#856: Indignación y Vergüenza

0
199

Los últimos días Portugal ha vivido momentos bastantes difíciles con un aumento desatado de los contagios y muertes por Covid-19, lo que ha generado que el sistema de salud público llegue casi al borde del colapso, ante la falta de personal médico y enfermeros. En un contexto tan complicado, no entendemos como el Colegio de Médicos se niega a aceptar el decreto gubernamental que llama a integrar a los médicos portugueses de origen venezolano -con sus debidos procesos de reconocimiento en curso- en las unidades hospitalarias del País. Peor aún es la tristeza que genera el hecho de ver a más de 100 médicos luso-venezolanos, altamente capacitados y con una formación que es considerada de las mejores del mundo, desistiendo de la idea de validar sus formaciones en tierras portuguesas y decidiendo emigrar de nuevo hacia España, donde se facilita el proceso de homologación e inclusión en la red de salud pública. Más que tristeza, realmente genera indignación y vergüenza. Después de trabajar en cafés, restaurantes, tiendas y limpiezas, áreas lejanas a aquella para la cual se formaron, y aun con la buena disposición de ayudar luego de tantos esfuerzos, intentos y perdida de dinero para iniciar los procesos de certificación, de nuevo ven como les cierran las puertas, optando ahora por la incorporación de galenos de otros países. Entendemos algunas consideraciones de las órdenes de médicos y enfermero, pero en situaciones como éstas, de crisis en la salud pública de Portugal, ningún argumento es suficiente. Lamentable…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here