Alimentos para evitar dolores musculares

0
492

El dolor muscular, también conocido como mialgia, es mucho más común de lo que parece y algunos incluso lo padecen habitualmente. Ya sea a causa de las agujetas después del ejercicio, a la menstruación, o simplemente a cualquier otro problema sin importancia, antes de recurrir a medicamentos debes saber que hay nutrientes con efecto antiinflamatorio y, por tanto, analgésico que te pueden ayudar a mejorar tus molestias.

La mialgia puede perjudicar a varios músculos, implicando una pequeña área del cuerpo, o abarcar también a los tendones y los ligamentos, ampliando así la extensión del dolor. Cuando el dolor muscular pasa de ser ocasional a comenzar a ser sistemático puede deberse a varios factores como por ejemplo una infección, una enfermedad o un efecto secundario de un medicamento.

Lo más habitual es que detrás no se esconda más que algún problema leve como una sobrecarga del músculo propia de los entrenamientos y derivada de un calentamiento previo inadecuado intenso, o la lesión del mismo, tras el mantenimiento de un esfuerzo extra. También puede ser el resultado de un trabajo físico demasiado exigente o lesiones físicas menores, como esguinces o traumatismos, que no se han tratado (ni curado) correctamente.

También el dolor muscular puede estar relacionado con dolencias habituales, como la gripe y otras infecciones similares, y con enfermedades más graves como la fibromialgia o el hipotiroidismo. Sin embargo, la causa más sorprendente del dolor muscular es (ni más ni menos) que el sedentarismo.

Normalmente, el dolor aparece debido a una inflamación así que combatirla directamente puede ser una solución eficaz para paliarlo. Hay alimentos que favorecen la inflmación y que no conviene tomar bajo ningún concepto: son los azúcares y las harinas refinadas, así como las grasas saturadas y trans. Como contrapunto, también hay alimentos que pueden ayudarte a aliviar el dolor muscular.

En licuado, como postre o como ingrediente en ensaladas, tomar granada es una solución rápida, rica y nutritiva para que el dolor muscular vaya mitigando. Igualmente, la col rizada es alto en vitamina C que ayuda a alejar el dolor de las atrofias musculares.

Las cerezas son ricas en antioxidantes y poseen un gran poder antiinflamatorio. El germen de trigo contiene aminoácidos de cadena ramificada lo que lo convierte en una proteína de calidad para reconstruir los tejidos musculares afectados o ya sea para aumentar la masa muscular.

La piña contiene una enzima llamada bromelina, encargada de aliviar dolores musculares, esguinces y torceduras, además ayuda a mejorar la digestión y dolores relacionados con artritis reumatoide. Las proteínas que incluyen la composición de los huevos participan en el mantenimiento de la salud muscular y ósea, ayudando a prevenir los dolores musculares.

Las cebollas inhiben la inflamación muscular, reducen el colesterol y previenen muchas enfermedades. Puedes tomarla como ingrediente en ensaladas, sopas y demás recetas. Las zanahorias son ricas en carotenoides, un grupo de fitoquímicos que protegen las células de los radicales libres y aumentan la inmunidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí