Lo que no sabías sobre la misión Apolo 11 a la Luna

0
792

El día 20 de julio se cumplen 50 años de una huella histórica, la que dejó el hombre en la Luna por primera vez. Después de un viaje de 4 días, el módulo lunar Apolo 11 se posó sobre la Luna y el astronauta de la NASA Neil Armstrong fue el primer hombre en poner un pie sobre nuestro único satélite natural. A continuación, lo haría su compañero Buzz Aldrin.

Todos celebramos la fecha del 20 de julio de 1969, pero en realidad Neil Armstrong pisó la Luna por primera vez el 21 de julio de 1969 a las 2.56 horas (universal), aunque siguiera siendo el 20 de julio en todas las zonas horarias de los EEUU.

Si bien nunca hubo un fallo de despegue en el confiable cohete Saturno V, los ingenieros de la NASA tenían temor a una posible explosión en el momento del lanzamiento. Por esa razón, los espectadores VIP que asistieron a Cabo Cañaveral fueron ubicados a 5,6 kilómetros de la plataforma de despegue.

En su viaje de regreso a la Tierra, los astronautas ya seguros en el módulo de comando se quitaron los cascos y comenzaron a notar un fuerte olor nauseabundo en la cápsula espacial. Era el polvo lunar que habían traído en sus botas y trajes, que desprendía un olor intenso y muy desagradable que les recordaba al de la pólvora.

Armstrong y Aldrin tenían expresas instrucciones de no cerrar la puerta o escotilla del Apolo 11. La debieron dejar entrecerrada ya que no contaba con una manija en su parte exterior.

La misión espacial volvió a la Tierra 22,5 kilos de roca y muestras de suelo lunares.

El astronauta Buzz Aldrin era presbiteriano y pidió permiso a su iglesia para consagrarse a sí mismo una comunión al alunizar. Aldrin llevó un pequeño kit religioso compuesto por una hostia y un poco de vino. Comulgó con ellos poco después de aterrizar y decir unas palabras.

Unas 600 millones de personas siguieron en directo el alunizaje de la misión espacial Apolo 11 sólo a través de la televisión. La cifra fue récord de audiencia absoluto durante 12 años. La marca fue quebrada en 1981 con motivo de la boda de la Princesa Diana de Gales con el príncipe Carlos.

La bandera de la misión Apolo 11 ya no ondea en la luna: los astronautas la colocaron demasiado cerca del módulo lunar, que la tiró al suelo cuando sus motores se encendieron para abandonar la superficie lunar. Sí quedan otras cinco banderas estadounidenses de pie, pero esas banderas ya no tienen barras y estrellas, como luce la estadounidense: el paso del tiempo, el frío y la radiación ya las destiñeron por completo hasta volverlas de color blanco.

Entre los efectos que los astronautas dejaron en la Luna se encuentran la bandera americana caída en el suelo, otra bandera perteneciente a la misión de Apolo I, una rama de olivo de oro, un disco con declaraciones de los presidentes Eisenhower, Kennedy, Johnson y Nixon, así como mensajes de líderes de otros 73 países más una lista de los líderes del congreso de EEUU, de miembros de los comités de las cámaras y Senado relacionados con la NASA. Finalmente, una placa firmada por el presidente Nixon y los astronautas en la que se podía leer: «Aquí, unos hombres procedentes del planeta Tierra, pisaron por primera vez la Luna en Julio de 1969 D.C. Vinimos en son de paz en nombre de toda la humanidad».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí