Departamento de portugués de la UCV apuesta por la educación pese a la falta de apoyo

Con casi tres décadas de servicio, este pilar educativo de difusión de la lengua de Camões se encuentra en un momento crítico. Ausencia de apoyo del estado, alumnos y profesores sin medios para adaptarse a clases online y falta de recursos educativos, son los principales obstáculos que ha tenido que superar la casa de estudio

0
45

Oscar Sayago

La educación en Venezuela ha tenido que cambiar su esquema tradicional de actividades debido a la pandemia, y al igual que todas las instituciones del país, el Departamento de Portugués de la UCV no se escapa a este acontecimiento. Desde la llegada del coronavirus en el 2020, el centro educativo tuvo que pausar sus actividades y evaluar nuevos sistemas para continuar con la educación de los estudiantes.

A diferencia de otros centros educativos, la Universidad Central de Venezuela al ser una casa de estudios pública carece de recursos pedagógicos por falta de ingresos monetarios, algo que sí disponen universidades privadas gracias a la matrícula que pagan los estudiantes y aportes de donantes. Conversando con la Coordinadora del Departamento de Portugués de la Escuela de Idiomas Modernos, el CORREIO pudo constatar cuales han sido los diversos retos que ha tenido que afrontar este centro de formación de la lengua de Camões.

“El Departamento de Portugués, al igual que el país entero, ha sido muy golpeado por el período de cuarentena. Al inicio nos quedamos paralizados, no pudimos reaccionar y nos dispersamos, pues la universidad suspendió todas las actividades presenciales y no teníamos un plan B; nuestro régimen era anual y absolutamente presencial”, destacó Tovar.

A su vez, Digna relata las dificultades que vivió el cuerpo de docentes y el estudiantil, dado que gran parte de ellos carecen de los recursos necesarios para poder ver clases a distancia; y otro porcentaje de estudiantes que viven en el interior del país, no pudieron regresar a la ciudad capital.

“Las clases estuvieron paralizadas por varios meses esperando que todo pasara, que pudiéramos volver a la presencialidad, algunos profesores y alumnos fueron tomados por sorpresa y quedaron fuera de Caracas, en la provincia, donde no hay conexión a internet y muchas fallas en el servicio de electricidad. Unos cuatro o cinco meses después, el Consejo de Escuela hizo un llamado a reagruparnos, a contactar a nuestros estudiantes y sugerir líneas de acción para continuar, y así nos encontramos con un sinfín de situaciones entre las cuales destacan el abandono de la carrera por un número importante de alumnos”.

En vista del panorama que vive el país, el consejo de la casa de estudios acordó cambiar su esquema de actividades por uno a distancia, donde profesores cambiaron los cuadernos y pizarras por plataformas como Classroom, Edmodo y Canvas. Desde enero del corriente año, la Escuela de Idiomas Modernos pasó a dar clases asíncronas en la plataforma Canvas.

“Los profesores continuamos contra viento y marea, pero no ha sido fácil. La directriz del consejo de escuela fue mantener el contacto con los estudiantes vía online, planificar una actividad semanal para mantener a los grupos activos y así lo hicimos hasta diciembre, sin embargo, el grupo de estudiantes que puede conectarse con facilidad es limitado”.

Un cambio necesario

Aunque ya pasó un año desde el inicio de la cuarentena, el Departamento de Portugués busca seguir uniendo esfuerzos para brindar la mejor educación posible con los recursos que tienen al alcance de sus manos. A tan solo un mes de regresar a las clases presenciales, dado a lo estipulado por el gobierno venezolano, todavía sigue reinando la inestabilidad en la Universidad Central.

“La Universidad venezolana está siendo sitiada, asfixiada, y es algo que duele porque lo vivimos cada día. Sientes que estás luchando contra una marea que no para. Actualmente, tanto profesores como alumnos nos enfrentamos a un sin número de limitaciones cuyo control está fuera de nuestro alcance. Por ejemplo, nuestro salario mensual es de 2 dólares; no disponemos de buena conectividad para dar clases; profesores y alumnos no tienen computadoras o no poseen internet de alto rendimiento en sus casas para ver clases online”.

No obstante, la universidad sigue apostando por la educación en el país, por esta razón, se imparte una materia electiva de literatura africana de expresión portuguesa en la oferta académica de la Escuela de Letras, disponible para los estudiantes de pregrado y postgrado de la Facultad de Humanidades y Educación. Esta materia nace como una forma de divulgación y promoción de la literatura escrita en lengua portuguesa.

Igualmente, para este año se tiene previsto la reactivación de la Cátedra Fernando Pessoa en el semestre que inicia en abril, con el objetivo de divulgar la cultura y literatura portuguesas y lusófonas. La Cátedra Fernando Pessoa existe en la Facultad de Humanidades desde 1994, y al igual que la materia electiva de literatura africana, esta materia es una forma para divulgar la cultura portuguesa en el país.

En la carrera de idiomas, el cuerpo de docentes busca trabajar durante tres trimestres en modalidad online, por medio de clases asíncronas y una clase en vivo para responder inquietudes de los alumnos y potenciar la interacción. Al mismo tiempo, están ofreciendo clases de idiomas (incluido portugués) al público de manera online. Para más información de sus cursos pueden visitar la Fundación de La Escuela de Idiomas: fundeim.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here