8.000 panaderías afectadas por la falta de harina de trigo

CORREIO/LUSA

«Más de 8.000 panaderías están afectadas. Los 13 molinos que existen en el país están operando al 50% de su capacidad. Desde 2018 ha habido dificultades para importar trigo de Estados Unidos y Canadá, ya que se aplicaron sanciones internacionales», explicó Juan Crespo, presidente de Fetraharina.

Según el dirigente, la escasez de harina ha llevado a algunas panaderías a reducir los horarios de apertura. “La industria que hace la distribución no tiene materia prima y a eso se le suma la falta de diesel que dificulta el transporte”, enfatizó.

Por otro lado, explicó que antes de 2018, previo a la imposición de sanciones internacionales contra Venezuela, «la importación estaba centralizada en el Gobierno, pero luego a los empresarios privados se les permitió importar y sufrieron varias confiscaciones de mercancías, por falta de seguridad jurídica para el sector privado».

El presidente de Fetraharina manifestó que hace una década Venezuela necesitaba 120 mil toneladas de harina de trigo al mes, por lo que cada 30 días llegaban al país cuatro embarcaciones de 30 toneladas, pero que desde hace dos años ha habido «competencia desleal» porque «se permitió la importación du productos terminados desde Argentina, Uruguay, Brasil, Italia, Bielorrusia, Irán y China”.

Fetraharina hizo un llamado al Gobierno venezolano para que se habilite el Puerto de La Guaira para recibir embarcaciones con harina de trigo importada, ya que actualmente las embarcaciones con ese producto arriban a Puerto Cabello y el transporte encarece los precios.

En 2018 la escasez de harina de trigo obligó a varias panaderías a cerrar las puertas temporalmente, mientras que otras registraron largas filas de personas esperando para comprar pan a diario. Algunos establecimientos limitaron la cantidad diaria de pan que cada cliente puede comprar, mientras que los empresarios se ayudan con préstamos de harina.