Limpiar la casa sin productos químicos

0
68

El uso de productos de limpieza químicos e industrializados está cada vez más en desuso, tanto por la conciencia ecológica como por el cuidado de la salud. Por eso, en los últimos años, muchas personas han empezado a optar por productos ecológicos, recetas caseras y equipos de limpieza tecnológicos.

Los productos químicos que utilizamos a diario tienen sustancias agresivas para nuestro organismo, que pueden provocar alergias, problemas respiratorios y muchos otros problemas. Para el medio ambiente no es diferente, porque estos componentes contaminan el agua y también el aire de forma irreversible.

Muchos de los sprays que conocemos están compuestos por toxinas, como el benceno y el formaldehído, que hacen que el aire de su casa esté más contaminado que el del exterior. Afortunadamente hay muchas opciones de mezclas naturales y dispositivos que pueden ayudarnos en la misión de mantener la casa limpia.

Además de preservar tu salud y el medio ambiente, estas pequeñas mezclas pueden ayudarte a ahorrar mucho dinero, ya que puedes hacer tu propio producto de limpieza casero utilizando elementos de tu despensa, como vinagre blanco, limón y bicarbonato.

El vinagre blanco es el preferido de muchas personas, ya que es un poderoso agente de limpieza que elimina el moho, la grasa y las manchas. Se puede utilizar en todas las áreas de la casa y si el olor te molesta, prueba a diluirlo en agua con unas gotas de aceite esencial.

El limón también debería estar en tu lista de aliados contra la suciedad, ya que pule la madera, ayuda a limpiar la lechada de los azulejos y los suelos, además de desinfectar y mantener el agradable olor de tu hogar. Sólo hay que lavarse bien las manos después de su uso, para evitar manchas y quemaduras.

El bicarbonato de sodio es famoso por ser uno de los elementos indispensables en la limpieza, ya que ayuda a eliminar la grasa, las manchas antiguas y se puede utilizar en casi todas las recetas caseras. ¿Conoce el muro que dibujó su hijo? Prueba a humedecer una esponja con agua y bicarbonato. Al fregar, verás cómo se produce la magia.

Cada vez más el cuidado con la higiene de la casa se vuelve indispensable, pues nos preocupa la proliferación de virus, bacterias, hongos, entre muchas otras cosas. Por eso, los desinfectantes y los vaporizadores se están convirtiendo en artículos imprescindibles para la limpieza.

No sólo para la limpieza diaria, estos dispositivos también facilitan la limpieza pesada. Esto se debe a que los desinfectantes y los vaporizadores ahorran tiempo y agua y evitan el uso de productos químicos.

El equipo es útil para limpiar la casa, los coches, las bicicletas e incluso los juguetes, ya que la higienización se realiza a través del vapor del agua. La alta temperatura se encarga de desinfectar aparatos eléctricos, suelos y otras superficies sin necesidad de utilizar otros componentes, sólo agua.

Para la limpieza de cortinas, tapicerías y alfombras, es un gran aliado, ya que elimina la suciedad sin mucho esfuerzo, eliminando también las bacterias, gérmenes, hongos y ácaros de las superficies. El vaporizador también es famoso por limpiar la ropa y deshacerse del olor a almacenado o cualquier otro olor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí