Consejos para evitar los excesos en navidad

La Navidad es una de las festividades más celebradas a nivel mundial. No obstante, es nuestra responsabilidad no permitir que las festividades se conviertan en excesos, que luego pasen factura a nuestra salud.

0
1030

Ommyra Moreno Suárez
No es necesario privarte de comer lo que quieres y mucho menos sentirte culpable. Recuerda que cuando un alimento está fuera de tus límites, comerlo resulta atractivo. Sin embargo, luego de la culpa, aparecerá la mentalidad de comer todo lo que encuentras en la reunión porque ya rompiste la dieta. Por lo tanto, es mejor darte permiso de probar tus platos favoritos, pero siempre con moderación. La comida debe ser divertida, no estresante.

Procura inmediatamente después de comer, prepararte un buen té caliente. Está comprobado que los líquidos calientes después de una comida acelera el metabolismo, facilitando la quema de calorías. Además, el té verde es un luchador contra las grasas naturales.

El alcohol, los aperitivos y los dulces aumentan el hambre, aun más si los comes con el estómago vacío, así que ve mejor por la vía saludable y consume proteínas magras en las fiestas y trata de que hayan proteínas en todos los platos que elijas degustar.

No te prohíbas el consumo de bebidas alcohólicas y postres, solo ten presente que deben ser consumidos con moderación, ya que son comidas con pocos nutrientes y altas en calorías. Es una decisión y cada plato viene con decisiones. Y por supuesto, la porción no debe superar la de las proteínas y los vegetales en la cena.

Uno de los mejores trucos es mantener chicle o mentas en el bolsillo, si vas a una fiesta en la que sabes que habrá entremeses y una gran comida de estilo familiar. El sabor a menta en la boca aliviará la necesidad de una segunda porción y te mantendrá alejado de comer algo solo por masticar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí