Venezolanos en Portugal atrapados en la odisea para tramitar pasaportes

Venezolanos en Portugal atrapados en la odisea para tramitar pasaportes

0 255

Los ciudadanos solicitan al gobierno portugués que se una a la lista de países que aceptan el documento de identidad vencido para trámites de migración

Ommyra Moreno Suárez

La falta de material, los tiempos de espera, sumado a los costos que implica la obtención de un nuevo pasaporte se han convertido en otro obstáculo a la lucha de los venezolanos para hacer vida en el extranjero. “Tengo la cita para renovar mi autorización de residencia y aún no me ha salido el pasaporte. Los funcionarios del Servicio de Extranjeros y Fronteras (SEF) no me permiten renovar si no tengo el pasaporte válido. Ya les expliqué la situación de los pasaportes en Venezuela y aun así me dicen que no puedo renovar, lo cual me pone en riesgo de quedar ilegal en Portugal. Hay países que aun estando vencido aceptan el pasaporte porque reconocen que hay muchas barreras para obtenerlo”, comenta en declaraciones al CORREIO Jesús Martínez, venezolano radicado en Aveiro desde hace dos años.

El trámite se realiza directamente a través del sitio web oficial del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime). El costo para solicitar un nuevo pasaporte es de 200 dólares, cobrados directamente a través de la plataforma, y otros 80 euros que deben ser cancelados en el Consulado de Lisboa. Por su parte, la prórroga de dos años tiene un costo de 100 dólares, cancelados a través de la plataforma del SAIME, y otros 80 euros que deben ser cancelados directamente en el consulado. Cabe destacar que para este trámite el pasaporte debe contar con condiciones mínimas requeridas, de lo contrario la prórroga no será estampada. La cita para ambos trámites demora entre un mes y medio a seis meses en ser asignada. En el caso de un pasaporte nuevo puede demorar hasta un año para ser entregado. Por este motivo, muchos ciudadanos optan por gestionar una prórroga de dos años porque, si bien demora entre seis u ocho meses, suelen demorar menos tiempo que una renovación.

Al drama de los pasaportes también se une la confusión que resulta del sistema de prórrogas estampadas en el documento.”Hay funcionarios que la aceptan y otros que ponen muchas trabas porque es algo raro de ver. Muchas veces piensan que es algo falsificado por uno para no hacer el proceso regular y claro que eso atrasa cualquier trámite. El gobierno de Portugal debería ser un poco solidario en este sentido porque uno intenta explicarles y hasta he llevado articulos impresos para que vean que es verdad, pero ellos no tienen noción del viacrucis que pasamos los venezolanos para sacar nuestros documentos”, explica Maria de los Ángeles García, venezolana en Leiria desde hace año y medio.

Por su parte, los ciudadanos luso venezolanos también son afectados por estos inconvenientes porque recordemos que la sentencia de la Sala Constitucional establece que “ante el supuesto de que una persona ostente múltiples nacionalidades y una de ellas sea la venezolana, será esta la que tenga prevalencia en todo lo concerniente al régimen jurídico aplicable a la misma”. “Tengo que ir a Venezuela, pero tengo mi pasaporte vencido. Tengo doble nacionalidad, pero igual estoy atrapado porque he intentado por más de tres meses y aun no he podido conseguir una cita para la prórroga y tengo miedo de ir a Venezuela así y no poder salir. Hay personas que hablan de un permiso que se tramita por el SAIME para poder salir con el pasaporte de otra nacionalidad, pero igual prefiero no arriesgarme”, afirma Daniel Gonçalves, luso descendiente que emigró a Coimbra hace dos años.

NO COMMENTS

Leave a Reply