Banda Recreativa Madeirense de Venezuela Una pasión musical nacida en el estadio

28 años de historias, altas y bajas, no son suficientes para un grupo que se ha puesto como objetivo firme, destacar la cultura de un pueblo que los vio nacer

0
3224

La pasión que despertó en su época dorado el Club Sport Marítimo de Venezuela, no sólo dejo recuerdos en la historia del balompié nacional y en especial de esta comunidad, sino también figuras imborrables que con el tiempo se han convertido en instituciones respetables dentro de la cultura portuguesa en Venezuela. Ese es el caso de la Banda Recreativa Madeirense de Venezuela, quien iniciara labores en los estadios como la espontánea Banda del Marítimo.

Esta agrupación se fundó en la temporada 85-86, gracias al ingenio de los hermanos Martinho y Manuel Pestana, quienes asistían a los partidos de fútbol con sus instrumentos para apoyar al equipo verde y rojo. “Después nos fuimos uniendo otro y otro, hasta que fuimos un primer grupo de once músicos. La primera vez que nos presentamos como Banda formalmente, fue en un aniversario del Marítimo celebrado en Plaza Venezuela, en 1986, y de allí en adelante no sólo acompañábamos al equipo a donde fuera, sino que tocábamos fuera del estadio, tanto que hasta Madeira fuimos”, relata Fernando Abreu, el único miembro activo de aquel grupo que inició.

“El Marítimo nos apoyó mucho en nuestros inicios para comprar los instrumentos, y luego en las fiestas también empezamos a conseguir fondos. Ahora es que los tiempos han cambiado y se hace cuesta arriba, pero mucha gente comprende nuestra situación y colabora con nosotros, sobre todo porque aquí nadie entra para vivir de esto, lo poco que se pueda ganar va al mantenimiento de los instrumentos que está bastante costoso. Aquí estamos todos por gusto y por amor a nuestras tradiciones, no por dinero”, relata Abreu quien toca el redoblante desde el primer día en la banda.

El fin de una era, el inicio de un camino

“Se acabó el Marítimo y se acabó la banda, pero decidimos seguir y le pusimos el nombre de Banda Recreativa Madeirense de Venezuela, en honor a nuestras raíces pero también al país que nos acogió, porque para la época todos éramos portugueses, y en su mayoría madeirenses”, destaca Abreu.

20140808_153041La Banda Recreativa Madeirense de Venezuela, entra en la denominación de lo que se conoce como banda retreta, conformada por instrumentos de viento y percusión como el saxofón alto, tenor y alto, clarinetes, trombones, bombardinos, trompa, tuba, contrabajo, bombos, platillos, redoblantes y la flauta, y fue así que fue abriéndose caminos para que otros personajes ingresaran al equipo.

“Yo me inicié en la banda en el año 92. Recuerdo que yo le pedí a un amigo que me llevara a los juegos, me llevo dos veces y ya empecé a ir solo, y me empezaron a ver en el estadio. Entonces un día me dijeron, “bueno pero usted siempre está aquí y si falta uno u otro usted lo puede reemplazar, véngase a tocar”, y yo decía que no porque pensaba que estaba viejo para eso, pero me convencieron y me quedé hasta el sol de hoy, tocando la trompeta como me enseñó Fran Velho, quien ya murió, aunque me inicié con el saxo alto”, comenta Xavier Caires, quien actualmente se desempeña como director de la agrupación.

A medida que se daban a conocer, ya no sólo los llamaban para amenizar fiestas y verbenas fuera del estadio, sino que a su vez se convirtieron en un pilar fundamental para las fiestas de Nuestra Señora de Fátima más tradicionales de Caracas, como la de Macarao, Los Teques y Chacao.

Pero más allá de eso, lo que resulta simpático en esta historia, es que cada uno de sus integrantes se ha visto movido a aprender prácticamente de manera autodidacta, el uso de los instrumentos que hoy ostentan con mágica perfección, pues ninguno ha sido músico académico profesional, sino trabajadores incansables, que dedican su tiempo libre a la música de sus raíces. “Aquí ninguno estudió música de manera formal, pero le hemos puesto ganas y por eso sacamos unas melodías tan agradables, y por eso no nos cansaremos de llamar a las nuevas generaciones para que se sumen a este proyecto que sí es posible”, apunta Caires.

