La fe viaja de Mérida a Leiria

Regresó a Portugal para cumplir su deseo de visitar el Santuario y encontró muchas sorpresas

0
1477

“Todo devoto de la Virgen de Fátima desea ir a su Santuario pero nunca imaginé que yo estaría en ese viaje con, nada más y nada menos, el Papa Juan Pablo II”, rememora el contador portugués Víctor Alberto Freitas Pereira, nacido en Funchal, Madeira, creador del parque temático y hospedaje del Pueblito “Sueños del abuelo” en Mérida.

Llegó a Venezuela en 1940, siendo un adolescente, encomendado a la patrona de los inmigrantes. “Siempre tuve mucha fe en ella, como advocación de la Virgen María, madre de Jesús y protectora de todos nosotros. Por eso sentí tanta alegría cuando tuve la oportunidad de visitar su hermoso templo”.

Junto al Papa Juan Pablo II
Karol Józef Wojtyła, nombre secular del Papa Juan Pablo, fue víctima de un intento de asesinato cuando saludaba a los fieles en la Plaza de San Pedro, el 13 de mayo de 1981, a manos de Mehmet Ali Agca, a quien luego perdonó públicamente.

Aquella fecha coincidía con el aniversario de la aparición de la Virgen de Fátima a los pequeños pastores y, por ello, meses después se informó que el sumo pontífice visitaría al Santuario ubicado en Leiria para agradecer que intercediera ante Dios para que continuara con vida. “Cuando lo supe me emocioné muchísimo porque yo también estaría allá para dar gracias a la Virgen”, cuenta Freitas.

“Para ese entonces el embajador de Venezuela ante la Santa Sede era el Dr Luciano Noguera Mora, político merideño y amigo muy respetado, quien sabía sobre mi deseo de poder cubrir el acontecimiento, hacer trabajos especiales audiovisuales y escritos para publicarlos en Venezuela en los medios donde yo trabajaba”.

Freitas en esa época tenía un programa llamado “Ventana al mundo” en la Televisora Andina de Mérida y producía un espacio en Radio Cumbre. Por otra parte, dominaba el idioma italiano y conocía la cultura pues había ejercido como Cónsul de Venezuela en Génova entre 1981 y 1982.

“Llegué al Vaticano y me sentí emocionado cuando entré a la sala de prensa dirigida por el monseñor Romero Panccidoli. Me entregaron la credencial junto al grupo de comunicadores sociales y dieron una gran noticia: ¡regresarás con el Papa!. Fue maravilloso saber que de Portugal a Italia viajaría junto a su Santidad en aquel vuelo de TAP, el 15 de mayo de 1982”, recuerda don Victor.

Ese día sucedió algo que nunca olvidaría: en pleno vuelo el Papa se acercó a los pasajeros a saludarlos uno por uno. “No sabía qué hacer, quería hablar de tantas cosas pero lo primero que hice fue preguntarle cuándo iba a Venezuela, me contestó en perfecto castellano y, con toda su calidez, nos envió muchas bendiciones”.

Patrona del Pueblito “Sueños del abuelo”
Al recorrer el parque temático encontrarán un lugar muy especial: la gruta de la Virgen de Fátima, cuya figura recibió la bendición del Papa Juan Pablo II. “Ella es la patrona del Pueblito ‘Sueños del abuelo’ porque me permitió hacer realidad ese deseo y cada día protege a los visitantes” comenta este personaje de espíritu aventurero, que pasó 35 años en el sector bancario, 36 encargándose de su finca y 21 al frente del parque donde da vida a sus ideas.

Poesía para las madres
Una de las cosas que Freitas adora es escribir y por eso quiso sumarse al especial del Día de las Madres, dedicando estas líneas a “la persona que más ama, la que más sufre pero a quien Dios siempre ayuda”, afirma.

“A LA MADRE, AL SER EN SU DÍA, DE TODOS LOS DÍAS
Madre es como la luz del sol que todo lo ilumina
Y al frío le da calor.
Tierna como un cántico de amor en noche de luna
Es prodigio de vida, generosa y dulce como la miel de sus senos
Su alegría es como cántico de pájaros al romper la aurora.
Sus lágrimas son el fino rocío de las rosas en las mañanas de primavera.
Sus enojos son como la espuma del mar besando la playa.
Sus tristezas son como la noche esperando un nuevo amanecer.

Madre del sol
Hermana de la luna
Espuma del mar
Noche de esperanza
Alegría de mis tristezas
Amor de mis amores
Como tú.. Madre… ninguna.

Artículo anteriorLa enseñanza del portugués sigue viento en popa
Artículo siguienteUna imagen guía a la comunidad lusa en Venezuela
Periodista de Planta vurdaneta@correiodevenezuela.com Egresada como Comunicadora Social de la Universidad Católica Andrés Bello y con un postgrado en Gerencia Educativa en la Universidad Santa María. Ha trabajado en medios como Meridiano, La Voz y Radio Capital. Fue miembro del Instituto Portugués de Cultura y se ha desempeñando como docente universitaria, además de impartir talleres literarios a niños y adolescentes. Forma parte del equipo de periodistas del CORREIO da Venezuela desde 2004. Se declara una admiradora de la cultura portuguesa, sobre todo de su literatura y su fado. “Gracias al periódico he conocido una gran comunidad, ejemplo de trabajo y perseverancia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí