Consejos para unir salud y nutrición

0
20

La pandemia ha hecho que muchos reconsideren las comidas, ya que los alimentos interfieren con la forma en que el cuerpo reacciona ante posibles infecciones. Por lo tanto, comer sano es un factor extremadamente importante, pero también un desafío diario.

Prefiera alimentos orgánicos: Evite el consumo en comidas rápidas, alimentos congelados o alimentos preparados. Estos alimentos son altamente calóricos y grasos y no contienen nutrientes, vitaminas o minerales. Es importante elegir siempre alimentos orgánicos o frescos y visitar las ferias de tu región, que además de ser económicas son más saludable.

Consumo consciente: Todo lo que es demasiado no es bueno para la salud. Ejercita una reducción en el consumo de sal, azúcar y alimentos procesados.

Opte por la grasa buena: productos como el aceite de oliva, el aceite de coco y la grasa de cerdo, por ejemplo, son opciones de «grasa buena». Son excelentes para mantener el funcionamiento de las hormonas y las vitaminas liposolubles que son solubles en grasas.

Cambiar dietas por reeducación: No haga dietas sin seguimiento médico o nutricional. No existe una dieta milagrosa, sino un horario dietético que mejor se adapte a la realidad de tu cuerpo y es lo que se busca con reeducación. Para que tu nutrición no perjudique tu salud, busca siempre la ayuda de un profesional.

La fruta no es buena, es excelente: incluya frutas, verduras, semillas y granos en su dieta diaria. Estos alimentos son mucho más asequibles que la comida procesada o rápida. Además, añaden los nutrientes necesarios para ayudar a mantener una dieta más sana y equilibrada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here