Leer está de moda: Antonio Salvado

0
1334

António Forte Salvado nació en Castelo Branco, exactamente en Rua d’Ega, el 20 de febrero de 1936. Desde temprana edad se interesó por la poesía y, en general, por la literatura, de hecho, publicó su primer libro con apenas 18 annos de edad. Luego se dedicó a estudiar Filología Románica y obtuvo la licenciatura Universidade de Lisboa.

Salvado es un escritor cuya obra es extensa no solamente en cuanto a poemas sino en ensayos y antologías. Vale resaltar que la Universidad Pontifícia de Salamanca y sus cátedras de Poética y de Portugués lo presentan con la antología de sus poemas.

Ha sido premiado en numerosas ocasiones por instituciones nacionales e internacionales, por ejemplo, el 6 de febrero de 2010 fue honrado con el grado de Comendador da Ordem Militar de Sant’Iago da Espada. También atesora como un premio el reconocimiento del público por sus poemas aparentemente sencillos pero cargados de una gran sensiblidad, como A Flor e a Noite (1955), Recôndito (1959), Na Margem das Horas (1960), Narciso (1961), Difícil Passagem 1962), Equador Sul (1963), Anunciação (1964), Cicatriz (1965), Jardim do Paço (1967), Tropos (1969), Face Atlântica (1972), Estranha Condição (1977), Interior à Luz (1982), entre otros.

Memória
I
Na cristalina, líquida presença,
crescente lua no abismo enquanto
o mar se cala, desconheço a margem
onde me espera no desejo
esguio do poente a deusa branca…
À ínfima visão dum lírio encosto
o meu soluço! O espaço é grande…
Não invoco o lugar mas a verdade
surge aquém da espera…
Gaivotas sussurrantes, deixo a música
morrer, pegadas frescas, desperdícios
quentes na relva da minha alma…
II
Quando se oculta julgando a noite
indefesa enorme, a fugidia
estrela me ilumina e desce!

Vem até mim, quebrada a natural
cadência do seu mundo, e cresce… cresce…
Tentáculos de luz me envolvem. Comovido,
aperto em minhas mãos o elanguescente
ardor do seu chegar…
III
Reconquisto agora o teu rosto, um horizonte,
silêncio de grito suspenso, labirinto,
mais desfeito
no hálito das nuvens…
Me surges tão sem ti
que envolve o dia a espessura deste longe…
E afogo assim na íntima, na única
beleza do teu rasto,
o meu soluço de água…
António Salvado, «Recôndito»

Artículo anteriorAl estilo del cine, celebraron la música
Artículo siguienteComerciante fue asesinado en la avenida Rio de Janeiro
Periodista de Planta vurdaneta@correiodevenezuela.com Egresada como Comunicadora Social de la Universidad Católica Andrés Bello y con un postgrado en Gerencia Educativa en la Universidad Santa María. Ha trabajado en medios como Meridiano, La Voz y Radio Capital. Fue miembro del Instituto Portugués de Cultura y se ha desempeñando como docente universitaria, además de impartir talleres literarios a niños y adolescentes. Forma parte del equipo de periodistas del CORREIO da Venezuela desde 2004. Se declara una admiradora de la cultura portuguesa, sobre todo de su literatura y su fado. “Gracias al periódico he conocido una gran comunidad, ejemplo de trabajo y perseverancia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí