Bolo do Caco Fátima, emprendimiento de gastronomía portuguesa con sazón venezolano

0
43

Marcos Ramos Jardim

Los lazos de fraternidad entre Portugal y Venezuela tienen un gran recorrido a lo largo y ancho del territorio del país suramericano. Uno de esos grandes ejemplos de los aportes que ha recibido Venezuela por parte de los portugueses ha sido la fusión y exhibición de su gastronomía, como es el ejemplo de los cuatro hermanos Freddy, Richard, Néstor y Alberto de la Familia Azuaje Carranza, quienes durante 15 años trabajaron en las panaderías portuguesas de San José de los Altos, Municipio Los Salías, Estado Miranda. Sus respectivos jefes le recomendaron preparar unos bolos do caco para las fiestas de la Virgen de Fátima, de esta manera un 13 de mayo de 1998 inicia la historia de Bolo do Caco Fátima. Junto a los hermanos Azuaje Carranza, esta administrado por la única hembra de la familia la Técnica Superior en Administración, Marilú Azuaje, y su esposo el comerciante luso venezolano, Nelio Gomes, quienes desde hace 5 años decidieron registrar de manera formal este emprendimiento familiar que tiene la particularidad que tiene sello venezolano.

Bolo do Caco Fátima tiene la particularidad que vende esta exquisitez de la cocina madeirense, el mismo día de su elaboración durante 3 años consecutivos de 1998 hasta el año 2001 vendían para la comunidad portuguesa de los Altos Mirandinos específicamente del pueblo de San José, posteriormente comenzaron a presentarse en los diferentes eventos de la comunidad portuguesa en Caracas como el Centro Portugués, las fiestas de la Virgen de Fátima de Chacao y el Colegio San Agustín del Paraíso, la Familia Azuaje Carranza también comenta que durante 3 años seguidos desde el año 2012 se trasladaron a vender sus exquisitos Bolos do Caco en las celebraciones de la Virgen de Fátima en Boca de Uchire ubicado al oeste del estado Anzoátegui.

Lo que comenzó con el simple bolo do caco tradicional de la mantequilla con ajo y perejil terminó por expandirse a diferentes rellenos del Bolo do Caco, para satisfacer el paladar de los clientes en el año 2012 por recomendación de un cliente decidieron incluir el Bolo do Caco con Chorizo y Chistorras que junto al tradicional son los dos más vendidos, siete años después ya con la empresa registrada como Bolo do Caco Fátima en el año 2019 deciden incluir el Bolo do Caco con Nutella que ha tenido una buena receptividad para los amantes del chocolate y los más pequeños de la casa y recientemente incluyeron al menú el Bolo do Caco de Orégano y el combo de 4 bolos do caco reducido al tamaño de una arepa, siendo la variedad la principal oferta de este emprendimiento surgido por una familia venezolana de los Altos Mirandinos. En la actualidad post-pandemia Bolo do Caco cuenta con un gran talento humano que facilita la elaboración de los productos de la gastronomía de Madeira, como lo son Samuel Gomes hijo del matrimonio entre Nelio y Marilú, Freddy Azuaje Jr. Hijo de uno de los fundadores de este emprendimiento y varios primos de la familia Azuaje Carranza que conforma el personal que satisface los paladares de la comunidad portuguesa de Caracas.

Bolo do Caco Fátima se encuentra presente en la fuente de soda del Centro Portugués incluyendo un quiosco especial paras las celebraciones de San Juan y San Martinho en las instalaciones del principal club lusitano ubicado en Macaracuay y los días jueves, viernes y domingo en Terrazas del Club Hípico en Baruta, desde el 2021 han exhibido su variedad del Bolo do Caco en la Exposición Rosa Dos Ventos que se celebró a finales de noviembre de 2021 en el Centro Comercial Paseo El Hatillo, en la Hermandad Gallega de Maripérez y las Fiestas de la Virgen de Fátima en Catia, de acuerdo con Nelio Gomes representante legal de Bolo do Caco Fátima el producto también se puede conseguir en los supermercados Excélsior Gama y La Muralla en El Hatillo.

“La receptividad del venezolano ha sido excelente, los portugueses se sienten impresionados que una familia venezolana prepare platos portugueses, mi hermano coloco a su hija Fátima porque son muy devotos de la Virgen de Fátima, la fuerte devoción por la Madre de Dios y la cultura católica que tiene los portugueses nos dejó muy marcado y decidimos vivir esa hermosa tradición que hoy en día cuento con mi imagen de Nuestra Señora de Fátima en casa junto con mi esposo” asegura Marilú Azuaje administradora de Bolo do Caco Fátima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí