Luso-descendientes cantan a quienes se encuentran lejos de su hogar en Navidad

Cori Adrianza estrenó un nuevo sencillo junto a su hermano José. El videoclip del tema superó las ocho mil visualizaciones durante los tres primeros días de exposición en YouTube

0
113

La Navidad es tiempo de solidaridad, de unión y de familia, pero también es un momento propicio para extrañar a los seres queridos que por una u otra razón no se encuentran cerca. Es bajo esta premisa que la joven luso-descendiente Cori Adrianza, acompañada por su hermano José Adrianza, lanzó al mercado esta semana su nuevo sencillo promocional “Luces de Navidad”, en una clara referencia a quienes emigran y sienten “saudades” de aquellas fiestas decembrinas en el seno de quienes se ama.

Venida de una familia de emigrantes provenientes de las localidades de Funchal y Calheta, en Madeira, la joven luso-venezolana ha vivido en carne propia el proceso migratorio al establecerse en Miami, Estados Unidos, desde donde ha venido trabajando arduamente en su carrera musical con la finalidad de proyectarse a todos los rincones del planeta.
“Hace nueve años nos tocó dejar nuestro país. Desde entonces, nuestras navidades pasaron a celebrarse un poco distinto. Es por eso que hace tres años, sentimos la necesidad de plasmar todos estos sentimientos y convertirlos en canción. Hoy estamos muy contentos de poder compartirlas con el público. Esperamos que la sientan tanto como nosotros” comienza por explicar Cori Adrianza.
“Esta canción la escribimos un 23 de diciembre, en plena pandemia. Surgió en la sala de mi casa, con mi hermano, una guitarra, un cuaderno, un lápiz y muchas lágrimas de por medio. Toco comenzó hablando de todas las cosas que extrañábamos de las navidades, todos los recuerdos, la comida, etc. La letra y melodía fueron surgiendo simultáneamente mientras hablábamos. Creo que es una de esas canciones que he escrito más rápido en mi vida, ya que fluyó demasiado. Teníamos muchas cosas que decir… Y si a eso le sumas la complicidad y sinergia que tengo con mi hermano, ¡uf! ¡todo muy bello! Luego entramos al estudio con José Miguel y la convirtió en magia. El resto es historia” argumentó la joven cantante.
Detrás de la letra del tema promocional, se esconden cientos de recuerdos y vivencias de los hermanos, de numerosas festividades junto a sus abuelos, padres y demás familiares. “Cuando éramos niños, para nosotros la Navidad significaba compartir en familia, cocinar, cantar, bailar, jugar… Estar rodeados de nuestros primos haciendo travesuras, con nuestros padres y tíos tratando de controlarnos con sutiles regaños… Muy sutiles porque al final es Navidad” dijo Cori, agregando que las fiestas decembrinas también eran sinónimo de las “caimaneras”, una tradición que en otrora época impulsó su abuelo con sus hijos. “Juegos de futbolito y pelotica de goma hasta ya no poder más. No hay mejor manera de empezar las fiestas” afirma la joven.
Siendo emigrante, Cori Adrianza guarda con especial cariño en su corazón la visita al Santuario de la Virgen de Fátima, o escuchar el “borda borda” (Bailinho da Madeira) en las ruinas de la casa de su abuela en Calheta; tema que nunca faltaba en sus navidades familiares. Recuerdos similares a los de su hermano José, amante de la carne vinha d’alho, las espetadas y los pregos; aromas que mantienen vivos en su rutina, como manda la tradición familiar.

Por: Aleixo Vieira / Sergio Ferreira

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí