Joao Rodrigues Aguiar: la visión de lo innovador

El madeirense que fundó el primer supermercado de Caracas, y luchó por dejar en alto el nombre de los portugueses en Venezuela

0
2303
Foto: Archivo CORREIO

Procedente de Cámara de Lobos, llegó a la Caracas que empezaba a recibir portugueses, Joao Rodrigues Aguiar. A sus 20 años, con una maleta llena de sueños, empezó a trabajar con esmero sin imaginarse que lograría mucho más de lo que buscaba, hasta convertirse en uno de los portugueses más prominentes de la historia lusa en Venezuela.

Como cualquier inmigrante, Rodrigues Aguiar trabajó durante un tiempo en “tareas fragosas”, honrando la idea de dejar en alto el nombre de Portugal, y especialmente de Madeira, en el mundo; pero su mayor legado partió de una idea que se ha convertido en algo cotidiano para todos, la creación del primer supermercado.

Creador y fundador del recordado Supermercado Oporto, su legado se eleva en la historia de la portugalidad venezolana como pieza fundamental para la construcción de la nueva Caracas, esa en la que la migración portuguesa supo cómo poner a valer su trabajo, superando las adversidades y trabajando por largas horas para dar el ejemplo entre paisanos y anfitriones.

Joao Rodrigues Aguiar fue durante años el guía principal, consejero y protector de innumerables portugueses que llegaban a Venezuela en busca de prosperidad y calidad de vida. Su labor en este sentido nunca será disminuida y menos olvidada.

En una publicación destacada del libro de 1959, “Epopeia do emigrante insular”, de Mota de Vasconcelos, a este ejemplar portugués se le describe como un hombre “de poca cultura intelectual pero de gran e inconfundible personalidad; impulsado por un fuerte dinamismo y por las ganas firmes de superación, que no conocían obstáculos. Joao Rodrigues Aguiar  de espíritu optimista, visión sensata y colaborador leal, fue también uno de los primeros portugueses en Venezuela en sentir la necesidad de un movimiento asociativo en la comunidad, por tanto, promovió la fundación del Centro Social Portugués (Casa da Madeira) del cual fue presidente y su más dedicado servidor”.

En dicha publicación y como testimonio de quienes en vida le conocieron, se dice que Rodrigues Aguiar no sólo se interesaba por el trabajo en la capital, sino que era uno de esos hombres capaces de darle la vuelta a Venezuela para servir a los intereses morales de la colonia portuguesa.

No puede quedar duda que Cámara de Lobos, su querida y recordada tierra, le debe distinciones dignas de registro, por una labor tan dedicada a lo largo de los años, en pro del prestigio de Portugal en Venezuela. Como bien citaba el libro de Mota de Vasconcelos, “lo que le falta en cultura, le sobra en inteligencia, astucia y dedicación”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí