Antonio Barbosa, un lusitano en Estudiantes de Caracas Barbosa fue el DT que ganó la Valencia Cup con el Real Esppor

0
3199

El fútbol venezolano ha crecido paulatinamente en los últimos años, tanto en estructura futbolística como física. Para ello, debe trabajar mucha gente, desde directivos hasta entrenadores. Los luso – descendientes han sido parte importante de esta evolución. Entre ellos se encuentra, Antonio Barbosa, quien ahora se desempeña como entrenador de las categorías inferiores de Estudiantes de Caracas.

Barbosa nació en Rodesia, actualmente Zimbabue, el 8 de septiembre de 1969. “Es un cuento largo, mis papás estaban en Portugal y se mudaron a Rodesia, lo que ahora es Zimbabue, ahí nací yo. Luego, me registraron en Portugal. Mis padres nacieron en Porto”, dijo. Aunado a eso, tiene una hija de 16 años que se llama Ana Karina.
Tenía ocho años cuando su familia decidió emigrar del país africano por un asunto de fuerza mayor. “En Rodesia, comenzó la guerra entre los blancos y los negros. El racismo era muy grande y obligaron a todos, nativos y extranjeros, a pagar el servicio militar. Las dos primeras veces, mi viejo fue al cuartel y la otra, al campo de batalla, el riesgo era grande. Así que, mi papá dijo que ya había servido en su país y no iba a servir en un país que no era el suyo. Tomó la decisión de venir a Venezuela, el dólar estaba a 4,30, era un país hermoso. Unos tíos estaban aquí, insistieron para que viniéramos y aquí estamos”, explicó.

Piso tierras venezolanas cuando apenas era un niño. “Llegué a Caracas, específicamente a El Cementerio, en la calle La Vereda. Inicié mi primaria en el Colegio Guaicaipuro e hice cuarto, quinto, sexto y el bachillerato en La Salle. Con el fútbol, no me dio chance de ir a la universidad”, comentó.

Su trayectoria como profesional fue corta pero logró mantenerse en otros niveles. “Estaba en La Salle de Tienda Honda. Nos tocó ir a jugar a La Salle La Colina, ahí me vieron y fiché con el Deportivo Portugués, en sus categorías inferiores. Al desaparecer, pasé a jugar en Asociación. También desapareció y pasé al Galicia, que Lino Alonso me vio jugar y me llamó. Ahí jugué Copa Venezuela, segunda división y subimos a primera y después descendimos. Pasé por Frenos Ávila y por último, fundé Peñarol con “Pocho” Mena, era jugador y directivo”, relató.

En el año 94, dio sus primeros pasos como entrenador. “Comencé mi carrera en el colegio Cristo Rey. Tengo un amigo que se llama Alfonso Muñiz, estaba entrenando a los juveniles y me dijo que necesitaba alguien que lo ayudara, yo accedí. Fue un año antes de retirarme de Peñarol”, apuntó.

Después, se fue al Real Esppor. “Pedro Febles y Pedro Acosta me llamaron para que los ayudara con ese proyecto que recién comenzaba”, señaló.

Su periplo por ahí fue exitoso. “El primer título que ganó el Esppor fue la Serie Nacional Sub – 20 y yo era el director técnico de ese equipo. Ahí estuvieron conmigo: Daniel Febles, Cristián Galdón (preparador físico de categorías inferiores de Atlético Venezuela), John Dennis (preparador físico de Atlético Venezuela), entre otros. Tuve la suerte que me dieron la sub – 16, fui a la Valencia Cup y la ganamos en España”, expresó.

Varios nombres propios fueron formados por él. “Elías, en Chipre, Janko Vagovitz, que está con La Guaira, Alejandro Mota, que está con Atlético Venezuela; Alejandro González y Ricardo Azuaje, que están con nosotros aquí; Alejandro Medina, que está en Estados Unidos con una beca; entre muchos otros”, agregó.

Ser entrenador formador es una labor gratificante. “Es lo máximo, muchos jugadores han pasado por mis manos. Entre ellos, Rafael Acosta, una alegría cada vez que nos vemos, me agradece y eso lo llena a uno; Marlon Bastardo, que está con Tucanes de Amazonas; entre otros”, comentó.

Entre todos los que formó, se encuentra Víctor García, quien hoy en día milita en el FC Porto B. “Con él hay una anécdota. En su primera prueba con Pedro Acosta en la sub – 17, el muchacho vomitó. Pedro me dijo que lo sacara. Hablé con él y le pregunté que le pasaba, me comentó que no había comido. Le dije que lo iba a proteger, que lo iba a ayudar y mira donde está”, reveló.

Así llegó a Estudiantes de Caracas. “Es una historia más o menos simpática. Cuando estaba en Cristo Rey, siete jugadores del colegio Champagnat me reforzaron el equipo. Quedamos campeones en aquel momento y uno de los papás fundó Estudiantes de Caracas. Ese año me fui para Real Esppor. Cuando volví de España, me hicieron una oferta, yo también les pedí la oportunidad porque en el Esppor se estaba trancando todo, comenzaron los problemas financieros. Jorge Peraza, su presidente, es como si fuera mi hermano y me dio la sub – 16. Ese año (2012), quedamos eliminados en Puerto Cabello con el campeón, Zamora, que justamente fue el año que Chita quedó campeón en su primer año en primera y en la sub – 20”, expuso.

Laborar al lado de Noel Sanvicente fue una experiencia grata. “Fue excelente, aprendí muchísimo. Es un esclavo, vive de eso, quiere estar todo el día metido en la cancha, debíamos tener todo listo cuando llegaba a las 5:30 am”, dijo.

Desde pequeño le gustó el fútbol. “Mi papá me ayudó porque había una bandera del Benfica en la casa y había un jugador que me inspiró que se llamaba Tony, veía que teníamos el mismo nombre y me fui por esos lados. Asimismo, Jorge Couto que estuvo aquí un tiempo, se fue a Portugal y al tiempo lo vi con la selección de allá. Otro caso emblemático para mí fue Futre”, contó.

La comida lusitana no falta en casa. “El caldo verde, el bacalao, todas esas cosas típicas de mi mamá y de allá”, soltó.

[pull_quote_center]“Trabajé con mi papá dos años en la carpintería pero no era lo mío, lo mío es el fútbol”[/pull_quote_center]

Artículo anteriorPorto
Artículo siguienteNicolás Maduro llega a Arabia Saudita luego de visitar Irán
Egresado como Bachiller del Colegio Fray Luis de León y TSU en Administración del Instituto Universitario de Tecnología Venezuela. Actualmente cursa el décimo trimestre de Comunicación Social en la Universidad Católica Santa Rosa, siendo coordinador de fútbol del portal informativo “Pantalla Deportiva”. Fue conductor del programa “La Grada” en TNO Radio y formó parte del staff de la web “Huella Deportiva”. Forma parte del equipo de periodistas del CORREIO da Venezuela desde agosto de 2014. Se declara un apasionado por los deportes; gusto que alterna con el cine, el teatro, la música y la lectura, entre otras cosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí