Ciudadanos se mantienen a la expectativa tras vigencia del nuevo cono monetario

0
1139

Jean Carlos De Abreu

El próximo 20 de agosto, en Venezuela se implementará una reconversión monetaria, en la que el Gobierno eliminará cinco ceros al bolívar fuerte para convertirlo en bolívar soberano y enfrentar así la llamada “guerra económica” que hay en el país.

Sin embargo, la medida es confusa y hay muchos ciudadanos que están confundidos con la nueva denominación monetaria. Algunos aseguraron que la medida económica no resolverá en lo absoluta la crisis, pues deben tomarse medidas más profundas para superar la crisis.

“Es un despelote que se manejen el antiguo billete con el nuevo. Eso genera más confusión en los ciudadanos, sobre todo en las personas de la tercera edad, quienes son los más afectados”, dijo Arminda Goncalves, quien es encargada de una frutería en Caracas.

Esta portuguesa aseveró que aún se le complica comprender los montos. “Hay que tener la calculadora en mano para no equivocarnos y para que los clientes sepan cuánto deben pagar por un producto. Estamos a la expectativa de lo que vaya ocurrir en el tema económico con esta moneda. Ojalá mejore la crisis económica”, sumó.

El diputado luso descendiente a la Asamblea Nacional (AN), Manuel Teixeira, señaló en exclusiva al Correio que la eliminación de los cincos ceros, “que no debió ser cinco sino seis, no resuelve nada el tema hiperinflacionario, pero si agiliza las transacciones”.

Sostuvo que el Gobierno “toma esta decisión porque las plataformas bancarias no están adaptadas a grandes cantidades de números”, pero enfatizó que si permitirá la simplificación de las operaciones.

“No reduce en lo absoluto el tema hiperinflacionario (…) Eso es una inversión de 300 millones de dólares para la elaboración de los nuevos billetes”, agregó el parlamentario.

Confusión en la ciudadanía

Agustín Almeida, encargado de una panadería en Caracas, precisó que la reducción de las cifras y el redondeo, según las normativas establecidas por el Banco Central de Venezuela (BCV), trae confusión.

“El BCV publicó las normativas y cómo se realizarán los redondeos, sin embargo, es un poco complicado. Quizás sea por la falta de costumbre y por lo rápido que se aplicó. No hubo una campaña para que las personas se adecuaran a los nuevos billetes”, dijo.

Consideró que en nada servirá la implementación de una nueva moneda, si no re resuelve a fondo la grave crisis en el país. “Puede servir por un tiempo determinado, pero si no toman medidas a fondo, de nada habrá servido la medida. Por el momento hay mucha confusión, pero con el manejo más frecuente de los nuevos billetes, supongo, nos iremos adecuando”:

Se necesitan 6.500 millones de piezas para que todos los venezolanos puedan manejar el efectivo. “Ese cono monetario es un gasto para el país porque si esta hiperinflación no es atacada con medidas fiscales quedará en el olvido y en Semana Santa del año que viene ya esos billetes no servirán”, puntualizó el diputado Teixeira.

“Este Gobierno no es serio, pensamos que puede pasar cualquier cosa. La cantidad de billetes que hay en la calle no es suficiente para que la gente haga sus transacciones”, manifestó.

Igualmente, expresó que “el Gobierno no quiere terminar de asumir la responsabilidad por miedo a que eso genere impacto en la sociedad”.

Anuncio de la reconversión

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el pasado mes de julio que el 20 de agosto de 2018 entraría en circulación el nuevo cono monetario anclado a la criptomoneda El Petro.

“Vamos a resolver de plano y vamos a estabilizar nuestra economía con el lanzamiento del nuevo cono monetario. Se acabaron las mafias con el anclaje de nuestro bolívar soberano con el Petro, vamos a restituir el poder adquisitivo del venezolano”, expresó.

Sostuvo que tiene “confianza y certeza” de que el plan económico que propuso mejorará la economía del país. “Venezuela necesita seguir haciendo grandes esfuerzos para construir un nuevo modelo económico, diversificado, productivo y tecnológico”, sumó.

Cabe destacar que desde hace más de dos semanas, los comerciantes en todo el país expresaron los precios de sus productos en bolívares soberanos, para adaptarse a la reconversión monetaria. Sin embargo, la mayoría han concordado en que ha sido “un proceso difícil de adaptación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here