Lo que no sabías sobre Lisboa

0
66

Lisboa es la capital de Portugal y de eso no tenemos duda pero ¿sabías que nunca ha sido declarada oficialmente como tal? A diferencia de otras ciudades europeas, no existe un documento que atestigüe la capitalidad de la ciudad de las Siete Colinas.

Lisboa es una de las ciudades más antiguas del mundo y la más longeva de Europa occidental, donde gana por unos cuantos siglos a París, Londres o a la propia Roma.

Los icónicos tranvías que desde principios del siglo XX recorren Lisboa fueron adquiridos en los Estados Unidos. Debido a su origen eran conocidos como “los americanos”.

El puente Vasco da Gama, inaugurado en 1998 , se lanza sobre el Atlántico con sus 17’2 kilómetros de longitud. Esta proeza arquitectonica ostenta, además, el curioso récord de haber acogido el mayor número de comensales sentados durante un comida (una contundente feijoada) : nada más y nada menos que 15.000 personas que, además, tuvieron el privilegio de asistir a la inauguración del mismo.

La revista Traveler’s Digest situó en 2012 la ciudad de Lisboa como la cuarta ciudad del mundo en número de hombres atractivos (detrás de Ámsterdam, Nueva York y Estocolmo) . Nada como darse una vuelta por esta preciosa ciudad para comprobarlo de primera mano.

Se dice que sólo cinco personas conocen el secreto de la receta de los famosos pastéis de Belém de la Antiga Confeitaria de Belém. Desde 1837, cuando un monje del Monasterio de los Jerónimos transmitió el señuelo a los dueños la Antiga Confeitaria, sus pasteles de nata son considerados casi una obra de arte. Se rumorea que sólo cinco afortunados conocen el preciado secreto. Éstas no pueden viajar juntas en avión o en coche: pocas son las precauciones para preservar uno de los tesoros mejores guardados de la confitería portuguesa.

Son escurridizas, imposibles si quieres llevar tacones, pero la llamada calzada portuguesa es una de las características más únicas y diferenciadoras de la ciudad. Los encargados de realizar estas verdaderas maravillas son los calceteiros , magos de la piedra que ejecutan su oficio desde hace más de dos siglos. ¿Una curiosidad? En los años 30 la cámara municipal de Lisboa contaba con algo más de 400 calceteiros. Hoy sólo cuenta con un escuadrón de 18.

No consta en el libro Guinness de los récords pero no cabe duda que la Livraria Simão es la más pequeña de Portugal y no nos extrañaría que del mundo entero. Con sus 3.8 m2, en la minúscula (esa es la palabra adecuada) librería no cabe al mismo tiempo su dueño (el joven Simâo) ni el cliente de turno. Su diminuto tamaño no implica que la oferta literaria sea limitada, al contrario: aquí te esperan 4000 libros donde podrás encontrar joyas literarias de autores portugueses y alguna rareza, como una primera edición de un libro de Rimbaud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here