Caracas y sus esquinas, parte II: De Padre Sierra a Sociedad

0
6115

Carla Salcedo Leal

Kenner Prieto

La Plaza Bolívar de Caracas, ubicada en centro histórico de la Parroquia Catedral del Municipio Libertador, es el punto de partida para seguir el recorrido por las famosas esquinas del centro de Caracas. Rodeada de construcciones importantes como el Museo Sacro, la Catedral de Caracas, el Palacio Municipal, la Capilla de Santa Rosa de Lima, el Palacio Arzobispal, la Casa Amarilla y del Gobierno del Distrito Capital, este es uno de los espacios públicos más importantes de Venezuela.

En esta edició, acompáñenos en un recorrido por 5 importantes esquinas, cuyos nombres de pila han perdurado en la historia y hoy forman parte de nuestros puntos emblemáticos que debemos visitar y conocer. Detrás de estos nombres hay muchísimas historias, leyendas, anécdotas y resulta bien entretenido leerlas para así conocer un poco más de nuestra querida capital.


PADRE SIERRA_800x600Padre Sierra: Es una de las pocas esquinas que conserva el nombre que se le diera en la época de la colonia, hace más de trescientos años. Se le denominó así en honor de don Joseph de Sierra, capellán de las monjas Concepciones, quien en 1766 vivió en la casa que se ubicaba en este lugar. El padre Sierra fue un hombre muy humanitario, que hizo un gran trabajo durante la epidemia de 1766, al ayudar a curar a los enfermos poniendo en riesgo su propia vida. Una actitud similar demostró el 21 de octubre de ese año, al socorrer a las víctimas del terremoto que sacudió a Caracas. El Padre Sierra murió víctima de esta enfermedad que contrajo cuando se dedicaba a curar y proteger a los enfermos.


LA BOLSA_800x600La Bolsa: Algunos asocian ese nombre al hecho que en esa esquina tenía su casa la biznieta de Don Diego de Boiza, aquel hombre de “malos instintos” que fue encargado de la Gobernación de la Provincia de Venezuela en el año 1542; es decir, proviene de la descomposición del apellido de Boiza. También se dice que en esa esquina estableció un tal Barón de Corvaia, que poseía un negocio de préstamo de dinero, con tal fama que el Presidente Guzmán y los políticos, lo visitaban frecuentemente para sus operaciones bursátiles. La oficina obtuvo entonces el nombre de la “Bolsa de Caracas”.


Los Angelitos: En esta esquina, decían los pobladores de la ciudad, que el presidente Páez en sus ejercicios de patriota, cortejaba una mujer ajena en aquel lugar. Para no ser sorprendido in fraganti en actos de machismo que le podrían acarrear enfrentamientos, en esa misma esquina que sigue teniendo aquel nombre, colocó un grupo de guardias, bien armados, cuya misión era impedir la llegada de “chaperones” o visitantes no deseados. Aquellos “angelitos» apostados en plena calle trascendieron a la historia de la ciudad.


SAN FRANCISCO_800x600San Francisco: Su nombre se deriva del «Convento Máximo de la Inmaculada Concepción», fundado por una comunidad franciscana en el año 1575. La Iglesia de San Francisco fue diseñada en 1593. En 1813, Simón Bolívar fue consagrado en este templo con el titulo de Capitán General de los ejércitos de Venezuela y con el nombre de Libertador. Posteriormente recibió sus restos el 17 de diciembre de 1842, cuando se celebraron los funerales con el Réquiem de Mozart antes de ser trasladados a la Catedral de Caracas.


SOCIEDAD_800x600Sociedad: Allí se encontraba a principios del siglo XIX una casona con puertas de madera oscura claveteada, zaguán de huesitos, corredor de ladrillos y un gran jardín rodeado de elegantes pilares. Fue ésta la sede de la Sociedad Patriótica en 1811, donde se escuchó por primera vez a Simón Bolívar motivar al pueblo a buscar la Independencia de España. Personajes como Francisco de Miranda, Miguel Peña, Antonio Muñoz Tébar, Francisco Espejo, los hermanos Salias y Vicente Tejera se reunieron en este sitio para buscarle una solución a la opresión en la que vivía Venezuela en aquél momento.

[quote_box_center]

Conoce más sobre las esquinas de Caracas en nuestra próxima entrega y a través de “Historias Mínimas de Ciudad” en Facebook y @urbanimia en Twitter.

[/quote_box_center]

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here