Desde hace años piden restaurar casa de José Gregorio Hernández en Caracas

0
603

En 2014 miembros del Frente en Defensa del Norte de Caracas denunciaron como la casa del ahora beato se convirtió en un estacionamiento. Fue el lugar donde el doctor José Gregorio Hernández vivió durante toda su estadía en la capital. El inmueble  está ubicado entre las esquinas de Desbarrancados a San Andrés de la parroquia La Pastora. Hoy, 29 de junio, al cumplirse 101 años del fallecimiento del médico de los pobres, los vecinos de Libertador le exigen a FundaPatrimonio el rescate de la vivienda como un homenaje por su reciente beatificación.

De la edificación queda muy poco y solo se puede ver que en sus espacios está ubicado un estacionamiento. “Desde hace 5 años los vecinos del norte de la ciudad venimos denunciando esta traición a la historia», dijo Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, quien emplazó al Gobierno nacional y  municipal a restaurar esta casa, ya que es patrimonio cultural y su abandono es un crimen.

Jorge Camperos, fundador del Frente en Defensa del Norte de Caracas en la parroquia Altagracia, recordó que la casa original cedió al terremoto de Caracas en 1967, pero está seguro que muchos ingenieros y arquitectos prestarían su apoyo para recuperar ese espacio y así rendir homenaje al médico de los pobres.

“Vamos a hacerle nosotros ese milagro a nuestro José Gregorio Hernández y preservemos su memoria histórica, proponemos de nuevo la instalación de una ruta histórica turística en su homenaje, donde venezolanos y extranjeros visiten sitios referenciales del santo como son sus restos que están en la Iglesia de La Candelaria y la esquina en la cual fue atropellado, culminando con la casa donde vivió en la capital”.

El también miembro de la Asamblea de Ciudadanos de Candelaria señaló que la esquina de Amadores, donde fue atropellado José Gregorio Hernández, se encuentra abandonada y sin las identificaciones necesarias para que los fieles puedan venerarlo convirtiéndolo en un sitio de turismo histórico y religioso. “Las placas colocadas están deterioradas, no hay señalizaciones, además de las paredes rayadas y masiva presencia de trabajadores informales. Es inaudito que luego de su anhelada beatificación por parte de El Vaticano FundaPatrimonio no haya hecho un gesto al menos para restaurarla”, aseguró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí