Espíritu de la Navidad y la Prosperidad

Cada 21 de diciembre la familia venezolana se prepara para recibir la energía de la noche más larga del año que renueva la paz y el amor entre los seres queridos

0
3167

Shary do Patrocinio

La época decembrina es propicia para la realización de rituales que atraigan la prosperidad, paz, amor y unión de la familia. Uno de ellos, muy conocido y arraigado en las costumbres venezolanas, es el Espíritu de la Navidad, que se celebra cada 21 de diciembre y que se remonta a más de 2000 años de antigüedad.

Sus orígenes se atribuyen a la civilización Celta cuando celebraban la llegada del invierno, conocido como solsticio de invierno o como el momento en el que el hemisferio norte del Planeta Tierra se encuentra más lejano al sol provocando días más cortos y noches más largas y oscuras. No en vano, los Celtas creían que durante este proceso astronómico el sol moría para renacer el 25 de diciembre, fecha que más tarde el cristianismo adoptaría como el nacimiento de Jesús.

Entre los paganos esta festividad se conoce como Yule, vocablo del nórdico Jul, que significa “rueda”, mientras que para la Tradición Caledonia recibe el nombre de Alban Arthan. No obstante, bajo una u otra acepción, la creencia relata la bajada a la tierra del Espíritu de la Navidad para visitar a los hombres de buena voluntad la noche del 21 de diciembre entre las 10:00 y las 12:00 horas, por lo que es el momento ideal para hacer las peticiones y deseos que serán cumplidos.

Cada familia tiene su manera muy particular de realizar el ritual y si consulta en Internet encontrará muchos tips para recibir la energía del Espíritu de la Navidad. A continuación una compilación de los pasos más comunes antes, durante y después de la ceremonia.

Paso a paso para recibir el Espíritu de la Navidad

1. Desde un día antes de su celebración es recomendable no ingerir ningún tipo de carnes ni bebidas alcohólicas y tener una aptitud armónica y positiva para que la energía fluya armoniosamente.

2. Bañarse el día del ritual con pétalos de rosas, miel y esencia de mandarina. El ambiente donde se va a realizar debe estar muy limpio y ordenado. Desconectar los aparatos eléctricos que no sean necesarios porque bloquean la energía.

3. Orientar la mesa hacia donde salen los primeros rayos del sol.

4. Los materiales a utilizar son 12 velas blancas, un mantel blanco o navideño y objetos dorados. Papel blanco sin rayas, lápiz, fósforos, incienso de su preferencia, flores a su gusto, cuatro platos pequeños, arroz en granos, un puño de sal, azúcar y tierra. Tres velas amarillas, dos azules, tres rojas, esencia de mandarina y un pocillo de cerámica o madera.

5. Lo primero que debe hacer es encender las 12 velas blancas y colocarlas en una mesa donde pueda situar los materiales para el ritual. Estas 12 velas quedarán encendidas desde que inicie el ritual de peticiones hasta que finalice porque representan los 12 meses del año que se están cerrando.

6. Debe colocar el mantel y poner los objetos de color dorado en la esquina derecha de la mesa y el arreglo floral en el centro.

7. Los cuatro platos con su respectivo contenido (arroz, azúcar, sal, tierra) deben colocarse en las 4 esquinas de la mesa. Si su mesa es redonda u ovalada colóquelos en modo que hagan como un cuadrado con el ramo de flores arriba en el centro y el detalle dorado del lado derecho superior de la mesa.

8. Tome el papel en blanco y el lápiz para escribir su carta. Puede hacerlo en mayúscula para darle más poder a las peticiones e inclinado la letra hacia la derecha como símbolo de avance en la vida.

9. La esencia de mandarina se usa para frotar las manos al iniciar las peticiones. Una persona puede dirigir las peticiones y las demás la siguen con la siguiente oración: «Dios todo poderoso creador de todo el Universo y el infinito. Vengo a ti este día, noche (según sea el caso), a hacer el ritual de peticiones y que nos rodee de toda tu abundancia. Te pido por el equilibrio en el universo. Te pido por la salud del planeta. Te pido por la paz del mundo. Te pido por que no falte alimentos a los pueblos del mundo. Te pido armonía de las naciones. Te pido mucha luz para los que dirigen sus naciones. Te pido por todas mis amistades y personas cercanas del día a día. Te pido por toda mi familia paz, amor, salud y prosperidad. Te pido por mí, para que me des paz interna, tolerancia, actitud para aprender de los errores, que comprenda a mis semejantes y familiares. Te pido armonía, salud y prosperidad para seguir creciendo como persona».

10. Al finalizar de escribir y haber leído en voz alta dichas peticiones enrollamos el papel blanco que se quemará con un poco del fuego de la vela amarilla, azul y roja para luego colocarla en el pocillo o plato en la mesa para que las peticiones tengan más fuerza con el apoyo de la energía de los asistentes.

11. Este ritual de quemar las peticiones mientras se quema la hoja de papel se las ofrecemos pidiendo en voz alta: «Universo abundancia en armonía y prosperidad te ofrecemos estas peticiones para el bienestar del mundo, de mi país y de todos nuestros semejantes. En perfecto orden divino. Amén»

12. Al finalizar las peticiones y el ritual todos juntarán sus manos para decir Amén. Se vuelven a frotar las manos con esencia de mandarina para purificarse.

(Fuente: Diario Últimas Noticias)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí