Un nuevo tiempo para las artes escénicas

Un nuevo tiempo para las artes escénicas

0 390

La movida cultural en Venezuela se ha tenido que adaptar a los cambios impuestos por el COVID-19. El uso de las plataformas virtuales se ha vuelto indispensable para la divulgación del trabajo cultural que se lleva a cabo en el país

Oscar Sayago

El coronavirus ha cambiado las reglas del juego para todos los venezolanos, desde el emprendedor que intenta sacar adelante su nuevo negocio hasta el profesor que intenta brindarle educación a jóvenes estudiantes; todos han tenido que buscar nuevas alternativas para seguir creando e innovando en tiempos de cuarentena.

Todos los sectores del país se han visto afectado por la pandemia, pero, la movida cultural ha tenido que buscar nuevas alternativas para seguir promoviendo y produciendo contenido de calidad. Iniciativas por parte de centros culturales y artistas independientes no han parado de aparecer en plataformas sociales desde el pasado mes de marzo.

Desde monólogos, stand-ups, podcast, conversatorios y lives por redes sociales, han surgido numerosas iniciativas y dinámicas para mantener activa a la comunidad durante estos tiempos de incertidumbre. Por otra parte, centros culturales como La Asociación Cultural Humboldt, Centro Cultural Chacao, Centro Cultural BOD y el Trasnocho Cultural, han optado por divulgar entrevistas, obras teatrales, musicales y mucho más a través de sus plataformas; ya sea con libre acceso para el público o ingeniando nuevas alternativas para que las personas puedan disfrutar de la belleza de las artes en la comodidad de sus hogares.

A su vez, la creación de nuevas plataformas virtuales ha brindado una alternativa de entretenimiento y educación. Entre estas creaciones yace el Centro Cultural Virtual Isla-e, propuesto por Richard Patiño, creador y especialista en diseño e-learning. Esta plataforma además de ofrecer obras teatrales también brinda capacitación online. Desde su creación, algunas de las obras que se han presentado son: “Caso de casa”, “Realidad muy restringida”, “Animalismo”, entre otras piezas.

La cuarentena ha servido como un momento para tomar un paso atrás, buscar un nuevo ángulo para replantearnos una nueva salida para que sigamos contribuyendo a la sociedad. Por esto, distintos artistas y creativos cedieron su tiempo al CORREIO para hablar sobre la importancia del uso de la creatividad y el futuro del teatro en el panorama actual que vivimos.

Tiempos de reinvención

Nuevas oportunidades han ido surgiendo paulatinamente, desde la creación de nuevas aplicaciones, como lo pueden ser delivery, hasta plataformas de entretenimiento o nuevos medios de comunicación. El mercado sigue evolucionando para presentar nuevas creaciones en las distintas áreas para el consumo de la población.

En conversación con las actrices Silvia De Abreu, Anakarina Fajardo y Karla Fernandes, pudimos tener una mirada más clara sobre el rol que juega el ingenio y lo importante que es emplear recursos que uno tiene a la mano para sobrellevar cualquier situación. A su vez, como las personas buscan adaptarse a las alternativas digitales para dar a conocer sus trabajos.

De Abreu y Fajardo concuerdan que, aunque la cuarentena ha frenado distintos proyectos, se tiene que buscar una forma para seguir realizando esas actividades que apasionan a cada uno. “Como manera para mantenerme activa he estado grabando monólogos con Marcos Purroy de sus obras. También he trabajado con él en un taller basado en la técnica del poder de la imaginación en el actor; a su vez, he complementado mi formación escribiendo obras breves”, comentó De Abreu.

Por otra parte, Anakarina Fajardo comenta que aunque no ha podido participar en ningún proyecto en plataformas virtuales o de streaming, sí ha podido continuar con su formación en las distintas ramas de las artes escénicas haciendo uso de las herramientas que ofrece actualmente la tecnología. “He continuado aprendiendo de actuación, de dramaturgia, expresión corporal, producción, mercadeo teatral, entre otras ramas. Además, me despertó el interés por mostrar mis habilidades en la danza y comencé a grabarme bailando.  Me parece una experiencia increíble ya que es emplear esta tecnología para revivir esos orígenes que tengo dentro de mí”.

A su vez, el hecho de que muchos proyectos hayan tenido que pasar a plataformas virtuales, esto puede representar un impedimento, específicamente en lo económico. “Es súper duro económicamente, porque las personas que trabajamos como actores de teatro, impro, televisión, comerciales…organizamos nuestras vidas por proyectos, y lo que ganamos en ellos tenemos que repartirlo hasta que venga otro. Siento que, efectivamente, como artistas tenemos el reto de mantener vivo el arte que hacemos, y de reinventarnos de ser necesario. Pero llevar el teatro a una plataforma digital es competir con monstruos como el cine y la televisión, que obviamente, a nivel de entretenimiento tienen mucho más que ofrecer que una persona sentada frente su computadora” destacó Fernandes.

¿Las redes sociales podrán compensar el vacío que dejó el teatro?

Durante esta pandemia las redes sociales y plataformas de streaming han tenido un rol fundamental en la sociedad, brindando diversas alternativas y herramientas para el libre uso de las personas. Las redes sociales y la red 2.0 en general, brindan un mar de oportunidades a la comunidad: como lo puede ser buscar una noticia hasta descargar una app de ejercicio.

No obstante las grandes plataformas digitales no logran llenar las expectativas cuando hablamos del teatro. Recolectando las opiniones de distintos actores (en sus diversas ramas), todos acordaron en la hipótesis de que por más que se intente, hoy por hoy es imposible que las redes sociales logren brindar la misma experiencia a los usuarios que cuando asisten a una pieza teatral.

“Para mí es completamente diferente, de hecho, se acerca más a ver una película o una serie, más que ver a un actor en una sala de teatro. Lo que siempre va a diferenciar al teatro y lo va a ser tan mágico y vivo es el hecho de que cada función es única, es algo que se da en el momento y esto nunca se va a repetir. Es único porque lo vives ahí, sientes el calor de la gente y su energía y eso no lo puedes hacer a través de una pantalla”, acotó Silvia De Abreu.

Además de esto hay otros elementos que se presentan como un impedimento al momento de presentar una obra. Las recientes fallas que se presentan en el país en materia de los recursos básicos (agua, electricidad, gasolina e internet) dificultan la labor de los creativos.

A lo largo de la cuarentena, Karla Fernandes ha llevado a cabo en sus redes sociales algunas presentaciones de impro y clown; a raíz de esto, ella nos cuenta la experiencia que ha vivido y como ha sido el feedback con su audiencia. “Mis maestros de clown, impro y de teatro me han hecho siempre mucho énfasis en la conexión con el otro: con los otros actores, con el público… y por una pantalla es súper difícil conectar. ¿Cómo construyes una relación con alguien a quien ni siquiera puedes ver? Quizás si se da un diálogo entre dos personas puedes prestarle atención… pero, ¿y el público? ¿Cómo los ves? Yo creo que un teatro tiene una magia inigualable, y sería ingenuo pensar que puede igualarse a través de una aplicación en el teléfono”.

Por su parte, el actor luso-descendiente, Jesús Miguel Das Mercês habla sobre el impacto que tienen las redes sociales en el mundo teatral, y, a su vez, plantea la dificultad que existe para que una obra teatral tenga el mismo peso e impacto en las plataformas digitales.

“Personalmente pienso que las plataformas digitales nos brindan la posibilidad de poder dar continuidad a nuestro oficio, aunque no la encuentro del todo efectiva; ya que la pobre conexión de internet no permite una experiencia muy fluida, lo cual siento que es una barrera en la buena comunicación.Las plataformas digitales son un medio importante de difusión y promoción, pero no de la manifestación plena del hecho teatral”, expresó Mercês.

La creatividad: un sinfín de oportunidades

Actualmente se ha comprobado que en tiempos de crisis e incertidumbre es cuando usamos nuestra creatividad para encontrar una solución a problemas. Para sobrellevar lo que sería la nueva normalidad, es vital encontrar esa capacidad creativa como un medio para generar ideas de valor que permitan hacer este momento de inflexión una oportunidad de desarrollo. Entonces, nos preguntamos, ¿cúal es el rol de la creatividad en estos tiempos de cuarentena?

Para Anakarina Fajardo la creatividad en tiempos de cuarentena es indispensable, y este se encuentra arraigado en el alma y la esencia del ser humano. “Todas las invenciones que reúne la historia universal han surgido a partir de una gran necesidad, es decir, en estos tiempos difíciles el hombre de una u otra manera se las ingenia, y más nosotros los venezolanos que somos tan creativos para hallar soluciones a los obstáculos y conseguir las mejores vías para afrontar las cosas”.

Por su parte, De Abreu ve la creatividad como ese engranaje que pone a trabajar a millón a todas nuestras capacidades, de manera que uno se puede reinventar y adaptar a cualquier situación. “Grandes creaciones han surgido en tiempos de pandemias y esta no es la excepción. Tal vez no veamos todo el panorama porque lo estamos viviendo, los procesos creativos que se están generando en las distintas áreas seguirán contribuyendo a la historia”.

¿Qué le depara al teatro en Venezuela?

A raíz de la transición que ha tenido que tomar las artes teatrales en el transcurso de cuatro meses, ha surgido una incógnita sobre si la tendencia de presentar shows virtuales todavía perdura después de la cuarentena o si se convertirá en un género que nació a raíz de la misma situación.

Sin importar la respuesta una cosa es segura, la movida cultural en Venezuela espera con ansias volver una vez más a las calles; sentir el contacto y esparcir esa cálida experiencia que se transmite de persona en persona. Conversando con Karla Fernandes y Jesus Das Mercês nos dieron una ultima opinión sobre cual es el futuro de las artes escénicas en el país.

“Creo que la gente ha resentido mucho el golpe económico de la cuarentena… pero siento que la gente estará ávida de arte y entretenimiento cuando termine la cuarentena. Creo que las personas son más conscientes de lo importante que es la cultura y el “entretenimiento”. En el momento en el que organicen sus finanzas personales, presiento que tendrán muchas ganas de disponer parte de sus presupuestos al teatro, y en ese momento, los creadores debemos estar listos para ofrecerles contenido de valor y recibirlos con los brazos abiertos” finalizó Karla Fernandes.

Por su parte, el actor luso-descendiente espera con ansias su regreso a las tablas para volver a trabajar en proyectos que se tuvieron que poner en pausa. Y, con esto, espera el regreso de las distintas expresiones artísticas, claro, fuera de la pantalla.

«Lo veo como un renacer, ¡cómo una gran fiesta! Creo que valoraremos más las actividades culturales, no solo el teatro, todas las disciplinas, nos daremos cuenta del valor que tiene tener a un grupo de artistas trabajando exclusivamente para ti, es un privilegio”.

No hay comentarios

Leave a Reply