La fe mueve al mundo

Han pasado casi 100 años desde que una señora de manto blanco se apareció a tres pastores en Cova da Iria

0
2308

La advocación de Nuestra Señora de Fátima es una de las más famosas por la devoción que se le profesa, los milagros que ha realizado y la veneración que su feligresía le ha demostrado no solamente en Portugal sino en todo el mundo.

La tradición religiosa se inició con una serie de apariciones que tres niños pastores, Lucía dos Santos, Jacinta y Francisco Marto, aseguraron haber tenido entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917. Estos hechos se dieron mientras pastoreaban en Cova da Iria, cerca de su pueblo natal de Fátima.

Lucía describió la visión como una mujer “más brillante que el sol”, vestida de blanco, con un manto con bordes dorados y con un rosario en las manos. Además, afirmó que la Virgen les pidió que volvieran el mismo día y a la misma hora durante cinco meses consecutivos, y les encomendó  el rezo del rosario.

Tiempo después, los niños develaron más apariciones el día trece de los meses de junio y julio. Las revelaciones fueron bastante impactantes, incluso en la vida de ellos mismos, ya que les anunció las prontas muertes de Jacinta y Francisco y, de hecho, ocurrieron en menos de tres años. Probablemente los frecuentes y prolongados provocaron el adelgazamiento y el debilitamiento de los hermanos y así no pudieron superar la epidemia de la gripe española que tanto afectó a Europa en 1918.

Los tres misterios

La información que la Virgen de Fátima confió a los tres pequeños pastores estremecieron a los católicos. Dos de los secretos se revelaron en 1941 en un documento que Lucía redactó pero el tercero debía quedarse en secreto a la sociedad, aunque Lucía lo escribió y presentó al Papa.

El primero era una visión del Infierno y el segundo eran las instrucciones de María para salvar las almas y reconvertir el mundo a la cristiandad. Además, afirmaba que la Unión Soviética debía consagrarse al Corazón Inmaculado.

El texto del tercer secreto fue revelado por el papa Juan Pablo II, el 26 de junio del 2000, durante una visita a Portugal para la beatificación de los videntes Francisco y Jacinta (Lucía estaba todavía viva) y narra los peligros que amenazan la fe y la vida del cristiano.

Feligresía

La fe motiva a millones de personas a desplazarse hasta el Santuario, de hecho, se estima que el sagrado lugar recibe anualmente alrededor de cuatro a cinco millones de peregrinos, es decir, aquellos que viajan para venerar a la Virgen, hacen largas caminatas y exploran muchos recorridos motivados por una razón espiritual.

[quote_box_center]

 Cronología religiosa

Una serie de fechas marcaron historia por su gran importancia en el culto a la Virgen de Fátima. Estos días quedaron en el recuerdo de un país esperanzado.

28 de abril de 1919, comienza la construcción de la Capilla de las apariciones.

13 de octubre de 1921, por primera vez se celebra la Santa Misa.

13 de octubre de 1930, el obispo de Leiria autoriza el culto de Nuestra Señora de Fátima.

13 de mayo de 1931, el Episcopado portugués consagra al país al Inmaculado Corazón de María.

13 de mayo de 1946, la estatua de la capilla es coronada por el cardenal Marsella, por ofrecimiento de las mujeres portuguesas en agradecimiento por haber librado a Portugal de la Segunda Guerra Mundial.

[/quote_box_center]

 

Reacción de los Papas

Pío XI concedió, el 1 de octubre de 1930, una indulgencia especial a los peregrinos de Fátima.

Pío XII, el 31 de octubre de 1942, consagró la humanidad al Inmaculado Corazón de María.

Juan XXIII, visitó como peregrino el lugar de las apariciones y legó en testamento su cruz pectoral (aquella que lleva colgada del cuello, como signo de dignidad) al Santuario de Fátima.

El 13 de mayo de 1967 Pablo VI fue el primer Romano Pontífice que visitó Fátima para conmemorar el cincuentenario de las apariciones.

El 13 de mayo de 1982 Juan Pablo II visitó el lugar de las apariciones, para agradecer el haber salido bien del atentado que sufrió el miércoles 13 de mayo de 1981, en la plaza de San Pedro, situada en el Vaticano.

25 de marzo de 1984, en la plaza de San Pedro y delante de la Imagen de la Virgen, el Papa Juan Pablo II vuelve a consagrar al mundo al Inmaculado Corazón de María.

Los días 12 y 13 de mayo de 1991, en el décimo aniversario de su atentado, el Papa Juan Pablo II vuelve a Fátima por segunda vez como peregrino.

El 13 de mayo de 2000, Juan Pablo II beatifica a Francisco y Jacinta y revela la tercera parte del secreto de Fátima.

El 12 y 13 de mayo de 2010 Benedicto XVI  también visitó el lugar de las apariciones y consagró todos los sacerdotes al Inmaculado Corazón de María.

[quote_box_center]

Curiosidades

El árbol en el que apareció la Virgen de Fátima existió en el mismo lugar hasta la década de 1930. Desapareció porque la gente lo destruyó al arrancar pequeños pedazos.

Hay un texto conocido como la «Carta de la Virgen de Fátima», de carácter apocalíptico y cuyo origen se desconoce. Este texto es considerado por la Iglesia Católica como una falsificación.

La última aparición de la Santa fue el 13 de octubre de 1917, cuando cerca de 50.000 personas se reunieron y, según testigos, vieron al sol bailar en lo que es conocido como “el milagro del sol”.

La capilla que existe en las cercanías del sitio de las apariciones de la Virgen fue el primer edificio construido en la Cova da Iria.

La bala que hirió gravemente a Juan Pablo II en el ataque llevado a cabo en la Plaza de San Pedro, el 13 de mayo de 1981, se ha incrustado en la corona de la imagen de la Virgen de Fátima.

El 18 de mayo de 2010, la Arquidiócesis de Maracaibo inició una investigación sobre la supuesta aparición de la Virgen de Fátima en una humilde casa de la zona de Nuevo Mundo en el norte de Maracaibo. La imagen de la Virgen se ha aparecido en el tronco de un árbol, y desde entonces, cientos de devotos visitan la casa para orar y pedir favores a la presunta vocación de Fátima.

La imagen de la Virgen de Fátima, conocida como la peregrina, es una réplica de la imagen que se utiliza para recorrer algunas de las ciudades episcopales de Europa y del mundo.

[/quote_box_center]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí