Beneficios de caminar a diario

0
514

En el día a día a veces no tenemos tiempo o ganas de ir al gimnasio o de ejercitarse. Sin embargo, todos tenemos a nuestra disposición un ejercicio fácil que puede cambiar nuestras vidas: caminar entre 30 a 45 minutos todos los días solo aporta ventajas, ya que no cansa, no cuesta dinero, adelgaza y ayuda  a la salud.

Se sabe que al andar a paso moderado entre 40 y 45 minutos, empezamos a quemar grasa a partir de los primeros 20 minutos de iniciar la caminata. Y no solo, realizar este ejercicio contribuye a la formación de la musculatura y al aumento del metabolismo. Pero también es bueno para el corazón, para el estado de ánimo, para los huesos, para aumentar la potencia muscular y para luchar contra la diabetes tipo 2.

Caminar contrarresta los efectos de los genes promotores de peso. Investigadores de Harvard analizaron 32 genes que promueven la enfermedad en más de 12.000 personas para determinar cuánto contribuyen al peso corporal. Luego descubrieron que, entre los participantes del estudio que caminaban enérgicamente durante aproximadamente una hora al día, los efectos de esos genes se redujeron a la mitad.

Un par de trabajos de la Universidad de Exeter descubrieron que una caminata de 15 minutos puede reducir los antojos de chocolate e incluso reducir la cantidad que se ingiere del mismo en situaciones de estrés. Y las últimas investigaciones confirman que caminar puede reducir los picoteos de bollería.

Los investigadores ya saben que cualquier tipo de actividad física reduce el riesgo de cáncer de mama. Pero un estudio de la Sociedad Americana del Cáncer que se centró en los beneficios de caminar ha descubierto que las mujeres que caminaban siete o más horas a la semana tenían un riesgo 14% menor de sufrir cáncer de mama que las que caminaban tres horas o menos por semana. Y caminar proporcionó esta protección incluso para las mujeres con factores de riesgo de cáncer de mama, como tener sobrepeso o usar hormonas suplementarias.

Varios estudios han encontrado que caminar reduce el dolor relacionado con la artritis y que caminar entre ocho y nueve kilómetros por semana puede incluso prevenir la enfermedad. Caminar protege las articulaciones, especialmente las rodillas y las caderas, que son más susceptibles a la osteoartritis, al lubricarlas y fortalecer los músculos que las sostienen. De hecho, como aclara la Clínica Mayo, “hacer ejercicio en forma regular puede mejorar la fuerza y flexibilidad de aquellos que sufren artritis reumatoide. Si los músculos están más fuertes, pueden brindar mayor apoyo a las articulaciones, mientras que la mejora en la flexibilidad puede ayudar al funcionamiento de las articulaciones».

Caminar puede ayudar a protegerlo durante la temporada de resfriados y gripe. Un estudio de más de 1.000 hombres y mujeres encontró que aquellos que caminaban al menos 20 minutos al día, durante 5 días a la semana, tenían 43% menos días de enfermedad que aquellos que hacían ejercicio una vez a la semana o menos. Y en el caso de contraer la enfermedad, fue por una duración más corta y sus síntomas fueron más leves.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí