Damas Portuguesas entregaron comida, medicamentos e insumos

A pesar de las adversidades, la institución con 51 años continúa siendo un apoyo fundamental para los portugueses y luso-descendientes más necesitados en la ciudad de Caracas

0
25

La Sociedad de Beneficencia de Damas Portuguesas, con sede en la ciudad de Caracas, continúa demostrando porqué es uno de los grandes íconos de la portugalidad en Venezuela: a pesar de la pandemia y la situación económica, la institución promovió una nueva jornada solidaria el pasado miércoles 10 de febrero, con la finalidad de entregar comidas, medicamentos e insumos a personas con carencias económicas.

La organización sin fines de lucro benefició aproximadamente a 100 personas de 40 familias, quienes comieron sopa y recibieron combos de víveres, combos de aseo personal y medicamentos. Igualmente, la institución continúa dando ayudas económicas por la vía electrónica a un grupo de familias que, por diferentes razones, no pueden acercarse a la Quinta Lelly de Macaracuay, ubicada al este de la ciudad capital venezolana.

Dichas ayudas son posibles gracias al trabajo de hormiguita que realizan las damas, reuniendo fondos entre colaboradores y empresas, así como también con el apoyo del Gobierno de Portugal. “Todas nuestras actividades de recolección de fondos fueron suspendidas debido al Covid-19. Sin embargo, continuamos las ayudas a nuestros beneficiarios, gracias al apoyo del Gobierno de Portugal, a través de la Secretario de Estado para las Comunidades Portuguesas y el Ministerio de Negocios Extranjeros. De no ser así, no podríamos hacer estas actividades, en vista de que todos nuestros eventos de recaudación fueron cancelados” explicó Fátima Pita, actual presidenta de la Sociedad de Beneficencia de Damas Portuguesas.

La próxima jornada alimenticia y de entrega de insumos está marcada para el 10 de Marzo. A pesar del apoyo gubernamental, la Sociedad de Beneficencia de Damas Portuguesas hace un llamado a la comunidad para que realicen donativos de ropa y calzado en buen estado e utensilios para el hogar, para reponer el famoso “ropero” y el “trastero” que la institución abre a los beneficiarios con mayores necesidades. No menos importante son las donaciones de comida, medicamentos e insumos, que serán utilizados para estas jornadas mensuales.

Recordemos que entre los meses de marzo y octubre de 2020, el grupo de mujeres otorgó la ayuda mensual a los beneficiarios a través de transferencia electrónica, iniciando posteriormente algunas jornadas alimenticias en la Quinta Lelly de Macaracuay, sede de la institución ubicada en el este de Caracas. “Los meses de noviembre y diciembre llevamos a cabo las primeras jornadas de nuestro nuevo proyecto, que consiste en donar un combo alimenticio y proporcionar un almuerzo a quienes más nos necesitan, siguiendo obviamente todas las normas de higiene, distanciamiento y bioseguridad. En el mes de noviembre realizamos una sopa y en el mes de diciembre un arroz navideño, además de ofrecerles un combo de víveres que les ayude en sus hogares. Estamos hablando de 90 almuerzos que dimos en cada una de estas jornadas, beneficiando a grupos familiares que van de 2 a 5 personas” añadió Fátima Pita.

Para Fátima y el grupo de Damas que dirige, el compromiso se fortalece ante los tiempos adversos. ““Todas las damas nos sentimos orgullosas al ver la sonrisa en los rostros de nuestros beneficiados cuando les entregamos esa pequeña ayuda. Estamos muy contentas y comprometidas con esta labor iniciada hace tantos años. Esperamos que esta enfermedad que nos está agobiando para pronto, para volver a nuestras rutinas y retomar en pleno nuestras actividades” concluyó la presidenta de la asociación sin fines de lucro.

La Sociedad de Beneficencia de Damas Portuguesas fue creada en mayo de 1969 por Susana de Sampaio, esposa de un ex Embajador de Portugal en Venezuela. Esta Sociedad Civil sin fines de lucro ha estado dirigida a prestar colaboración a todas las personas y en especial a ciudadanos de nacionalidad portuguesa que se encuentran en situaciones difíciles o afectados por enfermedad o invalidez, que les impide desenvolverse en sus funciones normales. Con el pasar de los años han apoyado a ancianatos, personas desposeídas o con enfermerdades. La asociación benéfica también hace donaciones permanentes a algunas familias y ayuda a algunas personas en procesos quirúrgicos y en el tratamiento de enfermedades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here