Cinco consejos fundamentales para mejorar la salud de tu espalda

0
66

La pandemia provocada por Covid-19 obligó a un cambio de hábitos y la reincorporación al trabajo se está haciendo de forma paulatina. Sin embargo, con el aumento del teletrabajo y las horas frente a la computadora, la campaña “Olhe Pelas Suas Costas” refuerza que el cuidado de la columna no se puede olvidar y que se deben adoptar nuevos hábitos como el ejercicio físico, siendo que la falta de tiempo no es una excusa.

“El dolor de espalda es la segunda causa más frecuente de visitas a emergencia de los hospitales y representa más del 50% de las causas de discapacidad física en edad activa. Para combatir estos números, lo ideal es que los adultos sanos practiquen unos 150 minutos a la semana de actividad física moderada” advierte Bruno Santiago, neurocirujano y coordinador de la campaña portuguesa “Olhe Pelas Suas Costas”.

Según el programa nacional de actividad física de la Dirección General de Salud (DGS), en 2017 solo el 27% de la población nacional mayor de 14 años se considera “activa” y el 30,3% es “moderadamente activa”. Y, según el mismo informe, el 33% de las personas mayores de 15 años residentes en Portugal indicaron la falta de tiempo como una barrera para la práctica de actividad física y el 26% apunta a una falta de motivación o interés. Sin embargo, mejorar la salud de la espalda no tiene por qué llevar mucho tiempo ni costar mucho dinero. La campaña comparte cinco consejos clave:

Cualquier actividad física es mejor que no hacer nada, por lo que es importante aprovechar oportunidades como ir al trabajo o tomar un descanso para almorzar para ejercitarse;

Si los ejercicios se realizan con regularidad, incluso con solo 10 a 20 minutos diarios, ayudan a prevenir el dolor de espalda y las lesiones de la columna;

Deben evitarse los ejercicios que impliquen doblar la columna vertebral (flexión del tronco), ya que pueden aumentar el riesgo de lesiones del disco espinal. Por lo general, no se recomiendan los ejercicios que quitan la columna vertebral de su posición natural;

Nunca olvides que el ejercicio físico puede ser beneficioso si es apropiado para tu situación, de lo contrario puede ser perjudicial si tienes otros problemas de salud. Por lo tanto, siempre debe pedir consejo a un profesional de la salud;

El ejercicio no solo se realiza en el gimnasio, hay pequeños gestos y actividades que podemos hacer en casa, entre ellas preferir las escaleras al ascensor, dedicar unos minutos a practicar yoga o estirar y fortalecer la musculatura abdominal y lumbar.

Bruno Santiago, refuerza que “el ejercicio físico es el pilar de prevención y tratamiento de problemas relacionados con la columna. Como tal, es imperativo adoptar hábitos físicos que refuercen el bienestar de la columna. La columna no está adaptada para pasar tanto tiempo sentada y haciendo poco ejercicio físico. Además, hay que medir el esfuerzo que se realiza, ya que en determinadas profesiones puede provocar lesiones”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here