El librero Sérgio Alves Moreira, que participó en la organización de asalto al barco Santa Maria, falleció el 25 de febrero de 2009, a los 77 años, en Caracas, víctima de una enfermedad prolongada. Natural de Espinho, Sérgio Alves Moreira, falleció en el Hospital Universitario de Caracas, donde fue internado debido al empeoramiento de su estado de salud.

Sérgio Alves Moreira era propietario de una librería en el Centro Comercial Los Chaguaramos, al sur de Caracas, que privilegiaba la literatura portuguesa y los autores portugueses traducidos al castellano.

Miembro activo del Instituto Português de Cultura, dio clases en el Liceo Cajigal de la ciudad de Barcelona, donde contactó con un numeroso grupo de opositores del régimen portugués de Oliveira de Salazar, que promovieron el movimiento a Caracas del capitán Henrique Galvão para reunirse con el general portugués Humberto Delgado.

El encuentro entre ambos, con la participación de Sérgio Moreira, se realizó el 3 de abril de 1960 en el Hotel Tamanaco, en Caracas, y permitió, con acciones, avanzar para afectar la imagen internacional del régimen salazarista.

Sérgio Alves Moreira participó activamente en la organización de la Operación Dulcinea, que dirigida por el capitán Henrique Galvão, consistió en la captura y desvió del navío portugués Santa Maria con todos los pasajeros a bordo, como una confrontación al régimen totalitario salazarista.

Durante dos meses y medio, Sérgio Alves Moreira recibió instrucción militar, entrenamiento físico, orientación nocturna y formación ideológica en La Guaira, en el Estado Vargas. Sérgio Alves fue incluso nombrado “jefe de práctica” por el capitán  Henrique  Galvão.

El asalto ocurrió en la noche de 22 para 23 de enero de 1961, pero algunas líneas hicieron que Sérgio Alves Moreira no participara.

Fue realizado por 13 portugueses, 2 venezolanos y 11 españoles que, en su mayoría, entraron en el barco como turistas, escondiendo entre las ropas armas que habían sido compradas clandestinamente y que pertenecían a las Fuerzas Armadas Venezolanas, robadas durante un asalto a un cuartel policial en Caracas, el 7 de agosto de 1958.

El Santa Maria partió de La Guaira con 509 pasajeros  a bordo con destino a Curacao, Miami, Tenerife y Lisboa.

Poco después de abandonar el puerto de Willemstad, en Curacao, fue desviado para Brasil.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here