Venezuela cierra servicio consular en Porto

Venezuela cierra servicio consular en Porto

0 2063

Consulado de Lisboa promete ampliar su servicio para atender a los criollos residenciados en la ciudad Invicta

Foto: Cortesía

El Consulado de Venezuela en Porto, la segunda ciudad más importante del continente portugués, después de Lisboa, cierra sus puertas como parte de una estrategia de reorganización de las sedes consulares y diplomáticas del Gobierno de Nicolás Maduro. La medida, que acorde al Ejecutivo venezolano busca hacer frente a las sanciones económicas internacionales contra Venezuela, también dejó sin efecto los servicios consulares en Hamburgo, Alemania; Martinica, Bonaire y la embajada en Bulgaria.

Los más de 10 mil criollos que residen en Porto ahora tendrán que mudar su registro consular a la circunscripción de Lisboa, al sur de la nación lusa, donde los funcionarios asumen nuevamente el reto de cobijar a los criollos dispersos en la plataforma continental. Con la decisión en curso, los venezolanos pasaron de tener tres servicios consulares en Portugal, a solo dos: Lisboa y Madeira, ambos investidos con las máximas facultades de ley para atender los pedidos de la población.

En el caso de Porto, donde la comunidad ha venido creciendo paralelo al aumento del flujo de la emigración venezolana, el servicio cesó sus funciones el pasado 15 de noviembre. Quienes dejaron gestiones abiertas en ese despacho temen que sus procesos no sean culminados. Esperan que el Consulado General en Lisboa responda con urgencia a las solicitudes de los usuarios. «Lo que más me preocupa es que en Lisboa no están aceptado la inscripción consular hasta tanto ellos no reciban toda la documentación de Porto, un proceso que podría tardar meses y que compromete la permanencia de muchos residentes de nacionalidad Venezolana en Portugal», denunció Susana Correia, quien tiene estatus de residente en Portugal.

En la práctica, el Registro Consular no es más que un censo de venezolanos en el exterior, que se realiza para notificar al Estado la permanencia en el país escogido como destino. Y permite acceder a ciertos derechos como la homologación de la licencia de conducir, renovación de pasaporte, certificación de poderes y documentos civiles.

De acuerdo con el más reciente informe de Inmigración, Fronteras y Asilos, publicado por el Servicio de Extranjeros y Fronteras (SEF), el ente rector en materia de migración en el país ibérico, en 2018 los venezolanos repuntaron. En términos de crecimiento, los criollos en Portugal crecieron en 83,2%. De hecho, es la quinta comunidad de extranjeros con mayor presencia. La lista la encabezan los bengalí, que se incrementaron en 165%. Luego están los brasileros, que el año pasado  aumentaron en 143,7% y los nepalés e indianos, que crecieron en 141% y  127%, respectivamente. Ese año 562 venezolanos recibieron la nacionalidad portuguesa y otros 41 obtuvieron asilo político, siento la octava nación con pedidos de protección, después de países como Angola, Congo y Pakistán.

En el caso del registro situado en Funchal, en 2018 se duplicaron las inscripciones. Ese año se formalizaron 2.453 nuevas adhesiones, un dato grueso que, en términos porcentuales, se traduce en un incremento de 103% de los residentes venezolanos con respecto a 2017, cuando 1.206 personas notificaron al país su permanencia en la isla.

Según datos del Consulado de Venezuela en Madeira, en los últimos ocho años un total 8.601 personas han notificado su ingreso a la región. Y en los primeros seis meses de 2019, 1.256 ciudadanos con documentación venezolana llenaron sus formularios de inscripción, una cifra que probablemente se duplique al cierre de año si se mantiene el flujo de emigrantes.

De los 22 consulados que existen en Madeira, solo el de Venezuela, que suma 60 años de operatividad, es de carrera, lo que significa que responde al Ministerio de Relaciones Exteriores. El resto de las instituciones, que están llamadas a ser notarias y registros civiles en el extranjero, funcionan de manera honoraria. En 2013, Venezuela cumplió 100 años de relación diplomática y civil con Lisboa.

No hay comentarios

Leave a Reply