20140808_153153A la sala entra Tony Nunes, de 25 años de edad, quien forma parte de la banda desde hace 18 años ininterrumpidamente. Él forma parte de esa generación de relevo, quien asume por estos días además del clarinete, la difícil labor de coordinar las presentaciones del grupo.

“Me inicié en la banda gracias a Xavier, con quien mi mamá habló porque quería que yo bailara, pero gracias a Dios él no lo permitió y se ofreció a enseñarme a tocar un instrumento. Y así fue, durante un año él cerraba el negocio al medio día y se iba a mi casa a enseñarme música durante una hora, y si no podía a esa hora, lo hacía al final de la tarde, hasta que un día me dio un instrumento y me entrenó con el instrumento durante seis meses. Recuerdo que mi primera presentación fue atemorizante, hace 18 años en San José de Los Altos, porque la primera vez sientes que todos los ojos están sobre ti, y que si te equivocas es terrible, pero no es así, te equivocas y sigues adelante y yo tuve la oportunidad de debutar en una de las fiestas en la que mejor nos tratan”, recuerda Nunes.

Mientras comentan sobre asuntos actuales y otros circunstanciales, las tres generaciones de músico alrededor de la mesa coinciden en la necesidad de sangre nueva en la agrupación, esa gente que sea capaz de ayudarlos a mantener sus raíces vivas. “Necesitamos una generación de relevo, esta es la forma de preservar nuestras tradiciones, y aquí estamos abiertos a recibir a quienes estén dispuestos a aprender a tocar, o que ya toquen alguno de estos instrumentos. Nosotros queremos enseñarles que la música es infinita, siempre y cuando se quiera hacer”, señala Caires.

Historias que son recuerdos

20140808_153309
“Hemos pasado por muchas cosas, unas buenas y otras no tanto, pero al final del día el balance siempre será positivo, y de esas anécdotas que tanto pides, la verdad es que ahora me viene a la cabeza un día de las madres. Teníamos un toque en la iglesia de Macaracuay y luego en la Casa Portuguesa de Aragua. Ya nos habíamos retrasado en la misa por razones ajenas a nosotros, y salimos corriendo en nuestro autobús de lujo para ir a Maracay a cumplir con la gente. Cuando empezamos a subir Tazón, el autobús perdió la caja, y aquel chofer vestido de punta en blanco, con corbata y todo, sale a darnos la noticia y nos dice que esa no es su unidad pero que él nos va a llevar. Y así mismo se puso a reparar el autobús y lo logró y seguimos, y llegamos tardísimo al club, como a las 11 de la noche, pero a esa hora ¿qué madres íbamos a encontrar?. Ya casi no quedaba gente en la fiesta, pero con todo y eso tocamos”, relata entre risas el veterano del grupo.


 

Banda Recreativa Madeirense de Venezuela

Xavier Caires- Director

Leopoldo Almenar

Luis Alberto Abreu

Tony Correia

Tony Nunes

David Abreu

Clemente Molina

Joao Gregorio

David de Oliveira

Joao Bofe

Arnaldo Da Silva

Reinaldo Barros

Miguelito De Aguiar

Miguel “Mono” Moreira

Cristian Gomes Abreu

Richard Infante

Joao Ignacio

Toni Rodrigues

Antonio Lino

Miembros honorarios – Fundadores:

Martinho Pestana

Manuel Pestana

Fernando Abreu

Jorge de Sousa

Artículo anteriorNuestra Señora de Fátima por toda Venezuela
Artículo siguienteLusos en la cultura venezolana
Egresada como Licenciada en Comunicación Social mención Periodismo de la Universidad Católica Andrés Bello (2010). Especializada en Periodismo Deportivo por la Universidad Simón Bolívar y en Dirección de Medios y empresas de Comunicación por la ESAE Business School de España. Inició su carrera laboral como pasante en el departamento de medios y comunicaciones corporativas de Editorial Alfa en 2007 y posteriormente como productora asociada en un programa radial en Radio Caracas Radio 750 AM, junto a los periodistas Javier Conde y Sebastián de la Nuez. Forma parte del equipo de periodistas de planta del CORREIO da Venezuela desde diciembre de 2009. Además se ha desempeñado como correctora y editora de textos de la Revista Ripeando, y asesor de comunicaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí