Carlos De Abreu, el primer luso venezolano en pastorear la Misión Católica Portuguesa

0
42

Marcos Ramos Jardim

El 15 de octubre de 2021, el Cardenal Baltazar Enrique Porras Cardozo nombra al padre Carlos De Abreu, administrador parroquial de la Misión Católica Portuguesa, convirtiéndose en el primer sacerdote luso venezolano en estar al frente de la parroquia personal de la comunidad portuguesa, hijo de Albino de Abreu y Ana Das Neves Gonçalves, originarios de la freguesia Campanario, concelho de Ribeira Brava, en la Región Insular de Madeira, sustituye al padre Alexandre Mendonça, quien falleció a causa de la pandemia de COVID-19 el 13 de octubre de 2021, quien ejerció como párroco de la obra portuguesa durante 3 décadas, actualmente el padre De Abreu celebra la santa misa en la Misión Católica Portuguesa, los días sábados a las 4:00 PM en la Ermita Nuestra Señora de Coromoto y de Fátima y los domingos a las 12:30 PM en la Capilla Nuestra Señora de Fátima del Centro Portugués, recientemente en abril el sacerdote luso descendiente recibió la visita de Rui Abreu, Director de las Comunidades Madeirenses del Gobierno Regional de Madeira.

Carlos José Gonçalves De Abreu nació en la Maternidad Concepción Palacios en Caracas, el 14 de diciembre de 1961, desde los 13 años el estaba decidido en incursionar los caminos de Dios, estudió la primaria y la secundaria en el Colegio San Rafael Nonato de Catia, dirigido por los padres mercedarios y obtiene el titulo de bachiller en el Seminario Menor de Caracas, luego estudia filosofía y teología en el seminario de la congregación eudista, dicha carisma fundada por San Juan Eudes es conocida por propagar la devoción de los Sagrados Corazones de Jesús y de María.

Fue ordenado diacono el 30 de mayo de 1986 y posteriormente el 07 de febrero de 1987 recibe la ordenación sacerdotal, su trayectoria como sacerdote de la congregación eudista, inició como formador del seminario eudista en la población de Calabozo, estado Guarico, donde también asumió funciones como encargado de la Pastoral Vocacional y rector de dicha casa de estudio, luego es enviado a Roma donde estudia la especialización de Teología Bíblica en la Pontificia Universidad Urbaniana, al regresar a Venezuela, estuvo un semestre en Mérida, impartiendo clases en una asignatura en el seminario, posteriormente asume como encargado de la Pastoral Juvenil de los eudistas durante 3 años, después fue enviado para abrir una casa de la congregación en Araira, para en aquel momento la recién creada Diócesis de Guarenas, en 1995 debuta como Vicario Parroquial en la Iglesia San José y San Juan Eudes en la localidad de Tembladores, estado Monagas hasta 1998 cuando culmina su experiencia en el oriente venezolano, es trasladado a Caracas, el 22 de agosto de 1999 para asumir funciones parroquiales en la Iglesia Corpus Christi ubicado en la Urbina, estuvo al frente de la parroquia petareña hasta el 10 de marzo de 2013, regresa nuevamente al Colegio San Juan Eudes del Marques como encargado y asume la dirección espiritual de la Comunidad de los Samaritanos junto al padre italo venezolano Vicente Mancini.

Para el año 2018, el padre Carlos de Abreu solicitó a su superior eudista una experiencia como diocesano, donde asumió por un año como párroco de la Iglesia Jesús Obrero y luego con el mismo tiempo de duración en las mismas funciones parroquiales en la Iglesia San Miguel Arcángel, ambas en la Diócesis de Guarenas, para el año 2020 el presbítero De Abreu quedó muy afectado de salud por la pandemia del COVID-19 donde guardo reposo, por motivos de salud fue aceptado como sacerdote diocesano ante la Arquidiócesis de Caracas por el Cardenal Baltazar Porras, reiniciando sus labores en el año 2021, estuvo celebrando la eucaristía en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario en La California Norte, haciendo la suplencia al padre Enrique Yanes, luego estuvo en la Iglesia San Pedro en Los Chaguaramos y al mismo tiempo concelebraba las misas junto al padre Alexandre Mendonça en la Misión Católica Portuguesa desde agosto de 2021, al fallecer el padre Mendonça, el 15 de octubre el padre De Abreu es designado por el Cardenal Baltazar Porras Administrador Parroquial de la Misión Católica Portuguesa, Rector de la Iglesia Divino Niño en La Rinconada y asesor espiritual de la Comunidad de los Samaritanos.

¿Cómo influyeron sus orígenes portugueses en el ámbito social, laboral y en su discernimiento de entrar a la vida sacerdotal?

Mi primer recuerdo de infancia es ordenando las papas y las diferentes verduras en el abasto de mis padres, siendo niño y adolescente, al igual que en los supermercados todos en la casa como familia trabajábamos, un elemento muy fundamental en la comunidad portuguesa. Mi vocación a la vida religiosa inicio bien temprano a los 13 años, empecé hablar con los sacerdotes de mi parroquia, en ese momento los padres mercedarios, mientras fui creciendo y madurando a los 15 años entro al Seminario Menor de Caracas y posteriormente terminé viviendo con los padres eudistas, me llamo mucho la atención su carisma, fue una etapa muy hermosa y evangelizadora que me hicieron conocer Venezuela entera, mi experiencia como misionero fue muy fantástico, no obstante llegó la pandemia y de alguna manera quedé muy afectado del COVID-19, sentí la necesidad de estar cerca de mi familia en Caracas, por eso le solicite al Cardenal Baltazar Porras que me recibiera en Caracas.

Mis padres vivieron siempre con una camándula en la mano, desde pequeño siempre asistíamos a la misa en familia, incluyendo las misas de aguinaldo o do parto decía mi madre, me llamaba la atención que algunos jóvenes no entendían la secuencia de la Semana Santa, para mi ha sido una sola celebración desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, mis padres me trasmitieron la fe y el amor a la Santísima Virgen María y la practica del santo rosario, vivir sin la intercesión de la madre en el sacerdocio es como vivir sin color, solamente una madre puede amar a su hijo eternamente, como amar, servir y entregar a Jesús.

¿Cuáles son los libros que más le llama la atención de las Sagradas Escrituras? Tomando en consideración sus estudios en Teología Bíblica

Eso si esta difícil, desde la carta mas pequeña hasta la mas extensa de la Biblia, nos invita a reflexionar y vivir los mandamientos cristianos, analizando el libro del éxodo es muy extraordinario, o un repaso en los libros sapienciales cuando vemos reflejado en la fe de Tobías y el acompañamiento que Rafael hacia por él, aprendiendo que la compañía de Dios está siempre para acompañarnos, el amor y la fe que tenia Ruth por su suegra que no era de su sangre, el sufrimiento de Job que sirvió como prueba la fe que tenia con Dios ante las adversidades, la carta de San Pablo a Filemón es una excelente pedagogía, de esa carta tan pequeña tiene una enseñanza tan profunda, San Pablo decía un décimo que era su esclavo que lo reciba como un hermano en la fe, no hace criticas sobre la política, le dice a Filemón que sea cristiano, a nosotros nos gusta crear principio a través de la fe, un hombre que no conoce a Cristo no puede vivir la verdadera humanidad, en esa carta nos anuncia que viviendo la fe cristiana podemos transformar la sociedad.

¿Por qué se sintió identificado con la Congregación Eudista?

