Voluntad…

0
295

Cuando hay voluntad, no hay nada que sea un impedimento para alcanzar un objetivo o cumplir con el deber. Eso demuestra la ciudadana portuguesa Maria Bernardette Rodrigues de Caldeira, quien a pesar de sus 89 años de edad acudió al Consulado General de Portugal en Caracas para ejercer su derecho al voto. Un verdadero ejemplo de deber cumplido con su patria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí