Lourdes de Goncalves: “El deporte enseña muchos valores a la juventud”

Sus padres nacieron en la Isla de Madeira: su papá en Funchal y su mamá en Os Canhas

0
1678

La comunidad lusa se ha convertido en un pilar importante de la sociedad venezolana desde hace muchos años. Se distinguió como una clase trabajadora, que echó raíces en este país y muchos de sus descendientes han llegado a lugares relevantes. Lourdes de Goncalves, presidenta de la Federación de Deportes Acuáticos, es uno de esos casos. Inclusive, el pasado año ganó el premio como dirigente del año que otorga el Círculo de Periodistas Deportivos.

Nació en Caracas el 31 de julio de 1956, en la Maternidad Concepción Palacios. Su papá de Funchal y su mamá de Os Canhas. Estuvo en Portugal cuando tenía cinco años y no ha vuelto desde aquel entonces. “Me críe en la parroquia Antimano, donde hice la primaria. La secundaria la hice en el Colegio San José de Tarbes y llegué a la urbanización El Paraíso cuando me casé”, dijo.

Está casada de hace más de 20 años. Su esposo es de San Martinho, quien es comerciante. “Tengo dos hijos (Jonathan y Sheila). El varón está estudiando un postgrado en la Universidad de Porto, en Portugal. Mientras que, mi hija se graduó como Licenciada en Educación y trabaja con los Jesuitas”, comentó. Asimismo, su familia ha crecido. “Tengo una nieta de tres años. Es muy despierta y es la luz de mis ojos. Me fastidia la paciencia gratamente, a cada rato”, agregó.

Aunado a eso, es ingeniera química graduada en la Universidad Central de Venezuela. “Ejercí seis años en una empresa de tratamiento de aguas residuales. Fue una experiencia muy bonita. Cuando la compañía cerró, me fui a la casa y me dediqué a ser mamá”, apuntó.

El deporte lo vive de cerca desde hace mucho tiempo. “Estando como ama de casa, comencé a llevar a los niños al deporte. Cuando me di cuenta, estaba atrapada aquí (en las instalaciones del IND). El primer deporte que practicó mi hijo, como buen hijo de portugués, fue el fútbol. Lo llevamos a la escuela del Marítimo, que funcionaba en el Brígido Iriarte. Pero, no le gustó mucho porque le daban patadas. Entonces, a los dos me los traje para el IND. Comenzaron a nadar en el Centro Portugués, donde éramos socios. Aquí estuvieron los muchachos hasta que la universidad los absorbió”, explicó.

Siempre ha creído que la natación es el deporte más completo. “Pensaba también en el tema de la supervivencia en las piscinas y las playas. Entonces, los metí en la natación que es un deporte completo, es individual y tiene un ambiente sano. El estatus era más o menos el que uno tenía. Pensé que podían hacer carrera y de hecho, lo hicieron. La natación y el deporte en general enseñan muchos valores a la juventud. Otra cosa que influyó es que las instalaciones del IND estaban cerca de la casa y no debía trasladarme de mi casa para acá”, expuso.

Su llegada a la Federación de Deportes Acuáticos fue paulatina y ya está en la mitad del tercer período como presidenta del ente. “Empecé a ir a las piscinas con los muchachos. Entonces en el club, uno empieza a colaborar con el club e ir a las competencias. Si necesitaban a alguien que manejara el cronómetro, yo misma era. Me pidieron la colaboración en unas elecciones para dictaminar quien sería el presidente, accedí. Luego, pasé a la Asociación del Estado. Después, me llamó la que era presidenta de Feveda en aquel momento para que la ayudara y entré en la Federación”, relató.

A pesar de que sus hijos ya no practican la disciplina, ella se mantuvo ahí. “Esta es una pasión que atrapa a muchos papás. Mis hijos se fueron y me quedé trabajando para los otros hijos. Es una tarea de construir y uno debe poner el granito de arena en lo que el país necesita. Si esa fue mi misión, la estoy cumpliendo. Es una tarea ardua formar atletas y que consigan sus objetivos”, expresó.

Quedan muchas cosas por optimizar. ““Nuestra oficina de nosotros es pequeña. Con el problema de los damnificados, nos mudaron de nuestra oficina para otra. La anterior era más grande. Aquí hay que mejorar la infraestructura deportiva. Mientras tengamos todas las piscinas operativas, los equipos tengan sus equipos multidisciplinarios y el presupuesto para luchar contra los grandes, vamos a seguir mejorando. El problema no es con los atletas que están afuera, el problema es con nuestra propia infraestructura. Hay varias piscinas paradas porque no compraron los elementos para el mantenimiento, por ejemplo el cloro. No tuvieron la previsión para comprarlo en diciembre y ahora las empresas están paradas. Las piscinas privadas sí están funcionando; las públicas, no; que es dónde va el pueblo y la gente que no tiene muchos recursos para comprar una acción en un club”, manifestó.

Se le infla el pecho cuando escucha los nombres de los nadadores que están lejos de nuestras fronteras. “Es un orgullo que un venezolano triunfe en el exterior y decida irse para afuera a seguir preparándose, no es fácil estar afuera. Les duele estar lejos de su familia, comprarse sus cosas, cocinarse sus alimentos. Ese sacrificio es altamente loable. Solo por poder representar dignamente a su país. Yo quisiera que todos se prepararan aquí pero no tengo todas las herramientas, sobre todo si son atletas con mucho talento”, dijo.

Las costumbres portuguesas son fundamentales en el hogar. “La comida siempre se ha mantenido, el bacalao es esencial, la torta negra en diciembre, en mi casa se hace el pernil, no puede faltar el milo. Tratamos de mantener eso. Bueno, por todos lados de la casa está la Virgen de Fátima”, finalizó.

Artículo anteriorEl silencio de los buenos
Artículo siguienteRafael Betancourt vestirá la camisa de Colorado
Egresado como Bachiller del Colegio Fray Luis de León y TSU en Administración del Instituto Universitario de Tecnología Venezuela. Actualmente cursa el décimo trimestre de Comunicación Social en la Universidad Católica Santa Rosa, siendo coordinador de fútbol del portal informativo “Pantalla Deportiva”. Fue conductor del programa “La Grada” en TNO Radio y formó parte del staff de la web “Huella Deportiva”. Forma parte del equipo de periodistas del CORREIO da Venezuela desde agosto de 2014. Se declara un apasionado por los deportes; gusto que alterna con el cine, el teatro, la música y la lectura, entre otras cosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí