirense, se divide entre fanáticos del Nacional y del Marítimo. De esta noticia he visto muchas reacciones positivas de luso-descendientes. El simple hecho de tener otro equipo de Madeira en la liga principal, ya es motivo de alegría para la comunidad. Desde el punto de vista deportivo, es un gran alcance para la franquicia, ya que demuestra su evolución y sobretodo el compromiso con la fanaticada. Además es un gran aporte para la economía de la isla ya que Madeira recibirá dos veces la visita de los grandes equipos y con ello el aumento de ingresos por turismo deportivo.

Jesús Ferreira

En Venezuela siempre seguíamos a todos los equipos que tenían relación con la isla, ya sea el Marítimo, el Unión o el Nacional y nos emocionábamos con sus logros. Ahora que vivimos en la Región continuamos apoyando el deporte regional. Con el regreso a la I Liga del fútbol portugués este club tiene la oportunidad de competir para llegar a las competiciones europeas importantes. Esto demuestra la vitalidad del deporte en la región y aumentará la contribución que la actividad deportiva deja al turismo y a la economía de Madeira. Toda la isla y sus residentes se benefician.

No hay comentarios

Leave a Reply