Recuerdo que en la Conferencia Episcopal Latinoamericana de los pueblos, nos invitaba a juzgar y actuar en 1979, en la búsqueda de una respuesta ante la situación muy compleja en el mundo mas en nuestra región, a un año del pontificado del sumo pontífice Juan Pablo II, los que trabajaban con los jóvenes en su momento era el padre Humberto Gómez de los eudistas, de la importancia de tener presente a Jesús y María, veía reflejado en ellos esa devoción por los Sagrados Corazones de Jesús y de María, por eso me sentí incursionado por el carisma de San Juan Eudes. Porque sentía que mi identificación como cristiano, es esencial ser mariano, cada vez que me hablaba del corazón de María, formaba parte esencial en mi vida, a mi me cuesta pensar en un portugués ateo o protestante, eso es tan arraigado en nuestra cultura e idiosincrasia, al amar a María me hace amar al corazón de Jesús, y por eso me atrapó la congregación eudista, la madre nos guía hacia su hijo, ese orgullo y esa identificación, cada vez que entras a un establecimiento portugués y ves una virgen de Fátima uno se siente en familia, la comunidad portuguesa han celebrado y ha amado a la Madre de Dios con elegancia en cada procesión.

¿Cómo se siente tener la bendición y el compromiso de estar al frente de la Misión Católica Portuguesa?

“Es un desafío personal, retomar mi raíces portuguesas, siempre me he sentido identificado con la cultura lusitana, a pesar que no hablo muy fluido el idioma, siempre relacionaba mis gustos por las malassadas y un majarete, el comer de un buen pabellón criollo y también de las diferentes recetas del bacalao, siempre he tenido presente la identidad venezolana y portuguesa que lo vemos reflejado en este hermoso templo de Nuestra Señora de Coromoto y de Fátima, tener un adecuado uso del idioma y lograr celebrar la misa en portugués, es una gran oportunidad de poder reavivar la misión católica, hay dos verdades un portugués vive la fe católica, retomar nuestras tradiciones y fiestas patronales, no es que descubrimos la iglesia, sino que la fe cristiana nació pidiendo la bendición del Papa, Portugal nace de la fe, es importante que nosotros comos lusitanos que sienta que esta es su casa, que es patrimonio de nuestra comunidad portuguesa en Venezuela y sobre todo en Caracas, extendemos la invitación a la feligresía luso venezolana en participar en la organizaciones de las fiestas patronales que tenemos los portugueses bien sea Nuestra Señora de Monte, Livramento, Saude, Fátima, Sao Martinho, Sao Vicente, San Juan Bautista o Nuestra Señora de Coromoto, las puertas de la Misión Católica Portuguesa siempre estarán abiertas de festejar nuestras tradiciones y de seguir a Cristo, con el amor de Jesús, José y María que ha hecho muy bien al país, esta parroquia forma ha contribuido con la fe de los católicos portugueses en la diferentes iglesias de la Arquidiócesis de Caracas, donde nos invita a cada uno tomar su cruz y seguir hacia delante, un compromiso” enfatizó el padre Carlos de Abreu.

Por ultimo el padre Carlos De Abreu invitó a la feligresía luso venezolana en participar la misa de los sábados a las 4pm en la Ermita Nuestra Señora de Coromoto y Fátima, templo principal de la Misión Católica Portuguesa ubicado en San Bernardino, que este año ha retornado las actividades eclesiásticas después de la pandemia del COVID-19, el primer encuentro bajo la dirección pastoral del padre De Abreu se realizó el 02 de abril, un retiro de cuaresma quien junto con el padre Enrique Yanes entronizaron el retablo de Nuestra Señora de Coromoto como antesala de los 80 años que fue declarada patrona de Venezuela, el segundo retiro de este año de la Misión Católica Portuguesa está previsto para el sábado 28 de mayo. Uno de los objetivos del padre De Abreu es acompañar a los lusos venezolanos en discernir su vocación bien sea matrimonial o la vida sacerdotal, recordando que nuestra comunidad portuguesa ha contribuido con los sacerdotes y siervas que hacen vida en la iglesia católica venezolana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí