«Las leyes que no manejamos»

0
2226

Anoche tuve un sueño. Que Venezuela era libre de ataduras, rencores y resentimientos. Que había paz en todas partes. Que había amor incondicional y desinteresado en todos sus habitantes. Que al fin podíamos entender que todos somos diferentes y que cada quien se maneja conforme a sus creencias y que a pesar de que estas son muy poderosas, la tolerancia reinaba en todo el país. Que los radicales habían sido confinados en unas fincas a lo largo y ancho del país y debían trabajar y producir alimentos para toda la nación. Ese era su castigo por haber llevado al país a la confrontación y al odio. Que al fin empezábamos a evolucionar. Que comprendimos que una vez que la felicidad nos llega hay que agarrarla con las dos manos y que muchas veces si la dejamos ir, lo más seguro es que no la volvamos a ver porque ya otro habrá comprendido esto y sí lo comprendió está dispuesto a agarrarla con esas dos manos.  Y también comprendió que el futuro es un libro abierto por leer.  Y que el pasado es un libro que ya leímos y que obligatoriamente debimos haber aprendido de él. Que cada persona que se cruza en nuestro camino debemos verlo como un maestro de escuela de quien debemos aprender porque está demostrado que no hay casualidades sino causalidades, que todo lo que hemos padecido era necesario que ocurriera porque de no ser así, no pudiéramos valorar lo que ahora está por venir.  Que aquí estamos de paso, por ende no viviremos para siempre y que andar en la búsqueda de la perfección es una tontería porque eso no existe y que si nos enfrascamos en encontrarla, lo más probable es que arruinemos lo que tenemos. Que cuando encontramos a alguien con quien nos compenetramos, y nos conectamos emocional y espiritual, es un regalo que nos envía el universo y así hay que verlo. Que la vida nos pasa las facturas cuando somos radicales e intolerantes.  Aun cuando nunca lleguemos a comprenderlo. Y que no hay atajos.

Artículo anterior«Cuando el dinero abunda hay que mantener la cabeza en su lugar»
Artículo siguienteDescubre los errores comunes a la hora de vestir
Antonio López Villegas
Articulista de Opinión altatribuna@yahoo.com.mx Licenciado en Administración Comercial por la Universidad Central de Venezuela, con Maestría en Finanzas de Empresas por la Universidad José María Vargas. Doctor Honoris Causa. Conferencista, Orientador, Terapeuta y Autor de varios libros. Especialista en gestión integral de capacitación y formación en metodologías y dinámicas para crear eventos de formación empresarial. Consultor gerencial. Director del Instituto Venezolano de Metodología. Profesor de postgrados. Conferencista internacional. Escritor de varios libros. Creador y facilitador de: “El Famoso Taller Oratoria y Liderazgo”. Forma parte del equipo de columnistas de opinión del CORREIO da Venezuela desde el año 2008.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí