“Debemos darle la mejor calidad de vida posible”

José Egidio Monteiro acepta este nuevo reto al mando del Lar Pare Joaquím Ferreira asumiendo que se debe trabajar por y para los residentes del geriátrico.

0
936

Joel Melin Abreu

jmabreu@correiodevenezuela.com

Hablar de constancia, trabajo, lucha y perseverancia, es hablar del ejemplo de José Egidio De Sousa Monteiro. Natural de la Freguesia de Calheta de la ciudad de Funchal, Madeira, ha trabajado desde su llegada a Venezuela en pro de los que más lo necesitan. Actualmente acaba de ser nombrado como Presidente del Geriátrico Padre Joaquím Ferreira, ubicado en los Anaucos, estado Miranda, lugar en el que ha participado desde sus inicios al formar parte como firmante de las primeras actas de la junta constitutiva del mismo, además de participar fervientemente en su construcción y mantenimiento a lo largo de estos años.

José Monteiro culminó sus estudios de bachillerato en Portugal y es ahí cuando viene a Venezuela por segunda vez para radicarse de manera definitiva en 1976. Al intentar conseguir una plaza en la universidad para cursas sus estudios universitarios, se encontró con problemas políticos entre las universidades y el presidente de la época, Rafael Caldera, lo que lo obligó a iniciar una carrera profesional como comerciante, que como él mismo afirma “es un medio difícil para desarrollarse”.

A lo largo de varias décadas, se ha dedicado al comercio de licores, hoteles y entretenimiento, aunque desde hace 20 años su actividad comercial más fuerte ha sido la de la industria química, suministrando la materia prima necesaria para las otras industrias.

Siempre al  servicio de la comunidad lusitana

Entre los diferentes cargos ejercidos por José Monteiro relacionados con la comunidad luso-venezolana, está su participación en la primera mesa electoral democrática de residenciamiento de Venezuela para Portugal en 1967, ayudando a los inmigrantes que residían para la fecha en tierras venezolanas, para que los mismos pudieran suministrar toda la documentación necesaria para poder participar en los diferentes ámbitos de la sociedad de manera legal.

También formó parte de la junta directiva del Centro Portugués en 1982, para luego ser vicepresidente del mismo por un lapso de dos años entre 1996 y 1998 y posteriormente Presidente por un período entre 1998 y 2001.  Actualmente no ha perdido el vínculo con el club, pues anualmente se reúne con el consejo consultivo para ayudar como asesor en asuntos del mismo.

Por un geriátrico digno

Monteiro asegura que desde hace un tiempo, las personas encargadas directamente con el geriátrico, le habían estado solicitando su participación como presidente en el mismo, pero que debido a falta de tiempo no había podido cumplir con ese proyecto. Ahora que finalmente se encuentra al frente de la dirección por los próximos dos años, asegura sentirse satisfecho por la oportunidad y que promete trabajar todos los días para que los ancianos que residen dentro del geriátrico se sientan lo mejor posible. “Debemos darle la mejor calidad de vida posible, hacer que nunca se sientan solitarios y que continúen con esas ganas de vivir”.

A su vez afirma que como planes para este período al frente de la institución, es prioridad para ellos continuar encontrando ayuda de los diferentes sectores de la sociedad para seguir suministrando a los ancianos  adecuados servicios alimenticios, sanitarios, de salud y recreación.

“Son diferentes los grupos que nos ayudan a mantener este proyecto en pie y con ellos estoy muy agradecido porque a lo largo de estos años siempre nos han extendido una mano cordial”, mencionó. Al mismo tiempo recordó que son una institución abierta a toda la comunidad, y que no sólo invitan a la población a colaborar con lo que puedan sino que también si precisan del servicio para un familiar o amigo, se encuentran a la orden en asesoramiento y ayuda para la incorporación correspondiente al geriátrico.

Como reflexión final mencionó que cuesta mucho mantener el geriátrico, pero que hace todo lo posible para que el proyecto continúe y que para esto lo más importante es que los integrantes de la comunidad en general se mantengan unidos y se ayuden entre ellos mismos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí