Consejos para unas vacaciones más ecológicas

0
37

Con las últimas noticias sobre catástrofes naturales, resulta imposible negar la urgencia de la acción ecológica y la gestión sostenible de los recursos de nuestro planeta. Varios científicos estadounidenses han concluido que las catástrofes relacionadas con el clima han aumentado desde 2019, debido a las temperaturas récord y a las altas concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero.

La acción política debe ir acompañada de un cambio drástico en los hábitos de consumo a escala mundial. Desde los coches que conducimos hasta la ropa que llevamos y los productos que compramos en el supermercado, todo repercute en la explotación de los recursos de nuestro planeta.

Preste atención a su dieta: además de tener beneficios para la salud, reducir el consumo de productos animales y optar por las verduras y frutas regionales de temporada es un acto que protege el medio ambiente. El ser humano utiliza actualmente casi un tercio de la tierra disponible para la alimentación. La agricultura, la silvicultura y otras actividades de uso de la tierra aportan el 23% de todos los gases de efecto invernadero que calientan el planeta.

Evite encender el aire acondicionado: La ventilación natural y los ventiladores son opciones mucho más respetuosas con el medio ambiente. La Agencia Internacional de la Energía calcula que la energía consumida por los aires acondicionados se triplicará de aquí a 2050, momento en el que se estima que utilizarán toda la capacidad eléctrica de Estados Unidos, Europa y Japón juntos. Mantener las ventanas y persianas cerradas, o los toldos abiertos, cuando el sol incide en las ventanas y abrir las ventanas y puertas de la casa por la noche para que circule el aire fresco son alternativas mucho más ecológicas.

Reducir el consumo de plástico: una de las mejores formas de hacerlo es utilizando botellas reutilizables. Euromonitor International constató en 2017 que se vendía un millón de botellas de agua por minuto y predijo que esta cifra aumentaría un 20% para 2021. Son 583.300 millones de botellas al año que contribuyen a un planeta más contaminado.

Ahorro de agua: se recomiendan baños cortos y eficaces, preferiblemente con menos agua caliente, lo que también ayuda a ahorrar electricidad o gas. Simplemente detenga el flujo de agua mientras se ocupa del jabón y el champú.

Desenchufa la secadora: estos aparatos son responsables de un elevado consumo de energía. Si tiene que utilizarlas, hay varias formas de minimizar el consumo de energía, como eliminar el exceso de agua de las prendas, alisar la ropa y asegurarse de que la máquina está llena.

Elige bien tu modo de transporte: si te desplazas a nivel local, prueba a ir en bicicleta o a pie. Si estás en el agua, navegar es mejor que ir en un barco con motor eléctrico. Considera el vehículo eléctrico, o al menos el más pequeño que se adapte a las necesidades de tu familia. Los trenes emiten los niveles más bajos de gases de efecto invernadero y otros contaminantes nocivos, ya sean eléctricos o diésel

Deja limpio el lugar por el que pasas: Tanto si vas a hacer un picnic en el bosque como a bañarte en la playa, asegúrate de no dejar rastro por donde pasas. Antes de salir de casa, asegúrate de llevar al menos una bolsa para la basura. Si fumas, ten cuidado con las colillas e intenta utilizar un cenicero portátil. Además de ser un enemigo de la salud y el medio ambiente, un cigarrillo mal apagado puede provocar un desastre forestal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here