Directivas mantienen los clubes como “tacitas de plata”

El CP y el CSM invierten constantemente en el mantenimiento de su infraestructura, con mira a la revalorización de sus espacios y acciones de sus asociados

0
61

Los clubes no escapan a la realidad mundial del Covid-19, por lo que poco a poco han ido implementando cambios en sus dinámicas y adaptándose a los nuevos escenarios. Entre semanas flexibles y radicales, las juntas directivas del Centro Portugués y del Centro Social Madeirense han puesto todo su empeño en atender ciertas áreas estratégicas como el mantenimiento de la infraestructura, instalaciones, piscinas, bombas, hidroneumáticos, zonas verdes y los distintos sistemas que requieren monitoreo para asegurar su funcionamiento.

Si bien es cierto que las cuotas de mantenimiento se han ido adaptando al contexto país, lo que no ha sido bien recibido por todos los socios, estos ajustes han permitido una revalorización de los espacios y de las acciones, ya que gracias a estas mensualidades y ante la reducción de gastos en eventos debido a la imposibilidad de ejecución por la pandemia, las juntas directivas de los clubes en Caracas y Valencia han invertido en la infraestructura, adelantándose a gastos futuros y ganándole el ritmo al aumento constante de precios.

La Asociación Civil Centro Portugués, ubicada en la capital venezolana y actualmente dirigida por Sergio Nunes, trabaja día a día para seguir siendo un ícono de Portugal en el mundo. Semana a semana, el personal del centro social impulsa numerosas labores de mantenimiento que son compartidas en redes sociales para conocimiento y satisfacción de los socios.

En el último mes el CP ha avanzado en la remodelación de la fachada de su edificio principal, así como también en la instalación de una nueva cancha de Padel, la reparación de los Caney 1 y 2, el cambio de cerámicas del Sauna de caballeros y la reparación de lavamanos y duchas en el baño de damas. No menos importante fueron la construcción de nuevos baños en piso 3, los trabajos de pintura en las gradas de Futsal y administración, el mantenimiento en la barra de control de acceso y el tanque de agua de bolas criollas.

En semanas previas, el Centro Portugués reparó y reinstaló el portón del área de portería; instaló una reja provisional del área perimetral de club por la caída de un árbol; fabricó tubos de señalización en la entrada principal; colocó nuevas lámparas en los baños y el lobby; reparó los toldos del área de piscinas, el techo de lona de fuente de soda, las mallas de las canchas de tenia y la bomba de la piscina olímpica.

Constantemente la directiva lleva a cabo revisiones y mantenimientos a la planta eléctrica, las bombas de agua, las barreras de control de acceso, los estacionamientos y limpiezas generales de todos los espacios que conforman el club ubicado en Macaracuay.

Por su parte, el Centro Social Madeirense de Valencia, estado Carabobo, que actualmente es dirigido por Danny Barradas, tampoco se detiene ni escatima cuando de mantenimiento de instalaciones se trata. El personal técnico del club continúa realizando el trabajo de mantenimiento al sistema de enfriamiento de la Planta Eléctrica que sirve a las áreas deportivas, al igual que en la reparación y recuperación de las luminarias del Área de Comida Rápida. También realizaron trabajos de mantenimiento, friso y pintura a la pared perimetral que va desde el edificio principal, pasando por las canchas techadas de bolas criollas hasta la tasca, además de otras obras de reparación y pintura de las cúpulas y semicúpulas de su templo religioso.

Recientes lluvias causaron la caída de ramas de los árboles adyacentes al muro perimetral del club, dañando el cerco eléctrico, ante lo cual la Junta Directiva actuó de inmediato en la limpieza y reparación del mismo. No menos importante fueron los trabajos realizados con la planta eléctrica del club: limpieza y reparación del sistema refrigerante; limpieza y pintura del motor; colocación de vientos nuevos en el tubo de escape. Igualmente fue reparada la Bomba número dos del Sistema Hidroneumático que asegura la presión de agua en las instalaciones, cambiado el contactor protector de la bomba y sustituida la correa del compresor de aire.

Finalmente, el club valenciano lleva a cabo mantenimientos constantes a sus campos y canchas deportivas, áreas verdes, piscinas, estacionamientos e instalaciones en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here