Fabiola De Oliveira: “Con un ojo abierto y el otro soñando”

La modelo luso-venezolana ha destacado en numerosas campañas, pasarelas y videoclips

0
167

Talento, simpatía y belleza son las características que mejor definen a Fabiola De Oliveira, una luso-venezolana que desde muy joven ha venido captando la atención de productores y agentes en el difícil mundo del modelaje y del entretenimiento.

Nacida en Venezuela el 04 de enero de 1994, hija de padres luso-descendientes y nieta de portugueses oriundos del Distrito de Porto, Fabiola Alejandra De Oliveira Da Silva tiene un largo camino en la industria. “Entré a este medio por casualidades de la vida. Tenía apenas 14 años cuando realicé mi primer casting para un comercial y desde ese momento sentí pasión por las cámaras y por todo el proceso creativo que se necesita para este trabajo. Comencé como modelo comercial y de ahí me surgieron oportunidades para ser modelo de pasarela, campañas fotográficas y videos musicales. He disfrutado de cada área en la que me ha tocado trabajar” explica la modelo profesional.

El primer material que grabó fue nada más y nada menos que con Daddy Yankee. “Casi no quedo seleccionada debido a mi altura. Iba a trabajar con Daddy Yankee y yo era más alta que él, pero tuve suerte y no le importó esa diferencia. Tomó la decisión de contratarme y algunas escenas se grabaron con él sobre unas tablas de madera” cuenta entre risas De Oliveira.

Para Fabiola el camino no ha sido fácil. “Ha sido un recorrido fuerte, de mucho crecimiento y aprendizaje, con sus altos y bajos, pero sobre todo con mucho cariño, porque en este viaje tuve la oportunidad de conocer y compartir con personas maravillosas, desde fotógrafos, directores, vestuaristas y maquilladores, entre otros, que me han ayudado y guiado a ser la modelo que soy hoy en día” asegura la talentosa joven.

La luso-descendiente también ha participado en proyectos detrás de las cámaras: “He ayudado detrás de cámara en algunos proyectos comerciales. Cuando estudiaba en la Universidad Santa María también colaboraba en la redacción y corrección de un blog de temas actuales y moda”.

Desde el año 2017 Fabiola Alejandra se encuentra residenciada en la ciudad de Porto. “Decidí hacerlo por la situación que atraviesa Venezuela. Mi proceso de adaptación no fue tan complicado porque desde niña iba de vacaciones a visitar a mi familia y nunca me sentí fuera de lugar. Lo que sí puedo decir es que fue un proceso algo doloroso, por tener que dejar atrás todo lo que construí en 23 años. Dejé amistades, rutinas, mi espacio, mis proyectos de vida y muchas otras cosas” cuenta la modelo.

En estos 4 años que ha estado radicada en tierras portuguesas, la carrera De Oliveira continúa en ascenso: “Me he dedicado al modelaje, realicé varios proyectos internacionales como publicidad de Samsung para Holanda, publicidad de yogurt para Alemania, varias campañas fotográficas, editoriales, fotos para algunos diseñadores de ropa y varios desfiles”.

Con doble nacionalidad, venezolana y portuguesa, Fabiola tiene presentes los valores de la portugalidad en su día a día. “Desde niña me enseñaron a hablar portugués y se mantenían las costumbres de Portugal en casa. La tradición más marcante en mi familia es quizás la cena navideña, pues comemos el plato tradicional de Portugal que es bacalao cocido, con coles y papas al vapor. Pienso que los valores portugueses que más tengo son la puntualidad, el respeto a mis semejantes y el amor por el arduo trabajo. Creo que debemos sentir amor, respeto y orgullo por nuestras raíces, no solo los luso-venezolanos sino todos en general. Nunca hay que olvidar de donde uno proviene” argumenta la joven al ser cuestionada sobre la presencia portuguesa en su vida.

A sus 27 años, Fabiola De Oliveira quiere seguir aprendiendo. “Todos los días aprendemos algo nuevo. Quiero seguir aprendiendo para poder continuar creciendo en el mundo artístico. Mi mayor meta, más allá del trabajo y de los proyectos, es mantener mi esencia, mi paz interior, nutrir mi alma con los pequeños detalles simples que nos regala la vida y, sobre todo, estar agradecida, manteniendo los pies en la tierra. Como siempre digo: con un ojo abierto y el otro soñando” concluye esta luso-venezolana que aparece en Instagram como @fabioladolvra.

Artículo anteriorPlaza de Portugal brilla gracias al apoyo de la comunidad
Artículo siguienteLar recibió dinero recaudado en almuerzo benéfico
Editor - Jefe de Redacción / Periodista sferreira@correiodevenezuela.com Egresado de la Universidad Católica Andrés Bello como Licenciado en Comunicación Social, mención periodismo, con mención honorífica Cum Laude. Inició su formación profesional como redactor de las publicaciones digitales “Factum” y “Business & Management”, además de ser colaborador para la revista “Bowling al día” y el diario El Nacional. Forma parte del equipo del CORREIO da Venezuela desde el año 2009, desempeñándose como periodista, editor, jefe de redacción y coordinador general. El trabajo en nuestro medio lo ha alternado con cursos en Community Management, lo que le ha permitido llevar las cuentas de diferentes empresas. En el año 2012 debutó como diseñador de joyas con su marca Pistacho's Accesorios y un año más tarde creó la Fundación Manos de Esperanza, en pro de la lucha contra el cáncer infantil en Venezuela. En 2013 fungió como director de Comunicaciones del Premio Torbellino Flamenco. Actualmente, además de ser el Editor de nuestro medio y corresponsal del Diário de Notícias da Madeira, también funge como el encargado de las Comunicaciones Culturales de la Asociación Civil Centro Portugués.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here