Venezolanos en Portugal pueden optar por Seguro Social Voluntario

El único requisito para empezar a descontar es tener un año de residencia en el país y presentar una constancia de buena salud

0
1201

Delia Meneses

Luego de que la Asamblea Legislativa de Madeira aprobó con votos del PSD, CDS, PS y JPP,

el proyecto para incluir a los portugueses de la diáspora en el régimen del Seguro Social Voluntario han surgido dudas entre la comunidad sobre las implicaciones de esta propuesta que ahora sigue hacia el Parlamento de la República para su discusión.

En una videoconferencia, la diputada de la Asamblea Legislativa de Madeira, Ana Cristina Monteiro (CDS) dijo que la propuesta es una opción para las personas que no han cotizado o para los lusodescendientes, «pues es una forma de que puedan asegurar una pensión de vejez en un futuro próximo».

Agregó que el Seguro Social Voluntario no es un apoyo social, ni una limosna sino un derecho adquirido por las contribuciones que realiza la persona por al menos 12 años (144 meses). Los aportes dependen del tipo de trabajo y del escalón remuneratorio escogido. Para el primer y segundo escalón se debe pagar, en promedio, 118 euros mensuales.

Si los descuentos se realizan durante menos de 15 años el monto de la pensión de vejez que recibirá la persona será de 275,30 euros. Si el ciudadano cotiza entre 15 y 20 años le pagarán 288 euros y así sucesivamente conforme a los años de descuento. Actualmente, la edad para comenzar a cobrar la pensión en Portugal es a los 66 años y seis meses.

Monteiro precisó que si las personas están en Portugal pueden adherirse de inmediato al Seguro Social Voluntario. «La alteración de la ley es solo para los portugueses que residen en el extranjero, quienes actualmente no gozan de este derecho, y para comenzar a descontar deben esperar que el Parlamento de la República apruebe el proyecto».

Los venezolanos radicados en Portugal, explica Monteiro, pueden optar desde ya por el Seguro Social Voluntario si tienen un año de residencia en el país. «Para empezar a descontar deben acudir a la sede del Seguro Social y presentar una constancia de buena salud».

La también abogada aclaró que si las personas no descuentan tienen derecho a la pensión social de vejez pero esta es una opción muy limitada pues para recibir este apoyo la persona que la solicita no debe tener ningún tipo de rendimiento y ningún bien inmueble superior a 100 mil euros. «Las personas que vienen de Venezuela normalmente tienen la casa de los abuelos o una herencia, entonces quedan impedidos de acceder a esta pensión social de vejez, cuyo monto ronda los 160 euros».

A lo largo de la sesión, los participantes expresaron su preocupación por las pensiones que descontaron durante su vida laboral en Venezuela y que hoy en día no son reconocidas en Portugal pues no se está aplicando la Convención Internacional.

«Este convenio es un derecho que tienen nuestros portugueses y que no debería de ser olvidado. Actualmente hay un vacío porque no se está cumpliendo. Las personas que están en Portugal y que descontaron toda su vida y su dinero está en Venezuela, o en Brasil o en África do Sul, están en cero y pareciese que no tuviesen ningún derecho y ese derecho está garantizado por esta Convención que ninguno de los dos países cumple».

Cuando se reactive, el instrumento internacional va a garantizar que a los portugueses que estaban en Venezuela y ahora están en Portugal le sean reconocidas sus cotizaciones, continuen a descontar y luego reciban su pensión en Portugal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here