Clubes comprometidos

0
45

Desde el inicio de la pandemia los clubes no lo han tenido fácil:

 primero, tuvieron que cerrar sus puertas y cancelar todas sus actividades; luego, se han venido adaptando al sistema de semanas flexibles y radicales, limitando sus aforos e implementando las tan necesarias medidas de bioseguridad. Como si no fuera suficiente, las cuotas mensuales se han ido adaptando al contexto económico, lo que se ha hecho cuesta arriba para muchas familias asociadas. Sin embargo, debemos reconocer el esfuerzo emprendido por las juntas directivas para optimizar los recursos e invertir en el constante mantenimiento de las instalaciones, implementando obras que revalorizan las acciones y se transforman en bienestar para todos los que hacen vida en esos espacios. Un patrón que se repite a lo largo y ancho de Venezuela, pero que en esta ocasión resaltamos a través del Centro Portugués, en Caracas, y el Centro Social Madeirense, en Valencia. Dos grandes clubes recreativos portugueses de los cuales debemos sentirnos orgullosos, pues con trabajo y esfuerzo de sus directivas y socios se han convertido en grandes íconos de la Portugalidad, no sólo en el país sino también en el mundo entero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here