Cada día más caraqueños le apuestan al arte de falar portugués en la UCV

La lengua de Camoes es cercana al corazón de los criollos y se demuestra en su crecimiento

0
1492

Ommyra Moreno

La Escuela de Idiomas Modernos de la Universidad Central de Venezuela (UCV) ofrece, a través de la fundación Fundeim, cursos de idiomas con niveles de básico a avanzado, que se imparten en la semana y sabatinos en las instalaciones de la universidad.

La profesora Carmen González, coordinadora del departamento de portugués de Fundeim, destacó en una entrevista al CORREIO, el auge y la importancia de los cursos de Lengua y Cultura Portuguesa en los últimos años. “El portugués es una lengua importantísima en el mundo entero, con una cantidad inmensa de hablantes, un poco más de 200 millones de personas. La cultura de estos países es muy rica y particularmente en Venezuela, debido a nuestra relación tan cercana a la comunidad luso-descendiente, es conocida y disfrutada por todos acá. Aun cuando no se tenga ningún motivo práctico para aprenderlo, la experiencia de entrar en contacto con otras lenguas y sus culturas nos enriquece como seres humanos, y el portugués es una lengua cercana al corazón de los venezolanos”, señaló.

Igualmente, destacó el interés por parte de venezolanos y personas de otras nacionalidades en aprender el idioma. “Al principio la mayoría de los estudiantes eran luso-descendientes que buscaban corregir o aprender gramática y conseguir una certificación, pero con el tiempo esto ha cambiado. Hoy en día notamos que la mayoría de los estudiantes son venezolanos de diferentes ascendencias interesados en aprender el idioma”, dijo.

González asegura que el número de estudiantes de portugués está en aumento y considera que el principal factor es la cercanía con Brasil. “El interés por conocer la lengua aumenta, así como también una gran cantidad de ofertas de trabajo y estudio que este país ofrece. Así mismo, muchos luso-descendientes desean aprovechar la oportunidad de poder ir a su país de origen, buscando nuevas oportunidades de trabajo y estudio, ya que tienen el apoyo de sus familias allá. Todo esto hace que muchas personas deseen aprender y certificar la lengua portuguesa”, explicó

La profesora Carmen González, revela que la gran dificultad en el aprendizaje de la lengua portuguesa se deriva de las semejanzas que tiene con el español, lo cual provoca confusiones, sobre todo al principio del aprendizaje. “Cuando hay una mayor comprensión del funcionamiento de la lengua, se superan. Además hay una gran cantidad de los llamados “falsos amigos”, o palabras que se parecen a algunas del español pero con un significado completamente diferente en portugués”.

“En FUNDEIM insistimos en mantener un equilibrio entre las dos variantes, mostrando sus diferencias y recalcando sus semejanzas, además de enseñar la cultura de los países africanos luso parlantes, así como la de Brasil y Portugal. Creemos que la lengua portuguesa debe ser aprendida en su totalidad, sin favorecer ninguna variante en particular. Sin embargo, una vez que el estudiante ha escogido una variante, se le sugiere que la practique hasta perfeccionarla”, destacó González al preguntarle sobre la preferencia de los estudiantes entre las variantes del idioma. Asimismo, indicó que sin importar la variante, al culminar el curso, el estudiante debe ser capaz de desarrollar las cuatro habilidades esenciales de cualquier idioma, es decir, leer, escribir, escuchar y hablar con una comprensión avanzada de la lengua portuguesa.

El portugués es un idioma rentable
La profesora Digna Tovar es venezolana, egresada de la primera corte de licenciados en portugués de la Universidad Central de Venezuela (UCV), casa de estudios por medio de la cual obtuvo una beca en el prestigioso Instituto Camoes en Portugal, que se encarga de hacer intercambios culturales para dar a conocer la lengua portuguesa. Luego de pasar 1 año en Portugal, decidió especializarse en la Universidad de Porto y Lisboa como profesora de portugués , y desde entonces ha estado inmersa en el idioma luso desde hace más de 24 años.

Actualmente, dirige el departamento de portugués de la Escuela de Idiomas Modernos en la UCV y el instituto de lenguas Proidiomas. A pesar del interés mostrado en los últimos años por parte de los estudiantes en aprender el idioma, Tovar asegura que el quórum se ha visto afectado por la emigración de los alumnos a otros países.

Asimismo, envía un mensaje claro para aquellos que todavía tienen dudas, de si es provechoso aprender el portugués. “El portugués es un idioma rentable y no solo por ser la cuarta lengua más hablada en el mundo sino por el contexto geográfico en que nos encontramos, con una potencia como Brasil de vecino es sumamente importante aprender el idioma”, destacó.

Igualmente, manifestó su preocupación por los estereotipos que aún existen en la sociedad venezolana con respecto a los portugueses y el idioma. “Los venezolanos y hasta los propios luso-descendientes se dejan llevar por la errada idea que tienen hacia los portugueses, y por tanto, ven el portugués como una lengua de segunda, cuando en realidad como latinoamericanos es una lengua que todos deberían saber, ya que aprender este idioma tan importante puede ayudar a materializar grandes proyectos y relaciones comerciales a largo plazo”, explicó.

La semejanza hace dificultades
Para el profesor de Fundeim, Christian Luces, una de las mayores dificultades que enfrentan los estudiantes al aprender portugués, es la brecha entre la articulación de sonidos y la nasalidad. “El español a nivel fonético es muy limitado, en cambio el portugués cuenta con una variedad de articulaciones que le producen al estudiante un conflicto a la hora de hablar el idioma”, explica.

El profesor, quien también es estudiante de cuarto año en la Escuela de Idiomas Modernos de la UCV asegura que la similitud con el español ayuda, pero a su vez, crea dificultades a los estudiantes cuando tratan de integrar palabras del español que en portugués no existen, o no tienen el mismo sentido. Por lo tanto, sugiere apartar el español del portugués, tanto en la articulación como en la gramática. “Se debe evitar la traducción porque produce confusiones, lo ideal sería que el interesado se programe para pensar en portugués una vez que comienza a estudiar el idioma”, asegura.

Su recomendación para los que quieren mejorar el aprendizaje del idioma luso es “practicar escuchando música y buscando las letras de las canciones; igualmente, ayuda muchísimo leer historias en portugués, sobre todo crónicas, porque el vocabulario que utilizan se asemeja mucho a la cotidianidad”.

Proidiomas
Los estudiantes de portugués de Proidiomas compartieron con el CORREIO, en una entrevista, los términos más difíciles que han tenido que aprender en portugués. Las dificultades se presentan con palabras que tienen la letra “H” intercalada como milho, joelho y coelho y con la letra “R” como carro, rapariga o arrumar.

Su profesora, Maria da Conceição, asegura que el conflicto al articular palabras se debe a la falta de práctica de la nasalidad, refiriéndose al proceso fonético mediante el cual un sonido que usualmente es oral, se pronuncia con el velo del paladar hacia abajo y el flujo de aire sale por la cavidad nasal. Por lo tanto, aconseja hacer énfasis en estas consonantes para que se entonen las palabras con el timbre y la característica sonora correcta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí