Venezolanos se abren paso en la política madeirense

Venezolanos se abren paso en la política madeirense

0 1398

Rostros frescos forman parte de la apuesta de los partidos para reforzar las políticas de integração con los más de 8 mil emigrantes que regresaron de Venezuela.

Delia Meneses

Sus vocaciones surgieron en esas típicas familias portuguesas que no están vinculadas con la política. Son descritos como rostros frescos por la prensa y suponen la mayor apuesta de los partidos locales que decidieron incorporarlos en sus listas de candidatos para las elecciones a la Asamblea Legislativa de Madeira. El objetivo: reforzar las políticas de integración con los más de 8 mil emigrantes que regresaron de Venezuela.

En la contienda fijada para el próximo 22 de septiembre cuatro venezolanos se abren paso en la política regional, dos de ellos por el CDS, uno por el PSD y otro más por el PTP.

Ana Cristina Monteiro, actual vereadora de la Cámara Municipal de Funchal y presidenta de Venecom (Asociación de la Comunidad de Inmigrantes Venezolanos en Madeira) se estrena en elecciones. Está de número tres entre los diez candidatos del CDS a la Asamblea Legislativa Regional. Asegura que este nuevo reto lo asume de la mano de Rui Barreto, «con humildad y satisfacción», con el deseo, no solo de poder representar a la comunidad de lusodescendientes, sino también a la madeirense, a la cual se siente orgullosa de pertenecer.

Aunque de número 8, si los resultados favorecen al partido de los demócratas cristianos,  el actual diputado lusovenezolano Roberto Rodrígues también tiene la posibilidad de permanecer en la bancada del CDS, que actualmente integra.

Un nombre seguro en la lista del PSD es el de Carlos Fernandes, del núcleo de Emigrantes del PSD Madeira. El lusodescendiente que regresó de Venezuela, donde tuvo intensa actividad política en el partido Primero Justicia, es uno de los más activos en la movilización de la comunidad lusovenezolana en Madeira

Su participación será una forma de otorgar mayor visibilidad a los lusodescendientes, reflejar sus anhelos y preocupaciones. El regreso de más de 8 mil emigrantes de Venezuela, que se unen a muchos otros oriundos de otros países, justifica que los social democráta tengan un diputado que los represente.

Esta apuesta compensa el hecho de que la ley electoral para la Asamblea Legislativa no prevea un círculo para las comunidades de la diáspora.

El deseo de Fernandes es dar voz en el Parlamento a la comunidad lusovenezolana desde el PSD, que es el partido que, a su juicio, ha acompañado las dificultades de los madeirenses que regresan de Venezuela y de los que aún están allí.

En el PTP surge el lusodescendiente Roger Teixeira, quien asegura que uno de los objetivos de este partido es combatir la discriminación y los preconceptos que han surgido con relación a los lusovenezolanos. «Pretendo dar voz a esta comunidad, reflejar sus anhelos y dificultades además de garantizar la integración y acabar con algún tipo de segregación que pueda existir».

No hay comentarios

Leave a Reply