El cliente siempre tiene la razón

0
788

En medio de una parrilla en la que un grupo de amigos celebraban un cumpleaños. Abelardo le dice a Benjamín, su corredor de seguros, que ha decidido no tener más hijos por lo que quiere hacer cambios en la póliza familiar.  Gabriel le propone pasar por su oficina el para definir los cambios a hacer. El día de la reunión, Abelardo insiste en su posición y, cumpliendo con la solicitud de su corredor, le entrega una solicitud por escrito para eliminar la opción de maternidad de la póliza familiar.

Pasan varios meses y Abelardo llama a Gabriel para darle la buena noticia de que su esposa está embarazada y, de paso, preguntarle cómo funcionaría la póliza.

Siempre se ha dicho que el cliente tiene la razón. En esta historia, el cliente solamente pensó en el costo de la prima sin considerar que su esposa quería tener un tercer hijo. Prestó odios sordos a los argumentos del especialista en seguros por lo que este le solicitó que dejara sentado por escrito su decisión para usarla como recordatorio en caso de que fuera necesario refrescarle la memoria.

En el momento de elegir una póliza de salud para la protección de todos los miembros de la familia es necesario considerar todas las posibilidades antes de hacer la selección. Cuando el jefe del hogar está errado en sus consideraciones, el corredor de seguros está en la obligación de exponer, con argumentos sólidos, cuál sería la mejor solución y luego dejarlo que, con toda la información, tome su decisión.

Si, ocurre, el cliente no siempre tiene la razón. Es por ello que la orientación, la presentación de excelentes alternativas, la respuesta a sus preguntas, puede ayudarlo a seleccionar la mejor protección para su familia. Esa que le dará tranquilidad de que en caso de accidente, enfermedad o maternidad, recibirá la atención médica apropiada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí