Gobierno portugués presenta su Programa con medidas para la emigración

0
46

Aprobado en la primera reunión del Consejo de Ministros , el programa del XXIII Gobierno Constitucional dedica unos párrafos a la emigración y a las comunidades portuguesas en los que se compromete, entre otras cosas, a «adaptar la organización diplomática y consular a las nuevas realidades de la emigración portuguesa y a aprovechar el enorme potencial de dimensión, dispersión, arraigo y adhesión a Portugal de las comunidades residentes en el exterior».

Con el nuevo programa llega también una nueva composición del Ejecutivo que ahora tiene a Paulo Cafôfo, de 51 años, al frente de la Secretaría de Estado para las Comunidades Portuguesas. El ex alcalde de Funchal y ex líder del PS/Madeira, sucede a Berta Nunes en el cargo que ocupaba desde 2019.

Sobre el nombramiento de una nueva figura para el cargo, el presidente del Consejo Regional de Comunidades Portuguesas en Europa, Pedro Rupio, no expresa expectativas concretas, pero lamenta que todavía haya que esperar a que se elijan personas procedentes de la emigración, o incluso lusodescendientes, para este puesto, bajo la tutela del Ministerio de Asuntos Exteriores y responsable de la conexión al más alto nivel entre el Gobierno de Portugal y los portugueses que viven fuera del país.

«En la diáspora hemos esperado 48 años para que un lusodescendiente sea elegido diputado por la circunscripción de Europa. Todavía pasará algún tiempo antes de que se pueda repetir una hazaña similar con un Secretario de Estado para las Comunidades Portuguesas», dijo a Contacto, añadiendo que «estas son luchas que llevan décadas para que algo suceda».

Pedro Rupio también señaló que si, por un lado, el Gobierno tiene un número igual de ministros, «en el Parlamento y en las Secretarías de Estado, las mujeres están en clara minoría». El nombramiento de Paulo Cafôfo para sustituir a Berta Nunes es un ejemplo de este desequilibrio y una señal de que, en términos de igualdad y diversidad de género, a pesar de las mejoras en los puestos ministeriales «aún queda mucho camino por recorrer», en las estructuras de representación política del país y en las propias comunidades.

«Se trata del mismo tipo de lucha, y también es necesario que los partidos que tradicionalmente eligen a los diputados por los círculos de la emigración, elijan cabezas de lista residentes en el extranjero para una mejor y más justa representación».

La repetición de las elecciones en la circunscripción de Europa lo demostró con la elección de la primera lusodescendiente, Nathalie de Oliveira, que dio al PS los dos escaños elegibles para esta circunscripción. En 2019, el PS y el PSD se repartieron los dos diputados elegidos por Europa, pero el escenario cambió en estas últimas elecciones legislativas cuando el partido liderado por Rui Rio optó por no volver a presentar la candidatura de Carlos Gonçalves, colocando a Maria Ester Vargas como cabeza de lista.

La derrota del PSD en esta circunscripción llevó a dos ex secretarios de Estado para las Comunidades en gobiernos socialdemócratas, José Cesário y Carlos Gonçalves, que recuperaron para el PSD uno de los dos escaños de la circunscripción europea, a lamentar que el partido haya perdido el escaño parlamentario para Europa, que ocupaba desde 2002, y a defender la necesidad de replantear su estrategia en las comunidades.

El presidente del consejo regional de comunidades portuguesas en Europa espera que el nuevo ejecutivo responda a algunas cuestiones que considera prioritarias, como la gratuidad de la enseñanza del portugués.

«La revocación de las tasas de matrícula es una de las primeras medidas que debería tomar el nuevo Gobierno para frenar la espantosa reducción del número de estudiantes que acuden a la red oficial de enseñanza portuguesa en el extranjero. No se puede seguir dejando de lado continuamente otro tema: la situación de la red consular», dijo en declaraciones a Contacto unos días antes de que se anunciara el programa del Gobierno.

Pedro Rupio considera que es urgente resolver los problemas que impiden a los portugueses que viven en el extranjero «tramitar más fácilmente las más variadas cuestiones administrativas». «Espero que este mandato sea sinónimo de reconciliación entre los emigrantes y la red consular».

Según el responsable de Europa en el Consejo de las Comunidades, las cuestiones relativas a la participación ciudadana también deberían recibir un tratamiento prioritario.  «Las Comunidades portuguesas necesitan más peso político y esto tiene que conseguirse en el marco del 50 aniversario del 25 de abril, con más diputados elegidos por circunscripciones de la emigración y la estandarización de los métodos de voto para todas las elecciones nacionales, haciendo realidad el voto por correo en las elecciones presidenciales», dijo.

En el programa presentado este viernes, el Gobierno de António Costa se compromete a dar respuesta a algunas de estas cuestiones, como «reestructurar la respuesta de los consulados, revisar y reforzar la red y aplicar el nuevo modelo de gestión consular, simplificar la gestión de los consulados y mejorar la calidad de los servicios consulares».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí